Y ahora qué sigue - El Nopal
4083
post-template-default,single,single-post,postid-4083,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Y ahora qué sigue

Divagaciones de la Manzana
Y ahora qué sigue
Martha Chapa

El antecedente más cercano a una elección tan elevada en votos y CON la euforia social que se generó, como la del domingo pasado, fue la de Vicente Fox en el 2000.
Y un arma de dos filos, desde entonces, pues por una parte quedaba claro el mandato de lo que exigía y anhelaba la sociedad mexicana, y por otra, con ese amplio respaldo de que se podía y debía cumplir. En el caso de Fox,  bien lo sabemos, reino a fin de cuentas el desencanto y la desaprobación a su gestión.
Ahora, con la abrumadora votación que se registró en favor de Andrés Manuel López Obrador, se presenta una situación similar: el pueblo de México quiere mayoritariamente un cambio y exige que quien ganó lo cumpla sin dilaciones ni justificación ninguna.
Si hubiera que simplificar las demandas ciudadanas, considero que se orientan esencialmente a tres cuestiones: combatir la corrupción, la pobreza y la inseguridad. Así, desde ahora, en la etapa de la transición misma, se esperan señales en ese sentido de quien es ya el Presidente Electo. Y más aún, a partir de diciembre próximo, cuando se formalice la toma de protesta y el cambio institucional, se tornará en una exigencia creciente, pues una de las cusas que posibilitó el acceso de López Obrador al Poder Ejecutivo, fue el hartazgo, la  desaprobación e inconformidad de la gran mayoría, por los magros resultados y desviaciones del gobierno, no sólo a nivel federal, sino acentuadamente en los gobiernos estatales del PRI, especialmente si se trata de entidades como Quintana Roo o Veracruz, entre otras. Un cúmulo de escándalos, de corrupción, impunidad e ineficiencias del partido en el gobierno, que lo tienen hoy casi sepultado por sus derrotas electorales generalizadas.
Al igual, el conjunto de promesas de su campaña como candidato de la Coalición de MORENA, PT y PES, que no son pocas y algunas incluso poco factibles por falta de recursos económicos, serán seguidas y exigidas por millones para su cumplimiento, hayan o no votado por él.
Por eso, hacerlo todos y todas, es y será un signo alentador de una sociedad civil participante que robustecerá nuestras instituciones y propiciará mayor madurez democrática, donde la razón recobre el lugar de esa emoción coyuntural que suele envolver a una justa  electoral, deseamos que le vaya bien al gobierno entrante para que le vaya bien a nuestro México.
En todo caso, que la sociedad se mantenga activa, despierta y crítica y que por ningún motivo acepte incumplimientos, se trate de quien se trate.

Página web:
http://www.marthachapa.mx

Sala-Museo Martha Chapa:
http://www.dgb.uanl.mx/bibliotecas/burrf/salamuseomarthachapa/

Facebook: Martha Chapa Benavides
Twitter: @martha_chapao sea positivo.
Twitter: @martha_chapa

Sin comentarios

Publicar un comentario