Inicio José de Jesús Reyes Ruíz LA TOMA – DE MEXICO – DE POSICIÓN Tomo II Capitulo III

LA TOMA – DE MEXICO – DE POSICIÓN Tomo II Capitulo III

33
0

José de Jesús Reyes Ruiz

LOS PASOS DE LOPEZ

Tomo II Capitulo III

LA TOMA – DE MEXICO – DE POSICIÓN

Para documentar mi pesimismo… y el de los demás

No hay plazo que no se cumpla… y el día llego, no me olvido  los momentos en que hace más de una década, cientos de miles de mexicanos provenientes de todo el país llenamos la plancha del Zócalo para la toma de protesta de AMLO como Presidente legítimo tras el fraude electoral del 2006 implementado por Vicente Fox en favor de Felipe Calderón.

Por supuesto que éramos más, muchos más de los que estuvieron en la toma del Bastón de mando  de los Pueblos Indígenas que se dio después de la toma de protesta en San Lázaro el 1 de diciembre, se calculan – según cifras oficiales – que actualmente fueron más de 200 mil personas al Zócalo Capitalino, entonces hace una década los que presenciamos el acto fuimos más de un millón de mexicanos, y ni con mucho llenamos el centro de la Ciudad de México como había sido con el desafuero años atrás; donde el Zócalo y las áreas circundantes fueron ocupadas por cerca de 3 millones de mexicanos inconformes con el trato legaloide que el PAN y su personero el señor de las botas estaba dando al candidato de la izquierda.

Los que concurrieron al Zócalo capitalino en esta ocasión fueron con mucho menos que en las dos ocasiones a las que hacemos referencia, con una sola diferencia, el evento estaba siendo TRASIMITIDO EN CADENA NACIONAL POR LA TELEVISION PUBLICA CON UNA AUDENCIA DE CASI LA MITAD DE TODOS LOS MEXICANOS, es decir se calcula que más de 50 millones de mexicanos observaron esta toma del bastón de mando así como el cambio de poderes realizado unas horas antes.

Algunos  cuestionaron en parte o la totalidad de los discursos del Presidente de México, la gran mayoría lo festejo hasta las lágrimas, y por ahí alguien informo que el entusiasmo era mayor cuándo Vicente Fox llego al poder con la primera alternancia, no me la creo, una izquierda que entonces – como ahora – pesa y pesa fuerte en nuestro país se había dado cuenta desde el absurdo del Hoy, Hoy, Hoy  que un personaje sin capacidad política estaba logrando gracias al trabajo de la misma izquierda incansable y por los miedos que muchos mexicanos le tenían – y que algunos le siguen teniendo – dio como posibilidades la llegada de este el señor de las botas, de la lengua larga y las ideas cortas, quien no lo olvidemos estaba cercado por personalidades polémicas – en su festejo dentro del zócalo el mismo el día de su victoria – como Porfirio Muñoz Ledo – en tiempos de mayor claridad mental – y Jorge Castañeda quien sería Canciller y desde entonces; alejándose de una izquierda a la que decía haber pertenecido, y se volvió un conservador de cepa aliado del PAN en todas sus luchas incluso la más reciente con Anaya al frente.

Muchos también se habían dado cuenta del peso que una mujer que no se despegaba del presidente electo de la primera alternancia, y que hasta ese momento funcionaba como vocera. Sería una tétrica primera dama que mostraba – sin poder ocultarlo – una ambición desmedida para aprovecharse del puesto en favor de su persona – vestimenta carísima toallas costosísimas etc. – y en favor de sus corruptos hijos los Bibriesca – bribonesca – que siguen hasta la fecha dando de qué hablar cuando de corrupción se trata.

Sea como fuere – haiga sido como haiga sido – El Caminante ya ocupa la máxima silla de la republica desde donde anuncia la cuarta transformación en referencia a la Independencia – que se perdió para la causa liberal – La Reforma – que gracias a la ayuda de los Estados Unidos se ganó para la misma causa – y la Revolución – que se perdió bajo el liderazgo de Villa y Zapata para salir triunfante un personaje Venustiano Carranza que no me queda duda fue el antecesor de los políticos del siglo XX mexicano y de la época neoliberal, es decir personajes interesados solo en el bolsillo propio y no en los intereses de todos los mexicanos.

