Inicio Ricardo Monreal Ávila El año nuevo y un gobierno que avanza

El año nuevo y un gobierno que avanza

67
0

Dr. Ricardo Monreal A.
El año nuevo y un gobierno que avanza
El inicio de este 2019 está evidenciando el cambio de rumbo y la nueva ruta a seguir por parte el gobierno de la Cuarta Transformación; año nuevo, régimen totalmente nuevo desde sus cimientos. Hay una diferencia sustancial entre la demagogia empleada por los gobiernos anteriores y lo mostrado tan solo en el primer mes del nuevo régimen: las promesas hechas al pueblo de México durante la campaña se tienen que cumplir y, de hecho, se están cumpliendo.
Apenas comenzó el 2019 y ya se han cumplido 32 de esas promesas, entre las que destacan la reducción de salarios a altos funcionarios, el ataque frontal a la corrupción, la conformación de la Comisión que investigará el caso Iguala, el aumento del salario mínimo en todo el país, la cancelación de la reforma educativa, y la ejecución de un esquema totalmente diferente de seguridad pública y seguridad nacional, entre otras.
Las acciones del Ejecutivo, en colaboración activa con el Legislativo, están orientadas a buscar las mejores rutas para corregir los dislates y el erróneo camino al que se había condenado a nuestro país, mediante un modelo político-económico evidentemente caduco y disfuncional.
Por supuesto que, como lo dicta la razón, las condiciones en las que los gobiernos de las décadas recientes entregaron al país no se pueden cambiar de la noche a la mañana, puesto que la descomposición del tejido social es muy profunda, y resultado de un proceso de más de treinta años en el que la consigna fue favorecer a cierta élite económica y política al amparo del poder.
La regeneración nacional será un proceso cuyos resultados se verán principalmente en el mediano plazo. Sin embargo, los detractores, quienes demandan resultados inmediatos, como la erradicación de la inseguridad o la corrupción, olvidan que no sólo fueron ellos mismos los que propiciaron un escenario de desgobierno, sino que ahora se erigen como uno de los principales escollos para hacer frente a los flagelos que azotan al país.
Los adversarios políticos del gobierno asumen que la sociedad mexicana es desmemoriada. Durante la administración anterior, en San Lázaro, la bancada del PAN aprobó sin reparos la mal llamada reforma energética, y tiempo después, junto con el PRI, avaló el incremento constante de los precios en los combustibles, a través de los gasolinazos. Y hoy se atreven a demandarle al actual gobierno que disminuya los precios que ellos mismos aumentaron; pero la ciudadanía tiene memoria y no olvidará quiénes fueron los artífices de la situación que aún prevalece en el país.
No será con acciones populistas —término predilecto de los defensores del statu quo—, sino por medio de decisiones responsables como se corregirá la situación actual.
Pese a las apocalípticas previsiones hechas por la derecha y la ultraderecha mexicanas que avizoraban los cataclismos económicos después de las decisiones tomadas en Palacio Nacional, como la cancelación de proyectos emblemáticos del neoliberalismo —el aeropuerto internacional de Texcoco—, las reacciones de los propios mercados han sido positivas.
El peso ha ganado terreno frente al dólar estadounidense y se cotiza en un promedio de 19.50 pesos por dólar. Por otro lado, en la frontera norte, así como en algunas zonas del país, el precio de los combustibles ha disminuido gracias a las decisiones del actual gobierno. El primer día de enero, en localidades importantes como Ciudad Juárez, Chihuahua, o en Reynosa, Tamaulipas, el precio de los combustibles llegó a cotizarse en 12 y 13 pesos respectivamente —para el caso de la gasolina magna— mientras que, en el sur del país, por ejemplo, en Mérida, Yucatán, se cotizó en 17.80 pesos cada litro. En la Ciudad de México, la gasolina magna se cotizó hasta en 19.32 pesos por litro, cuando llegó a venderse, el año pasado, hasta en poco más de 22 pesos.
Es evidente que aquellos que vociferaron la llegada de una situación apocalíptica, apelaron a la política del escándado y de la difusión del miedo, sin embargo, en respuesta a sus fatídicas predicciones, a inicios de este 2019 se aprecia palpablemente una mejora en la economía mexicana, que estará impactando de manera positiva a las familias en todo el territorio nacional.
Movimiento Regeneración Nacional celebra que los cambios comiencen a ser positivos, pero también es preocupante el hecho de que, en algunas zonas del país, las administraciones locales estén alimentando un clima de miedo e incertidumbre para frenar las aspiraciones de un cambio sustancial a nivel municipal. Tal es el caso de los recientes y lamentables asesinatos de dirigentes y gobernates de Morena.
El poder fáctico de los intereses económicos y políticos locales asoman sus siniestras caras, buscando defender sus posiciones a como dé lugar; es claro que lograr el cambio de manera sustancial no será fácil, y prueba fehaciente son estos lamentables hechos.
No obstante lo acaecido, es preciso redoblar los esfuerzos para lograr que nuestro país genere los cambios que espera la inmensa mayoría de sus habitantes. Se debe propugnar por la prevalencia de un Estado de derecho real y efectivo, el cual ha sido socavado por la corrupción y la impunidad.
Tenemos por delante el 2019, y la recompensa del trabajo es mucho más trabajo. Vamos por buen camino para mejorar día tras día la situación del país. Por supuesto que la crítica y la disidencia estarán presentes en las decisiones que el actual gobierno vaya tomando en los asuntos de mayor interés público, y se atenderán las críticas constructivas que coadyuven a tomar mejores decisiones.
La imposición no será el sello de este gobierno, como sí lo fue en los anteriores, sino la inclusión y el diálogo; pruebas de ello ya se han dado en días pasados, sobre todo en la elaboración del Presupuesto de Egresos para este año.
Desde el Poder Legislativo, el compromiso es trabajar arduamente por construir un futuro mejor para las generaciones venideras. Cada quien, desde su trinchera, debe hacer lo propio para mejorar la situación de nuestro país: se trata de un esfuerzo conjunto que nos involucra a todas y todos y que debemos realizar diariamente, trabajando hombro con hombro por el bien común de México.

ricardomonreala@yahoo.com.mx
Twitter y Facebook: @RicardoMonrealA