LOS BARONES DEL ORO, EL COBRE Y LA PLATA DOBLEGARON AL GOBIERNO DE ZACATECAS - El Nopal
1398
post-template-default,single,single-post,postid-1398,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

LOS BARONES DEL ORO, EL COBRE Y LA PLATA DOBLEGARON AL GOBIERNO DE ZACATECAS

LOS BARONES DEL ORO, EL COBRE Y LA PLATA DOBLEGARON AL GOBIERNO DE ZACATECAS
R.R Ruíz G.
Universidad Autónoma Chapingo

Con el permiso de ustedes esta será una colaboración breve en extremo, porque ya se ha dicho tanto sobre la cuestión de la Megaminería en Zacatecas, sus consecuencias y el papel que para ello juegan los poderes fácticos, que hasta uno mismo llega a cansarse de seguir repitiendo.
Y sin embargo seguiremos insistiendo en que la Megaminería, vista a mediano y largo plazos resultará en una verdadera tragedia para miles de personas, en millones de hectáreas, y se enfrentarán daños al entorno ecológico y social irreversibles, esto es, ¡durarán por siempre!
Con relación al título de esta colaboración, quiero dejar asentado que cuando me refiero a los barones del oro, el cobre y la plata, se trata de personas con nombres y apellidos que, gracias a las reformas estructurales del Salinato y del Peñato, son dueños, mediante las concesiones obtenidas, de millones de hectáreas para extraer oro, plata, cobre y muchos otros materiales metálicos y no metálicos que demanda la industria moderna.
Estos barones, que son: Carlos Slim Helú, dueño de Grupo Frisco con aprovechamientos mineros por ahora en Providencia-Salaverna, en Mazapil y en la minera El Coronel en Luis Moya-Ojo Caliente; otro de los barones es Alberto Bailleres, dueño del Grupo Peñoles/ Fresnillo PLC, millonario a quien su amigo Peña Nieto le concedió en su momento la Medalla Belisario Domínguez por su gran contribución al desarrollo de valores ya la creación de negocios. Este personaje tan “distinguido” continúa aprovechando la riqueza de plata existente en Fresnillo, minera que es la segunda más importante a nivel mundial. El otro barón es Germán Larrea Velazco, dueño del Grupo México y muy conocido por los daños ambientales y humanos que han causado sus aprovechamientos mineros, lo mismo en Sonora que en Coahuila y en Zacatecas.
Bueno, pues estos barones de la minería, en conjunto con la Gold Corp. Inc., en menos de cinco meses le han puesto una paliza al Gobernador de Zacatecas, el contador Alejandro Tello Cristerna y lo han obligado a realizar dos acciones igualmente condenables por las repercusiones políticas, económicas y ecológicas que tendrán a corto, mediano y largo plazos:
1. Cancelar la creación del A.N.P. de la Reservas de la Biosfera del Semidesierto Árido de Zacatecas con el que se protegerían más de 2 millones de hectáreas.
2. Recular en el llamado impuesto ecológico con el que pretendía gravar a las mineras; esto en razón de que su decreto gubernativo deja “chimuela” su iniciativa original. El colmo será que de plano elimine ese impuesto debido a las presiones y ofertas que está recibiendo por parte de las mineras según su mismo dicho.
Lo grave es que se está quedando solo porque le falta un verdadero equipo de políticos que sepan operar las situaciones más delicadas, por más que los presidentes municipales hagan declaraciones en su favor. Lo peor en este momento sería que la federación de plano lo abandone a su suerte y permita que esos barones de la minería y otros rubros le propinen otro golpe aún mayor al C. Gobernador y queden como caricatura sus dichos, declaraciones, iniciativas y decretos. Entonces sí, se habría desvalorizado con mucha antelación el poder del C. Gobernador. Esperemos que no suceda esto.
Esto lo sabremos muy pronto.
El panorama no augura nada bueno, la belicosidad del CLUSMIN y de la Federación Mexicana de Minería Sustentable A.C., mostrada el pasado miércoles 8 de los corrientes en la Jornada Zacatecas y en la versión nacional del mismo medio informativo, amenaza con sepultar las “buenas intenciones” del C. Gobernador.
Ni modo, los potentados nunca han hecho nada en favor de la “justicia social”, discurso con el que el Tellismo pretende ablandarles el corazón-como si lo tuvieran-a los dueños de la minería nacional e internacional, ¿Por qué habrían de hacerlo ahora?
Lo que tenemos y debemos hacer es empoderar a las comunidades, a los municipios, a la gente, de las zonas mineras para que defiendan sus territorios y no se dejen engañar con falsas promesas de desarrollo. Seguir confiando en los políticos y en los barones del dinero está demostrado que es un fracaso, siempre lo ha sido.
Le seguimos…
¡Muchas gracias, Señor Director de El Nopal!.

Sin comentarios

Publicar un comentario