US ARMY A LA FRONTERA - El Nopal
3736
post-template-default,single,single-post,postid-3736,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

US ARMY A LA FRONTERA

US ARMY A LA FRONTERA
Jaime Enriquez Felix

Resulta que tienen semanas entrenando: han estudiado el mapa de la frontera que les tocará cuidar, conocen la idiosincrasia de los migrantes –sobre todo de los mexicanos- y han pulido sus armas y sus tácticas de guerra, dispuestos a enfrentar lo que venga.

A la ley que autoriza en Arizona a perseguir y a discriminar a las personas que vivan o transiten por aquella entidad sin poseer papeles que se los permitan expresamente en el vecino país, ahora se suma la nueva presencia que se hará visible a partir de la semana entrante, de miembros de la Guardia Nacional de los Estados Unidos.

Por lo pronto serán 524 soldados que forman parte de primer contingente de un total de mil 200 que se preparan para “salvaguardar” la frontera norteamericana a partir del próximo 30 de agosto. No se les permitirá hacer detenciones en esta primera etapa de su posicionamiento en los límites entre México y los Estados Unidos, pero serán visibles y trabajarán para apoyar a la Patrulla Fronteriza.

Es la primera fase de la militarización de una frontera que es permeable y transparente para las mercancías –que transitan sin aranceles salvo excepciones- y para el transporte de las mismas que, de Estados Unidos y hacia México no tiene restricciones, si bien los camiones mexicanos no han conseguido internarse con la misma permisividad, pues pareciera que de aquel lado las reglas son más duras de lo que son aquí.

250 soldados están en camino a Texas, 224 van a California, 72 más a Nuevo México y un número que rebasa los 300 están operando ya en una oficina central que vigilará esta nueva etapa de salvaguarda de la frontera de los Estados Unidos.

Del lado mexicano no pasa nada, porque ya ocurre “de todo”: mucho hacen los policías municipales, los estatales, la procuraduría de la Federación, militares y Marina con desbaratar retenes falsos, desmantelar narcofosas y campamentos de narcotraficantes, revisar y volver a revisar cárceles de las que salen reos en  las noches para “despacharse” a sus contrincantes y regresar a sus celdas antes que el “encanto ceniciento” se rompa con las luces del amanecer.

No es esta una nota para dejar pasar.  Por eso es esta la editorial de hoy: ha iniciado la militarización de la frontera sur de los Estados Unidos. Con todas sus implicaciones.

Sin comentarios

Publicar un comentario