Skip to main content
4 MILLONES, CINCO MUERTES
Ricardo Monreal Ávila
Cada campaña tiene su historia de corrupción. Básicamente son historias de dinero ilegal. Es decir, dinero no reportado que se usa para desnivelar la cancha de juego a favor de quien lo introduce a la competencia.
En esta ocasión tenemos dos casos representativos: Eva Cadena, candidata de MORENA a la presidencia municipal de las Choapas, quien fue grabada recibiendo 500 mil pesos en efectivo y el asalto a unas oficinas del PRI en Ciudad Neza, para robar cuatro millones de pesos en efectivo, dinero con el cual se iba  pagar la quincena a los promotores electorales del partido dominantes.
Por la gravedad e implicaciones del caso, nos vamos a centrar en este último.
El pasado 5 de mayo, en la colonia La Perla, de Ciudad Nezahualcóyotl, un comando de cuatro personas ingresó a unas oficinas de gestoría del PRI para robar una fuerte cantidad de dinero que allí se encontraba.
Ese día, desde temprana hora, una fila de promotores del voto del PRI formaron una fila en la banqueta para recibir el pago correspondiente.
El asalto a las oficinas tuvo un fina trágico: tres policías y dos civiles fueron asesinados por el comando, cuando se trató de impedir el atraco.
El PRI buscó minimizar desde el primer momento ese acontecimiento, diciendo que en el lugar no se repartía dinero sino cursos de capacitación electoral.
Nadie lo creyó, porque en la colonia la Perla muchos vecinos sabían que allí se repartía dinero para la campaña de Del Mazo.
Los reportes de la policía municipal confirmaron esa versión y hasta cuantificaron la cantidad por robar: cuatro millones de pesos.
Desde entonces, hubo una serie de acciones para borrar y desaparecer todo vestigio de este financiamiento ilícito e irregular a la campaña del PRI.
La procuraduría del estado atrajo la investigación, relevaron a la policía municipal de este caso, confiscaron los primeros reportes del asalto, y hasta a los testigos del atentado se los llevaron.
Hoy está saliendo a flote la verdad y se confirma que allí había dinero ilegal, de origen desconocido, destinado a beneficiar la campaña del PRI y a su candidato a la gubernatura.
Este acontecimiento debe ser investigado, en primer lugar, por la Fiscalía Especial para Delitos Electorales, pero también por la unidad de inteligencia financiera y demás instancias que investigan el lavado de dinero.
Los cuatro millones de pesos son ocho veces los 500 mil pesos por los que se va a proceder en contra de Eva Cadena, la candidata de Morena al municipio de las Choapas, en Veracruz.
Las campañas en el Estado de México son famosas por la cantidad de dinero en efectivo que se involucra para la promoción, compra e inducción del voto.
También por las cantidades estratosféricas de recursos que se pagan a través de monederos electrónicos.
En el 2012, durante la contienda presidencial, en el Estado de México se repartieron miles de tarjetas electrónicas para la compra de artículos en las tiendas Soriana y miles de tarjetas de débito Monex para pagar la movilización electoral.
Como todas estas tarjetas dejan huella y rastro electrónico, hoy decidieron hacerlo a la antigüita, con cañonazos en efectivo. Sólo que la delincuencia se les adelantó y buscó ganarse cuatro millones de pesos y mil años de perdón.
No obstante ello, la compra del voto, la entrega de apoyos oficiales y la intromisión del gabinete federal y estatal está a todo lo que da en el Estado de México. De manera especial, en la zona oriente del Valles de México, donde se concentra el grueso del electorado mexiquense y, también, donde se encuentra el voto a favor de MORENA y de su candidata, Delfina Gómez.
Lo acontecido en la colonia la Perla, es sólo la punta de una madeja más larga y extensa.
Ya costó la vida de cinco personas. El próximo 4 de junio, estas practicas ilegales pueden costarle el futuro a la ciudadanía y a la democracia del estado de México.
Tener un control claro y estricto de las fuentes de financiamiento de los partidos es prioritario para mejorar la calidad de nuestra democracia.
Hay estudios que muestran que el dinero negro o no reportado que usan los partidos políticos mayores (PRI, PAN y PRD básicamente) en sus campañas, es de dos a cuatro veces más de lo que oficialmente se reporta.
Mientras eso no se corrija, nuestra democracia seguirá siendo muy cuestionable y, peor aún, se convertirá en el cristal roto por el cual puede entrar el dinero sucio para terminar controlando no regiones ni territorios, como ya sucede, sino todo el país y el Estado mexicano mismo.
No permitamos que esto suceda.
ricardomonreala@yahoo.com.mx
Twitter: @ricardomonreala

Leave a Reply