Inicio Sires LA OTRA AMAZONAS

LA OTRA AMAZONAS

9
0

La Nota Espe_culera
By Sires
LA OTRA AMAZONAS

Reconozco que el título de mi articulillo es un poco sensacionalista, pero al final y en su justa proporción, retrata un poco la denuncia que hicieren pobladores de Jiménez del Teúl desde el año pasado, quienes, representados por la Diputada Petista Gabriela Pinedo, ya denunciaban ante las autoridades el daño ambiental que generaría la construcción de la presa Milpillas a la entidad, cuantificando la destrucción de 140 especies de flora y fauna al construirse el proyecto en su hábitat natural.
Pese a la destrucción ambiental que no es poca cosa, la obra del sexenio ha estado plagada de irregularidades, algunas de ellas motivo de dimes y diretes, y otras documentadas como las denuncias penales presentada en el Ministerio Público de Sombrerete y otras quejas ante la Procuraduría Agraria, la Comisión de Derechos Humanos y ante la propia Comisión Nacional de Derechos Humanos.
Pero ahí no para el problema, el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público tiene bajo la mira el proyecto Milpillas, y no solo por la presunción de desvió de recursos del gobierno diferente a manos de los titulares y tomadores de decisiones, también porque existen antecedentes de incumplimiento contra la constructora licitante.
Resulta que es la empresa que amplio el Ecoparque Centenario, sí justo ese, donde llueve mas adentro que afuera por la pésima calidad en los acabados que nos dejara Miguel Alonso, lo que hace que el edificio presentara humedades y filtraciones porque se les olvidó, o dígase de otra manera, se quisieron ahorrar el impermeabilizante por el que obras públicas pagó.
La empresa que firmó el contrato para la construcción de Milpillas supuestamente tiene su domicilio en Villa de Cos Zacatecas y se le entregó un anticipo de poco más de 49 millones de pesos de los cuales solo se ejercieron 3 millones, argumentado la empresa Camino Real que ya no podía regresar lo anticipado porque que ya había comprado 43 toneladas de cemento y varilla exhibiendo las facturas. Pero dígame Usted querido lector, Quien en su sano juicio y que haya echado un colado de 2 x 2 en el patio de su casa, compra el cemento de manera anticipada, a sabiendas que es justamente el insumo que si no se ocupa de inmediato perderá su calidad de fraguado, y menos, lo guardaría en la casa del vecino, porque este proveedor, tuvo la brillante idea de resguardar las supuestas toneladas en la Comisión Nacional de Agua, perdón, pero hubiera estado más seguro y con menos riesgo de rapiña si lo dejara apilado en la Colonia Buenos Aires de la Ciudad de México.
Y es que todos estos manejos ya nos parecen raros, figúrese, la jurídico del asunto en representación de la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA) es la ex directora del C-4, si aquella funcionaria que se dice fue removida del organismo de inteligencia que se encargaba de brindar “auxilio” a la ciudadanía mediante los números de emergencia del 066 por la compra irregular de chalecos antibalas y material táctico para los policías, pues se especulaba, que ella misma era la proveedora de los insumos de bajísima calidad y altísimos precios.
Es evidente que no solo existe falta de comunicación y coordinación en la realización de la obra, también existen intereses que están muy por encima de las necesidades sociales, no nos extrañe que en breve veamos a funcionarios de las Dependencias del Agua moverse a otras dependencias, porque como se ve, el Gobernador prefiere sacarlos del ojo público a afrontar ante el pueblo la clase de gente que acomodó en los puestos de poder para hacerle el trabajo sucio.