LA HORCA DEL PRI - El Nopal
2812
post-template-default,single,single-post,postid-2812,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

LA HORCA DEL PRI

LA HORCA DEL PRI
Saúl Monreal Ávila

Aun está fresca en la mente la fotografía de inicios de la administración priísta de Peña Nieto, fotografía que el año pasado se diera a conocer nuevamente al estar presentes los 19 gobernadores priistas de ese momento, ahora algunos bajo los reflectores por los desvíos de recursos, y otros francamente tras las rejas, como Cesar Duarte, quien desvió con la ayuda de su esposa Karime Macías alrededor de 60 mil millones de pesos a través de empresas fantasmas, aunque la PGR afirma que “sólo” fueron 223 millones, y otros como el panista Rafael Moreno Valle con su traje impecable y sonrisa actuada, pero que al final de su mandato solo dejo como sello distintivo opacidad, represión, deuda y corrupción. Moreno Valle y el congreso local aprobaron en su momento la cuestionada “Ley Bala”, hace algunos años. Y aun mas allá, los 19 están señalados por presuntos latrocinios, incluso, a esta fotografía se le tituló: “El cartel de la corrupción”.
Y a estas alturas de las postrimerías del periodo de este cartel de la corrupción priista, de los 32 gobernadores que han administrado el país a la par de Enrique Peña Nieto, sólo entre los 22 que son priístas han desviado alrededor de 258 mil 829 millones 185 mil pesos de los recursos públicos, de acuerdo con datos de denuncias penales y la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Hasta el momento, mediados de agosto, sólo cinco de ellos han sido detenidos o tienen orden de aprehensión y cuatro más han sido denunciados ante la Procuraduría General de la República (PGR).
Pareciera con esto que ya hemos visto todo lo que se podía ver en cuanto a la corrupción, que ha sido el sello distintivo del PRI. Sin embargo, el vetusto régimen oligárquico no deja de sorprendernos, saliendo a la luz pública desde Brasil algo que sospechábamos y que se venía ventilando de manera extraoficial, los aportes de empresas extranjeras a la campaña de Peña Nieto en el 2012.
Acusan bajo juramento y por separado tres de los altos funcionarios de Odebrecht ya detenidos en Brasil a Emilio Lozoya Austin, (director general de Pemex? de 2012 a 2016) de haber sido el principal gestor de sobornos en México. Lozoya pidió a altos ejecutivos de la compañía brasilera Odebrecht, que del banco austriaco adquirido por esta empresa petrolera en la isla de Antigua para lavar la cantidad de sobornos entregados a sujetos claves de varios países incluyendo México, le enviaran millonarios depósitos a una cuenta en las islas Vírgenes a nombre de la empresa fachada Latin American Asia Capital Holdings, asegurando que este funcionario priista recibió más de 10 millones de dólares en sobornos. En aquel entonces, Odebrecht ya había asentado su central mexicana en la Veracruz de Javier Duarte.
El asunto detona en nuestro país cuando periodistas mexicanos y organismos civiles como: “Mexicanos contra la corrupción y la impunidad” presentan la relación de los depósitos bancarios pedidos por Lozoya, quien movía el aspecto financiero y relaciones internacionales de la campaña presidencial 2012 de Peña Nieto. Fueron siete los depósitos comprobados—sobornos—que  fueron transferidos justo después que arrancó la campaña presidencial 2012 en Abril, concluyendo antes de la elección en Julio 2 de 2012.  Montos depositados en cuenta de aquel paraíso fiscal en el Caribe, antes y después de que Emilio Lozoya hubiese sido nombrado por Peña la cabeza de Pemex.
Las tentaciones para intentar desviar la atención de esta cloaca hedionda a corrupción y bloquear la investigación son muy fuertes y están muy presentes, Raúl Cervantes, procurador de justicia, y Lozoya Austin, fueron colegas y muy cercanos colaboradores de Peña Nieto durante su campaña 2012. Este se reunió secretamente en Querétaro en Noviembre del 2012 con Marcelo Obredecht, según información que acaba de trascender desde Brasil. Al mismo tiempo que esto sucedía, entraba uno de los depósitos a la cuenta de Latin American Asia Holdings en el paraíso fiscal.
Incluso, Peña Nieto, aún como gobernador del Estado de México, viajó a Brasil a reunirse con Marcelo Odebrecht, y posteriormente lo recibe en Los Pinos ya como presidente, poco antes de ser detenido por la justicia brasileña. Y también Fidel Herrera y luego Javier Duarte, visitaron Brasil para reunirse con Odebrecht. Como resultado, un jugoso puño de contratos de Pemex que logró el brasileño como respuesta de los sobornos. Especialmente en Veracruz, donde se encuentra su mayor inversión. En Poza Rica, una empresa fantasma ligada por prestanombres a Duarte de Ochoa, recibió más sobornos.
No solo Lozoya, Duarte, Padres, o hasta Borges. El mismo Peña Nieto y bajando hasta muchos más actores secundarios de esta trama podrían ir a la cárcel si la PGR hiciera la investigación a fondo y ejerciera la justicia. Habrá que averiguar si es cierto—o por qué razón– la fiscalía brasileña no le manda–según alega la PGR–los documentos relevantes e incriminatorios contra los funcionarios priistas Mexicanos.
Pareciera que es tan grave el asunto de las aportaciones para la campaña presidencial 2012 (que igual actuó en otros países donde si hay serias consecuencias) de esta empresa brasileña pillada funcionando en la ilegalidad, que el amigo de EPN y de Lozoya, el fiscal general mexicano Raúl Cervantes junto con la PGR, pudieran estar intentando bloquear el proceso e impedir que México conozca la penosa realidad que ya se percibía con anterioridad, (la campaña ya viene e intentan un control de daños).
El PRI, con sus corruptos políticos y funcionarios ya tiene el cuello metido en la horca, parados sobre una urna electoral que puede derribarlos el próximo año, es el temor del régimen, que la sociedad les cobre la factura de todas estas pillerías y raterías, Los mexicanos merecemos un mejor gobierno, honesto y eficaz que defienda los intereses de todos y reconstruya al país, no más de lo mismo, la soga esta puesta en el cuello de los corruptos, no queda más que dar el paso final para que se haga justicia y quede sellado el juicio de la historia.

saulmonrealavila@hotmail.com

Sin comentarios

Publicar un comentario