VIAJEROS CHINOS A ZACATECAS: EL PROYECTO QUE NO FUE - El Nopal
3377
post-template-default,single,single-post,postid-3377,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

VIAJEROS CHINOS A ZACATECAS: EL PROYECTO QUE NO FUE

VIAJEROS CHINOS A ZACATECAS: EL PROYECTO QUE NO FUE
JAIME ENRÍQUEZ FÉLIX
El mundo experimenta hoy, la explosión sin precedentes de un nuevo tipo de viajero: el turista chino.  Como lo fueron los japoneses hace 20 años, hoy son los chinos quienes inundan el planeta con su nuevo “estilo” de viajar.  Algunas de las principales razones que originaron este “boom” turístico, son evidentes:
1. El aumento en el ingreso de la población que se traduce en una mayor propensión al gasto turístico. La evolución en la economía china, a partir de 1978, se ve reflejada en el ingreso per capita de sus habitantes. Algunas zonas del país, principalmente aquellas concentradas en la costa Este, cuentan con ingresos suficientes para considerar el turismo como parte sustancial de su vida diaria. El ingreso promedio de aquellos ciudadanos con capacidad de viaje a larga distancia es de mil dólares en las diez regiones de mayor poder adquisitivo en China. Se espera que la economía dé lugar a un crecimiento estable de  8% anual entre 2006 – 2018.
La paridad de poder de compra en China también beneficia la propensión al viaje. Se espera que el  yuan se aprecie gradualmente a la par de monedas internacionales como el dólar o él euro, lo cual resultará benéfico para los viajes a otros países dado que influye directamente en la conversión de divisas para las tarifas de hotel, compras, etc.
2. La sociedad se ha visto envuelta en una serie de cambios a raíz de la apertura económica. Las personas han migrado a los cinturones urbanos en busca de mejores empleos y oportunidades educativas, dando como resultado que el 43 por ciento de la población china sea ya urbana.
Además, ha aparecido la clase media. Este nuevo estrato se compone de pequeños comerciantes y emprendedores industriales. Representa un 5% de la población actual y se espera alcance un 40% en 2020.  Derivado de lo anterior, los gustos de la población están cambiando y por lo tanto, surgen grupos que a largo plazo se convertirán en turistas para destinos de largas distancias. Algunos de éstos ya se mueven en el turismo domestico.
3. Los chinos disponen de más tiempo libre. En 1999, con la introducción de las tres “Golden Weeks” – Festival de Primavera, Día del Trabajo en Mayo y Fiesta Nacional el 1º de Octubre-  el gobierno logro revolucionar el concepto de viajar. El motivo principal era el activar el turismo domestico y de igual forma establecer días oficiales de descanso nacional ligados a las fiestas de mayor relevancia para la sociedad china.
Antes de 1995 los trabajadores tenían 59 días anuales libres; un año después se les otorgó el Sábado como feriado, aumentando la cifra a 111 días anuales sin trabajar. En 1999 al entrar el esquema de “Golden Weeks” se obtuvieron como resultado 114 días legales de descanso.
Sin duda, se logró el cometido de movilizar a la nación, pero las quejas de saturación en destinos y medios de transporte también se hicieron evidentes, poniendo en juego la efectividad de estos largos periodos vacacionales. Después de años de debate, en noviembre de 2007 el gobierno decidió modificar la semana entera que se daba en Mayo a un solo día de celebración, para dar paso a otras festividades nacionales importantes (El Día de Barrer las Tumbas, el Festival de los Barcos Dragón y el Festival de Medio Otoño). Con esta medida evitará el caos de esas temporadas y se establecerá un total de 115 días de descanso anual.
4. Aumento en el número de destinos aprobados. Gradualmente el gobierno ha disminuido las barreras de salida, de cambios de divisas y simplificado los trámites para la obtención de pasaportes. 2003 y 2004  fueron los años donde se observó el mayor número de destinos permitidos, destacando la aprobación de los países de la Unión Europea junto con aquellos destinos importantes de América, figurando México a partir del  2004.
El antecedente del turismo emisor es por lo general, el turismo domestico. Cuando la población puede considerar el turismo como parte del gasto anual de un individuo o familia, primero decide conocer su propio país; para después explorar los destinos fuera del mismo.  Aunque aún existe una desproporción en cuanto a turismo domestico y emisor, se estima que por cada 39 viajeros domésticos, ya uno sale al exterior.  Es un gran cambio, pues en 1994, la relación era de 140 a 1
