Inicio Juan Carlos Girón Enríquez El deporte en Jerez.

El deporte en Jerez.

126
0

El deporte en Jerez.
Por: Juan Carlos Girón Enriquez

Desde cuando se volvió prioridad para los gobiernos municipales el fomentar el vicio, el alcohol y el despilfarro de recursos derivado de la venta de bebidas embriagantes, en lugar de inculcar la cultura del deporte, del respeto y del trabajo.
Es lamentable ver como poco a poco se ha ido perdiendo la identidad y se ha privilegiado el interés económico por encima del interés colectivo, la riqueza que desplaza a los principios, la ambición que olvida la salud.
Tal es el caso del municipio de Jerez. Ya desde hace algunas administraciones atrás hemos señalado que se pierde la tradición y los festejos, lejos de revivir las tradiciones, se han convertido en una gran cantina en donde el desenfreno y la falta de autoridad son lo más común, mientras la cultura ha pasado a último plano.
Ahora nos topamos con la noticia de que no sólo la cultura, sino también el deporte, han dejado de ser prioridad para la administración municipal que adolece de proyecto para fomentar el deporte en el municipio, a grado tal de que privilegia la revancha política dejando de lado el fomento de la actividad física en la infancia y la juventud jerezana.
Es decepcionante ver como el trabajo de una persona es tirado por la borda simplemente por no inmiscuirse en temas políticos. La Escuela Azteca de basquetbol, A.C. tiene 24 años de existencia y pertenece a la liga del deporte desde 1997, lleva 12 años trabajando en la cancha ubicada en la esquina de Calle Galeana y Río Grande. Desde que la escuela comenzó a utilizar esa cancha, los niños y sus profesores deportivos recuperaron el espacio que estaba en completo abandono, trabajaron de manera conjunta con la sociedad para colocar luminarias, construir baños, oficina y bodega; de un espacio en completo abandono se construyo un espacio digno para el fortalecimiento de las actividades deportivas, la práctica del básquet bol era el pretexto perfecto para fomentar en los alumnos de la escuela Azteca valores como la solidaridad, el compañerismo, el respeto, la tolerancia, el trabajo en equipo, la honestidad.
Esta escuela cuenta con un contrato de comodato otorgado por cuatro administraciones pasadas, que le permitían desarrollar sus actividades de manera cotidiana, con la condición de que el espacio fuera mantenido en optimas condiciones y se usara para la realización de actividades deportivas como lo es la práctica del basquetbol. Si bien es cierto se les cobraba a los niños una módica cantidad mensual, los niños recibían a cambio su uniforme deportivo y con los recursos que se obtenían se le daba el mantenimiento a la cancha y se hacían las mejoras que se requerían, además de becar a niños de escasos recursos y apoyar a los padres de familia con los gastos para los viajes que realizaba la escuela para participar en diversas competencias a nivel estatal y nacional.
Desafortunadamente, nada de lo anterior parece importar a la presente administración que ha tardado mas de tres meses en renovar el contrato de comodato, además de haber permitido que personas ajenas a la escuela rompan candados y den un uso diverso a esas instalaciones, que no tienen nada que ver con la práctica deportiva, provocando la confrontación con los padres de familia y la falta de respeto tanto a los maestros de la escuela como a los niños que de manera cotidiana asistían ahí a practicar deporte y alejarse de los vicios.
Es lamentable que la administración municipal descuide asuntos que son de vital importancia para el desarrollo de la infancia y de la juventud y que prefiera organizar eventos en los que se promueve la venta y consumo masivo de bebidas alcohólicas.
La Escuela Azteca no es una escuela más de basquetbol, también es semillero de talentos, ya que de sus filas han salido seleccionados nacionales y estatales, además de que sus ex alumnos son profesionistas, padres de familia que ahora llevan a sus hijos a esa escuela porque están conscientes de que los valores que ahí se inculcan prevalecen para toda la vida y forman personas de bien. Justo sería que la administración municipal diera muestras de compromiso social y renovara el contrato de comodato, para que la Escuela Azteca pueda seguir aportando con su granito de arena para la construcción de un mejor Jerez.

Docente Investigador de la Unidad Académica de Derecho de la Universidad Autónoma de Zacatecas.
E-mail: giron705@hotmail.com