A debatir se ha dicho - El Nopal
3920
post-template-default,single,single-post,postid-3920,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

A debatir se ha dicho

A debatir se ha dicho

CLAUDIA G. VALDÉS DÍAZ

Finalmente, el Instituto Electoral del Estado de Zacatecas (IEEZ) ha dado el visto bueno y a partir del 1 de junio, los zacatecanos, no todos, tendrán la oportunidad de presenciar un debate entre quienes aspiran a gobernar en ocho, de los 58 municipios que conforman la entidad.

A pesar de que los aspirantes a encabezar una alcaldía se desviven porque los ciudadanos conozcan sus propuestas, o al menos eso es lo que nos quieren hacer creer, al final fueron únicamente los candidatos a gobernar Miguel Auza, Guadalupe, Pánfilo Natera, Jerez, Jalpa, Villa de Cos, Zacatecas y Juan Aldama los que se verán las caras y, de frente a todos, mostrarán de qué están hechos.

Obviamente, de entrada, genera altas expectativas el que este 2 de junio, Enrique Flores Mendoza, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y Julio César Chávez, de la coalición Juntos haremos historia, participen en un debate en forma.

Lo sucedido en la Universidad Interamericana del Desarrollo (Unid) no fue un debate, sólo una ordenada exposición de ideas que a muy pocos llamó la atención. De hecho, fueron unos cuantos los que se enteraron de este encomiable ejercicio universitario.

Así, bajo la organización total del IEEZ, los guadalupenses podrán escuchar y ver a Enrique Flores, a quien lo avala la experiencia de ya haber gobernado, y con muy buenos resultados, el complejo municipio conurbado de Guadalupe, de frente con el ex perredista, ex priista, ex consentido del inquilino de La Casa de los Perros y hoy declarado hijo putativo del ex gobernador Ricardo Monreal Ávila, el ex lector de noticias en Televisa, Julio Chávez.

Obviamente, los habitantes de este municipio tendrían la posibilidad, de paso, de conocer a los otros candidatos, porque hay más candidatos, como Rafael Rodríguez, del PAZ; Jesús Reyes, de la coalición Por Zacatecas al frente; José Ojeda, del Panal, y Pedro Jasso, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Ah, y también a Bibiana Lizardo, de Movimiento Dignidad Zacatecas.

Para el 5 de junio, será Jerez en donde Felipe Salazar, del PVEM; Fernando Uc, del PRI, y Antonio Aceves de la coalición Por Zacatecas al frente, tendrían la oportunidad de despuntar en las preferencias electorales y, de paso, demostrar a los jerezanos que tienen la capacidad para gobernar la tierra de Ramón López Velarde.

Será el 12 de junio cuando salgan chispas en la capital con el debate convocado por el IEEZ, entre los candidatos a gobernar la joya de la corona que es sin duda Zacatecas. Ahí estarán, seguramente, Ulises Mejía, de la coalición Juntos haremos historia; Arturo López de Lara, de la coalición Por Zacatecas al frente, y Cuauhtémoc Calderón, del PVEM. Ellos son los punteros, de aquí saldrá el sucesor de Judit Guerrero.

Claro que también acudirían Julio César Nava, del PRI; Rodrigo Román El Ro, por el PAZ; Liliana Hernández, por Nueva Alianza; Iván Castillo, por Movimiento Dignidad por Zacatecas; Alejandro Carrera, por el Partido del Pueblo, y el independiente Adrián Castillo.

Por lo pronto, la mesa está puesta, las reglas aprobadas con antelación en el IEEZ son claras, y las reuniones entre los representantes de los diferentes candidatos y partidos políticos avanzan a pasos agigantados. Ahora sólo queda que la ciudadanía se interese poquito para que este ejercicio sea productivo para todos.

Sin pena ni gloria

Para muchos, la visita del candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, levantó muchas esperanzas entre algunos integrantes del PRI, quienes vieron en ello la oportunidad de poder cerrar filas y sacar la casta de cara al 1 de julio próximo.

Pero, desgraciadamente, al final la nota de la visita del candidato del tercer lugar, según las mediciones, se la llevó el accidente que sufrieron los “simpatizantes” del tricolor, entre ellos cinco niños, a quienes regresaban a sus comunidades después de haber participado de manera por demás entusiasta en el evento organizado en el Multiforo de la Fenaza.

Y a ello se le añadió el hecho de que los zacatecanos se enteraron de que no sólo Cristina Rodríguez Pacheco, sino que también su esposo, el gobernador Alejandro Tello Cristerna, le saben a eso de la medicina.

En un desafortunado comunicado emitido por las oficinas centrales del tricolor se supo que, de manera inmediata, y casi casi unos segundos después del incidente vial en el que un chofer en estado de ebriedad, que eludió magistralmente cualquier alcoholímetro, embistió de frente a otro autobús, el gobernador “verificó” personalmente las condiciones físicas de cada uno de los lesionados, ojo, “de cada uno”.

Esto quiere decir que Alejandro Tello acudió al hospital y revisó, según el boletín del Revolucionario Institucional, a los 20 lesionados, incluidos los cinco niños, y, me lo imagino, estetoscopio en mano, hasta firmó las altas.

Además, en un acto muy extraño, quizás porque se trataba de priistas de corazón, “ordenó una pronta y adecuada atención médica”, pero además giró instrucciones para que quienes no tuvieran necesidad de continuar hospitalizados “fueran trasladados con las medidas de seguridad correspondientes a sus comunidades de origen”. Si así se midiera, con esa misma vara, a todos los zacatecanos por igual, otro gallo cantaría.

Así, entre acarreados, revisiones médicas personalizadas, las infaltables selfies, un desayuno con empresarios encabezados por el otrora aspirante al Senado, José Aguirre y el padre del supuesto coordinador de la campaña en Zacatecas, José Bonilla Robles, además de una ruptura por demás evidente entre los “aliados” de José Antonio Meade, que supuestamente le allegarán de votos este 1 de julio, la esperanza tricolor terminó por difuminarse.

Twitter: @lasnoticiasya @claudiag_valdes

lasnoticiasya@gmail.com

Sin comentarios

Publicar un comentario