Inicio Aquiles González Navarro ESTADO Y SOCIEDAD

ESTADO Y SOCIEDAD

19
0

ESTADO Y SOCIEDAD
Aquiles González Navarro

“El liberalismo surgió en lucha contra la monarquía absoluta. Los neoliberales surgieron en los años 30 del siglo pasado en lucha a muerte contra el Estado Social”
“Los liberales abrieron una puerta hacia el futuro, dejando atrás la servidumbre, o la esclavitud en el caso de Estados Unidos.  ”José Blanco. La Jornada Nov. 17 2017.
Los constituyentes de 1917 lograron  con sus debates sobre la socialización del derecho, elevar a nuestra Constitución al título reconocido universalmente de: LA PRIMERA CONSTITUCIÓN POLÍTICO-SOCIAL DEL MUNDO, dando lugar a una nueva disciplina jurídica, el derecho social, integrado en el texto como derecho agrario, derecho del trabajo y de la seguridad social.
El constitucionalismo social mexicano se difundió en todo el mundo como la protección de obreros y campesinos, pero también de los económicamente débiles. Nuestra constitución se dio a conocer en el tratado de paz de Versalles y sirvió de orientación para constituciones de todo el mundo cuyas leyes recogieron el concepto de justicia social.
Pero llegaron los neoliberales encabezados por el usurpador de la presidencia de la República, Carlos Salinas de Gortari…
“Los neoliberales dieron muchos pasos hacia atrás, al cancelar derechos sociales múltiples, recortando salarios y pensiones, recortando impuestos en favor de los ricos y restringiendo severamente la democracia, no sólo con trampas de toda clase en el ámbito electoral sino, sobre todo, organizando una sociedad hecha para la rapiña, la corrupción y el consumismo depredador.” José Blanco. Op. cit.
No está dentro del ámbito de competencias de las autoridades de la entidad como gobierno, el planteamiento de una nueva estructura jurídica de retorno o de acercamiento cuando menos al estado social de derecho que tuvo la Constitución de 1917, pero sí  es posible, sin tocar el marco constitucional federal, reformar el marco legislativo de  Zacatecas a tal nivel que combata, para  erradicar definitivamente y en serio la corrupción, el oportunismo, el nepotismo y el manejo discrecional de los recursos públicos.
En general muchos de los vicios que señalamos en colaboración anterior y que tiene la Universidad, los lleva el gobierno del estado. Lo que pasa es que los universitarios neoliberales que llegaron a puestos de dirección, se asomaron a la ventana del gobierno y copiaron las corruptelas para su beneficio personal y de grupo.
El Gobierno del estado, al igual que la Universidad, dispone de una abultada nómina que esconde infinidad de nombramientos sin trabajo a realizar. El favoritismo en toda extensión depredadora.
En coincidencia con la universidad, debe disponerse, si el gobernador tiene la intención de “limpiar la casa”, a la elaboración de un tabulador general de sueldos (no  de nómina que ya existe) que transparente el salario “real” por año, incluyendo prestaciones no ligadas al salario, sobre todo los bonos discrecionales en cantidad e individualidad.
Se menciona muchas veces a funcionarios que “ganan más que el gobernador” lo cual es falso. Lo que sucede es que el salario nominal del funcionario está registrado por encima del que registró el gobernador, pero este se repone con el “bono al desempeño”, que este se auto-asigna en cantidad y temporalidad, así como a sus “cuates”.
Igual ocurre con los diputados. El registro para efectos mediáticos de lo que perciben va por el orden de 70 mil pesos al mes, pero con prestaciones (bajo el disfraz de bonos) sube a casi 400 mil mensuales o sea a ¡13 mil pesos diarios! Y sin que inviertan en “herramientas legislativas”, pues toda la cantidad se la apropian.
El poder del estado, no sólo es corrupto. Es corruptor, pues se dan casos de funcionarios que llegan con la mejor intención y ya con el “bono” en mano cambian y aceptan desde el bono por voto, hasta el bono por herramientas legislativas y sin faltar el de productividad y el del día de la madre como los Ministros de la Corte.
El gran invento de los gobiernos neoliberales para engañar o mentir al pueblo respecto a sus ingresos lo constituyen los llamados “Bonos”. La entrega subrepticia y las cantidades discrecionales, lo hacen el instrumento jurídico perfecto de la infamia,  la corrupción y la inequidad. Además de ser útil para evadir impuestos y disminuir las cantidades en las aportaciones al Seguro Social que a la larga afectan al trabajador.
Una gran adición a la Constitución Política del Estado, sería aquella que prohibiendo terminantemente cualquier clase de bono para servidores públicos, establezca en todas las dependencias los tabuladores generales de sueldos sobre la base “real” de ingresos, incluyendo a organismos descentralizados como la UAZ, Derechos Humanos y todos.
Tabuladores abiertos a la ciudadanía. Y, desde luego para fortalecer las buenas intenciones, la adicción al Código Penal del Estado con un nuevo tipo penal, para quien crea bonos, como para quien los recibe dentro del sector público.
Así muchos empezaremos a creer en el gobernador y será el inicio de la erradicación de la rapiña y del fin de los depredadores del erario público.
En colaboración posterior se harán otras propuestas. Si ya no hay estado social de derecho, cuando menos que haya honestidad juarista en el servicio público. “La honrada medianía”.

Banner abajo articulos