Primer Debate - El Nopal
3784
post-template-default,single,single-post,postid-3784,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Primer Debate

Divagaciones de la Manzana
Primer Debate
Martha Chapa

El primer debate de los candidatos presidenciales confirmó augurios y abrió a la vez nuevos pronósticos.

Por una parte, quedó claro que los debates son importantes pero no tan decisivos y que en todo caso, resultaron un tanto insuficientes en tiempo y forma para desahogar los grandes temas de la Nación. Hubo si, momentos provechosos para el electorado, al conocer algunas de las propuestas de los candidatos, sobre todo el modelo esencial que proponen para el futuro del país.

No obstante, de seguro para muchos fue una oportunidad para confirmar sus preferencias, y otro tanto para los demás en el sentido de reconsiderar su inclinación electoral, especialmente en el caso de los indecisos.

De hecho, prevalecieron los ataques y cuestionamientos, en especial para el hasta ahora puntero Andrés Manuel López Obrador, que de seguro le quitarán votos por su vidente evasión a las críticas y ese refugio poco creíble, enarbolando una supuesta actitud de amor y paz.

Lució también la oratoria del candidato del Frente, Ricardo Anaya, que fue el ganador indiscutible.

Por su parte, el candidato José Antonio Meade si bien se le apreció sereno y ecuánime, no tan contundente y pudo crecer en mayor medida como muchos lo esperaban.

De los otros candidatos, Margarita Zavala y Jaime Rodríguez Calderón el “Bronco”, intervinieron en su estilo peculiar y fueron prácticamente ignorados por los candidatos de los partidos mayoritarios. Pero Margarita, más efusiva, y El Bronco, con chistoretes.

Queda claro en caso de hablar de un solo ganador, que el perdedor fue López Obrador a quien seguramente en próximas encuestas tendrá un porcentaje menor de aceptación del que ha logrado, lo cual es indicativo de que si bien ha llevado una distancia considerable respecto a los otros, no puede todavía considerarse como insuperable. Faltan dos debates, además de otros hechos y situaciones que pueden registrarse y generar variaciones en pro y en contra de los candidatos principales.

Del INE, los conductores, y la transmisión los calificativos no solo son aprobatorios sino elogiosos. en sí, aunque las reglas o modalidades para los subsiguientes debates pueden mejorarse.

La lucha sigue y viene una etapa todavía más intensa y determinante, así como con renovadas estrategias, tras un debate que arrojó, en mayor o menor medida, consecuencias en cada caso.

Falta entonces mucho que ver y escuchar en este tramo electoral que es más largo de lo que parece.

Sin comentarios

Publicar un comentario