Hablando en Político - El Nopal
2959
post-template-default,single,single-post,postid-2959,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Hablando en Político

Hablando en Político
por Ana Lucía Herrera Navarro

Es bien conocida la expresión “El pez por la boca muere” la cual nos recuerda que tanto para peces como para seres humanos, abrir la boca más de la cuenta o a destiempo puede ser un serio peligro. Y si nos referimos directamente al mundo político, está de más enfatizar que el contenido de un discurso, sea cual sea la ocasión, debe estar minuciosamente cuidado, sobre todo ahora que las redes sociales vigilan todos y cada uno de nuestros movimientos, un discurso te puede hacer o te puede deshacer.

Es por eso que al redactar y al pronunciar un discurso en política, es importante tomar algunos puntos muy en cuenta. Primero que nada, debemos mantener en mente que, dentro de los diferentes tipos de discurso, durante una campaña electoral el discurso debe ser de carácter persuasivo, ya que nuestro principal objetivo es el de convencer a las personas de actuar de la manera que nosotros buscamos: votando por nuestro candidato. Segundo, no es lo mismo hablar frente a un círculo rojo de líderes de opinión, que a un segmento de la población, o hablar a jóvenes que hablarle a adultos. La selección de palabras debe ser concentrada en el tipo de público al que le estamos hablando para asegurarnos que nuestro objetivo se cumpla de manera efectiva. Y tercero, uno de los “plus” que podemos darle a nuestro discurso es el uso metáforas, paradojas, refranes o dichos y repeticiones de palabras o ideas clave dentro de nuestra estrategia para que a la audiencia se le quede el mensaje.

Aunado a esto, no debemos olvidar la importancia de tener una buena estructura conformada por la introducción, el desarrollo y la conclusión, así como algunos ejercicios de dicción previos al pronunciamiento para ser claros y sea más fácil llegar a nuestro objetivo. Si nos aseguramos de cumplir con estas características básicas de un discurso en política, corremos menos riesgo de ser un blanco dentro de los medios de comunicación, y en el peor de los casos, de terminar con nuestra carrera política.

Sin comentarios

Publicar un comentario