Las cifras actuales de la China National Tourism Administration (CNTA) revelan que en 2015, el total de salidas al exterior fue de 40.9 millones de chinos, lo que representa un crecimiento del 18% comparado con 2010 (34 millones de turistas). La cifra es alentadora a simple vista, si bien  debemos considerar que casi el 90% de esos viajeros tuvieron como destino final principal los países asiáticos, dejando menos de 4 millones para el resto del mundo.
En cuanto al gasto turístico que representa esta ola de viajeros. En 1995 se encontraba en el número 40 internacionalmente, pero se ha posicionado en el séptimo lugar en 2014. Según The Economist Intelligence Unit (EIU),  los turistas chinos que salieron del país gastaron $ 25 billones de dólares en 2014. Esta alta cifra se debe a que los viajeros suelen gastar gran parte de sus ahorros al salir de vacaciones, por lo que se estima que en 2018 el gasto chino en viajes, alcanzará la nada despreciable cantidad de  $50 billones de dólares. De seguir con este crecimiento estable, se espera que en 2018, China ocupará el segundo lugar en cuanto a gasto turístico mundial, debajo de Estados Unidos, pero superando a Japón.
El censo nacional registra que, en 2016, en la República Popular China habitaban 1.3 billones de personas. Convirtiéndolo en el país con mayor población en el mundo: así que de cada 5 habitantes a nivel mundial, uno de ellos es chino. En cuanto a salidas al extranjero el 3.15% de la población (40.95 millones) viajaron fuera de China Continental en 2017.
El turismo de clase media, como lo considera la oficina china de la materia, proviene  de las tres principales zonas generadoras de turismo (Beijing, Shanghai, Guangzhou) y de las capitales de las provincias. Mientras que el turismo de Alta Contribución, se está constituyendo de jóvenes profesionistas que tienden a seguir los hábitos de los viajeros de occidente; busca distinguirse del “escandaloso, maleducado e ingenuo, culturalmente, turista chino”. Los viajeros chinos presentan características particulares al momento de visitar un país lejano:
Están acostumbrados a visitar “el mayor número de países posibles en un solo viaje”. El factor que origino este movimiento fue la cercanía de los países asiáticos, asimismo, el corto periodo vacacional o de permiso gubernamental que podían obtener anteriormente. Al viajar desean recopilar el mayor número de experiencias posible, para poder volver a China con un cúmulo de fotos e historias que mostrar a sus familiares y amigos.
Una vez que arriban al destino turístico, generalmente dividen su estancia en compras, comidas lujosas, visitas a museos y lugares de interés, parques temáticos y centros de apuestas. .
El turista chino es un ávido comprador. El 90% de ellos incorporan esta acción en sus viajes al exterior, y no sólo son artículos de uso personal, sino también, regalos para llevar a sus familiares y amigos. La justificación del gran volumen de compras (o consumo compulsivo), radica en la necesidad de aumentar su estatus al adquirir artículos de alto valor, los cuales deben ser originarios del destino que visitan. Además se guían en criterios como “economizar en casa, pero llevar suficiente dinero fuera de ella”, es decir, ahorran durante todo un año y al momento de vacacionar no escatiman gasto alguno.
Imaginemos por un momento, un tipo de turista así para México.  ¿Verdad que es oro puro? Las autoridades nacionales –y las zacatecanas también, por cierto- debieran estar buscando ya la manera de atraer a este nuevo viajero, ávido de experiencias, gente amable y muchos lugares para fotografías, además de buenos recuerdos que comprar para inundar China.  Zacatecas los espera con los brazos abiertos.
El gobernador de Zacatecas acaba de regresar de un viaje a China al que le acompañó la plana mayor: empresarios, periodistas y funcionarios. Aún seguimos esperando LOS RESULTADOS, O POR LO MENOS EL RESUMEN DEL VIAJE. ¡Cuánto nos hubiera gustado que trajeran noticias sobre viajeros chinos interesados en conocer a nuestra magnífica entidad!  Unos cuantos cientos de esos muchos millones de chinos que viajan fuera de su país, habría servido para levantar el turismo en Zacatecas y para darnos una perspectiva nueva sobre lo mucho que podemos hacer para atender a viajeros del exterior: escuelas de mandarín, guías con conocimiento del idioma, cadenas bien organizadas de hoteleros, restauranteros, vendedores de artículos de plata, campesinos que ofertaran sus productos para el disfrute de los extranjeros…. La lista de posibilidades es ilimitada. No parece probable, por ahora.

Sin comentarios

Publicar un comentario