¿A DONDE VA EL GOBIERNO “DIFERENTE”? - El Nopal
3015
post-template-default,single,single-post,postid-3015,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

¿A DONDE VA EL GOBIERNO “DIFERENTE”?

¿A DONDE VA EL GOBIERNO “DIFERENTE”?
Saúl Monreal Ávila

La evidenciada incapacidad de los regímenes federal y estatales, para enfrentar de la furia de la naturaleza expresada en huracanes y terremotos, obliga a mirar con ojo crítico hacia nuestra entidad y atestiguar su ya evidente inoperatividad, ahora presente en tiempos de relativa normalidad, si se le puede llamar así, y la obviedad de su incapacidad de enfrentar la inseguridad, de dotar servicios indispensables y de articular de manera creativa algún sello positivo de gobierno y por lo menos con algun nivel de eficacia, y nos preguntamos: ¿Qué sucedería si tuviéramos algun evento catastrófico como los que se han sucedido en el sur del país y el valle de México? Ni pensarlo…
Y es que el mal autodenominado “Gobierno Diferente” solo se diferencia en la recargada y más que vista ineficacia e ineptitud de sus áreas y acciones, lo hemos venido señalando desde hace meses, y los últimos datos que incluso órganos oficiales federales aportan no admiten excusas, según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción Sobre Seguridad Pública (Envipe) 2017.En 2016 en la entidad se registró un incremento en la tasa de víctimas por cada 100 mil habitantes al pasar de 17 mil 635 a 19 mil 158. Así, nos encontramos entre las entidades con peor percepción de inseguridad por parte de sus habitantes. Según el indicador 2017 de la ENVIPE, 84.4 por ciento de los zacatecanos considera que es inseguro vivir en el estado. Es sintomático que el primer año de gobierno del contador Tello, el peor de la historia en este renglón, cierra oficialmente con 636 asesinatos causados por el crimen organizado
La eficacia de este gobierno en cuestión social no anda mucho mejor, Los indicadores económicos y sociales del 2016 en Zacatecas de la Secretaría de Economía, Secretaría del Trabajo y Previsión Social, INEGI, Banco de México y Coneval, revelan un panorama impresionantemente desolador en Zacatecas, se calcula que hay un déficit acumulado de aproximadamente 140 mil empleos; Y de la cantidad marginal que se han creado, los que se han creado, se exponen cifras oficiales evidentemente maquilladas.
El 50% de la población económicamente activa (PEA) gana solo entre 0 y 2 salarios mínimos, hay un subempleo del 35%, el 70% de la población económicamente activa no cuenta con seguridad social, hay más de 900 mil pobres, 280 mil pobres alimentarios, 121 mil jóvenes que no estudian ni trabajan (Ninis), 500 mil analfabetas funcionales, y más desoladores indicadores preliminares para este 2017, que seguramente cuando se den a conocer las cifras de este 2017 el próximo año, ahora si plenamente responsabilidad de la administración “Diferente”, sin nadie a quien culpar, que se perfilan a señalar un empeoramiento generalizado de las condiciones de vida de los Zacatecanos.
Muchos podemos recordar, aquel 30 de enero de este año, cuando en la presentación de su plan estatal de desarrollo 2017 – 2021 dijo: “Este es el comienzo de una nueva etapa, los resultados, “no estamos aquí para improvisar, para solamente administrar y mucho menos para simular”, y tambien afirmo: “Los zacatecanos me inspiran a continuar rompiendo inercias y poner orden en cada una de las áreas de la administración estatal”, precisando que: “A cuatro meses de iniciada su administración, ya hay resultados de las acciones encaminadas a reordenar el gasto, terminar con privilegios, generar presupuestos serios y transparentar a 100 por ciento el ejercicio de los recursos públicos”. Por supuesto, esto antes que se conociera de la partida “Discreta” de 600 millones a repartir en “bonos a la productividad” para todos sus privilegiados, ¿Cuánto se ha cumplido de esto? Lo dejamos a su criterio
Más que ser un “gobierno diferente”, este ha sido el gobierno de las inercias, quisiéramos saber cuáles han sido las inercias que ha roto y los intereses creados que ha remediado, solo vemos que se han manteniendo y premiado las ineptas e incapaces rémoras del alonsismo que llevaron al poder a Tello en secretarias de gobierno y jefaturas que se han mostrado incapaces de responder ya no las expectativas declaradas al inicio, sino simplemente de hacer medianamente bien su trabajo.
Es decir, si en tiempos de relativa tranquilidad, donde solo ha aumentado la inseguridad, en lugar de disminuir, no se ha podido mejorar algun indicador de bienestar social, no se ha podido abatir la corrupción ni aplicar la justicia a los responsables del saqueo generalizado en el sexenio anterior, ¿Cómo resolver alguna crisis por fenómenos naturales?, a los que nuestra entidad no es ajena. Apenas se está reponiendo Valparaíso de la inundación de pasados días, y aún no vemos alguna acción de gobierno significativa para prevenir este riesgo, que en el pasado ya ha causado estragos, como en Tlaltenango, donde se desbordo, con un enorme impacto el arroyo Xaloco, en julio del 2008,  dejando a su paso un saldo de 15 mil damnificados, la mitad de la población de este municipio, por lo menos tres muertos, cinco poblados incomunicados, dos mil viviendas dañadas y 500 vehículos afectados. Además de las sequias recurrentes, y otros fenómenos como sismos en algunas regiones del estado.
Este año el régimen de tello solo ha mostrado una lamentable incapacidad cuasi absoluta para resolver las grandes asignaturas pendientes de Zacatecas, provocando incluso una gran migración de damnificados por la ola de violencia provocada por el actuar del crimen organizado, una verdadera crisis en sí misma, la pobreza y la falta de oportunidades, tambien en condición crítica, ¿Podremos afrontar otra crisis más de las que golpean a las clases populares en sus patrimonios, sus trabajos e incluso sus vidas? Es más que claro que no, que este régimen está atado de manos por sus compromisos de cubrir las pillerías de Miguel Alonso, aferrado al poder a pesar de haber dado su palabra de irse si no podía, y aferrado a sus onerosos privilegios, a pesar de la austeridad aplicada contra el grueso de la población, no estamos en condiciones de afrontar otra crisis más.
Así, este régimen del partido de la corrupción institucional se encamina al despeñadero, al estrado del juicio popular y a hundirse aún más en la ignominia, y con ello a su debacle, y no podemos permitir que con él, se hunda la sociedad, debe irse quien deba de irse.

Sin comentarios

Publicar un comentario