¿MORENA, RECTIFICARA O SEGUIRA ADELANTE AL DESASTRE? - El Nopal
2877
post-template-default,single,single-post,postid-2877,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

¿MORENA, RECTIFICARA O SEGUIRA ADELANTE AL DESASTRE?

¿MORENA, RECTIFICARA O SEGUIRA ADELANTE AL DESASTRE?
Saúl Monreal Ávila

Nada ni nadie pudo, ni medios de comunicación, ni militantes, ni la opinión pública, solo los señalamientos de Ricardo Monreal, lograron que la dirigencia de MORENA ofreciera algunos datos sobre el ejercicio de encuesta que se realizó para elegirla como Coordinadora de Trabajos de Organización en la Ciudad de México, antesala a la candidatura como gobernante de la Cd de México en el proceso electoral 2018, por iniciar en pocos días, apertura forzada en la que los pocos datos que se revelaron solo arrojaron más cuestionamientos que respuestas a un resultado por demas sin sentido e inesperado.
Y es que los resultados a favor de Claudia Sheinbaum no cuadran con los que ya muchos habían mostrado, sin embargo, la misma encuesta muestra algunos datos que debemos considerar, en primer lugar, de los 1311 encuestados, el 22% (288 personas) respondió que ninguno de los candidatos le satisfacía mientras que el 37.3% (489 personas)  no respondió o dijo que no conoce a los candidatos, por lo que apenas participó el 40.7% (577), es decir, solo 734 personas participaron efectivamente, y de ellas, solo 324 (El 24.7%) declararon conocer a la Doctora Claudia Sheinbaum, y de las que la conocen, solo 140 personas la elegirían, en tanto, de ellas mismas que declaran conocerla, 128 no votarían por ella (El 9.8%). Resultados obtenidos con un simple ejercicio aritmético a  través de los detalles recién revelados en esta encuesta
Y más allá de que el universo de los encuestados es muy pequeño, minando su representatividad y menos aún la cantidad de quienes afirman votarían por Sheinbaum (Mucho menos que una asamblea de padres de familia en una escuela primaria de tamaño mediano) hubo otros factores como el conocimiento del personaje -Martí es el más conocido- y de intención de voto: Sheinbaum (10.7%), Batres (10.4%) y Monreal (9.7%), esos porcentajes están dentro del margen de error en empate técnico, y además, aún no se sabe en dónde y con que criterio se eligieron las ubicaciones donde fueron aplicadas esas encuestas y por quién.
Entonces: ¿Cómo entender que la candidatura de quien sería el abanderado para gobernar una ciudad de 9.5 millones de personas como la Cd de México, es decidida por una encuesta donde votaron efectivamente a favor solo 140 encuestados abordados presuntamente de manera aleatoria? ¿Y como entender una definición así de un partido cuando los resultados en general solo muestran una diferencia de alrededor de un punto porcentual, mucho menor que un margen de error normal? Es decir, estan en cerrado empate técnico.
Y lo peor, ¿Es posible que el partido que se asume como la primera fuerza política de una Cd como la de México, tenga como resultado que del 100% de encuestados, el 59.3%, casi las dos terceras partes, no conocen a los candidatos de la terna propuesta? No es de ninguna manera creíble, queremos pensar en una enorme falla técnica y de criterios del ejercicio de encuesta, ya que en infinidad de ejercicios similares realizados por medios de comunicación y casas encuestadoras, Ricardo Monreal y Martí Batres tienen un nivel de reconocimiento muy arriba del 90% muchísimo por encima de Claudia Sheinbaum, sin restarle sus méritos de ninguna manera. No es posible con estos elementos normar un criterio de elección de una candidatura, grande o pequeña, por supuesto, de acuerdo a las reglas previamente emitidas para este método.
Se señaló, incluso por la misma candidata electa por este procedimiento en un programa de TV, que el fiel de la balanza a su favor fue la cantidad de negativos que Ricardo Monreal tuvo en este ejercicio, sin embargo, si nos remitimos al procedimiento donde el mismo Andres Manuel Lopez Obrador fue electo en los primeros días de enero del 2012, por la coalición de partidos “Frente Progresista” que lo postulo, y se hubieran aplicado los mismos criterios, nunca hubiera sido, y seguramente tampoco sería ahora el candidato, por la cantidad de negativos que se acumularon en la batería de preguntas a los encuestados.
Y esto no es un asunto de culpas contra Sheinbaum quien resulto favorecida por este ejercicio, el problema es que este asunto arroja serias dudas de los procedimientos, responsabilidad de la empequeñecida Comisión Política y de la Comisión de elecciones de MORENA, poniendo en entredicho la legitimidad de un proceso o procedimiento de elección, clave no sólo en la Ciudad de México sino para todo el país, y más cuando el próximo año, se tienen todas las posibilidades de cristalizar el gran cambio, Somos más quienes lo queremos, no creemos la política de aceptar migajas del pastel del poder, queremos todo el poder para transformar nuestro país en beneficio de todos, no solo de unos cuantos.
Esto es una cuestión de Dignidad y de Lealtad y más que ninguna otra cosa, la a los principios, como así ha sido siempre la carrera política de Ricardo Monreal, quien siempre ha sido fiel a ellos, la responsabilidad, compromiso, respeto, honestidad, confianza, gratitud, disciplina, justicia, principios que nos dejó de herencia nuestro señor padre y que han hecho valer y brillar como a pocos a Ricardo en su vida personal y política, y que en este momento crítico, habrán de conducirlo a tomar la mejor decisión ante este oscuro y desaseado procedimiento de elección, de lo que poco podemos agregar más allá de todo lo que se ha dicho y analizado. A estas alturas es vox populi todo ello. La decisión esta en terreno de MORENA, ¿Corregirá el rumbo o seguirá adelante a pesar de la evidente suciedad y manoseo al procedimiento de elección socavando su credibilidad? Creemos no tardaremos en saberlo.

saulmonrealavila@hotmail.com

Sin comentarios

Publicar un comentario