No nos olvidemos  que cuando fue ejecutado Carranza huía de su impulsor Álvaro Obregón trayendo consigo el patrimonio – las reservas en oro – de todos los mexicanos.

Tampoco nos  olvidemos que de las 3 transformaciones previas solo una ha sido exitosa y a medias, no  olvidemos la otra cara de la historia, Benito Juárez, que llego al poder por su posición de Presidente de la Suprema Corte de Justicia – nunca fue electo por el voto ciudadano –  ya en el cargo se quiso eternizar  hasta que la muerte le impidió continuar. Con esto no queremos demeritar las grandes virtudes que tubo conformando un gobierno austero, rodeado de personalidades que realmente querían a México y que eran – sin lugar a dudas – los que tenían más capacidad para gobernar en esos tiempos. Pero tampoco  olvidemos que ahí se sentaron las bases para que no mucho tiempo después se eternizara en el poder Porfirio Díaz que según nuestro caminante es el ancestro más directo de los políticos – y de las políticas – neoliberales.

Qué futuro nos depara, imposible saberlo, aunque el cambio de rumbo – golpe de timón – es innegable, los cuestionamientos hacia las políticas neoliberales que ya sin cortapisas pronunciara López Obrador en la máxima tribuna de San Lázaro – para que todo México y el mundo lo escuchara – no dejaron lugar a dudas de sus formas de pensar de izquierda que pronto se transformaran en formas de hacerlas cosas.

Si la necedad de las cúpulas del poder político y empresarial no hubieran realizado hace 12 años el gran fraude electoral, AMLO hubiera tomado el poder con una deuda de solo 1.5 billones y no de 10 billones como ahora, y más, mucho más se podría haber logrado, PERO COMO DICE EL DICHO NUNCA ES DEMASIADO TARDE O MAS VALE TARDE QUE NUNCA.

El Señor López llega con una legitimidad sin precedentes que le dan los más de 30 millones de votos que logro el 1 de julio  que con su actuar lejos de disminuir han crecido pues si bien esos votos representaban el apoyo del 53 % de los votantes, hoy por hoy las simpatías que genera se encuentran en alrededor del 70% de los Mexicanos que se entusiasman con la posibilidad de que hoy si cambien de verdad las cosas.

El caminante como todos saben comenzó a gobernar antes de tiempo, y ha tomado decisiones desde el mismo 1 de julio (cinco meses antes de tomar posesión y ha dejado claro para muchos – yo incluido – que no se trataba de un derechista de closet sino que ha impulsado la agenda progresista desde otras trincheras que son claramente manejadas por él cómo lo describimos hace apenas una semana con el apoyo a la comunidad Lesbicogay con la iniciativa aprobada en la cámara de senadores, con el impulso a la despenalización del aborto que encabeza Porfirio Muñoz Ledo desde la cámara de diputados y finalmente con la legalización al uso lúdico de la mariguana impulsada por la ex magistrada Olga Cordero flamante nueva Secretaria de Gobernación.

Y estas decisiones ¿han sido realizadas con independencia del Sr. López? – CLARO QUE NO –  él simplemente usa a sus personeros e incondicionales para realizar los cambios que tiene en mente, y estoy seguro – soy un convencido – de que la propuesta de reducción a las inaceptables comisiones que cobran los bancos, fue también decisión suya que implemento en nombre de uno de sus incondicionales Ricardo Monreal solo para dar – ligera y transitoria – marcha atrás al ver la reacción de los mercados, pero  la gran mayoría de los mexicanos,  estamos de acuerdo con esa indispensable reducción que absurdamente nos cobran los bancos la mayoría en manos de extranjeros, y aun así se les ocurre decir que las comisiones que se cobran en Los Estados Unidos y Canadá son más elevadas ¡MENTIRA!  En aquellos rumbos jamás se cobra  por ejemplo ninguna anualidad por tarjeta de crédito y los intereses son con mucho menores, y así podríamos seguir probando uno a uno los costos que los bancos abusivamente cargan a sus indefensos usuarios allá y acá para que se conozca la verdad.

Las tarea del caminante es contra corriente – y es enorme –  la resistencia  al cambio implementada por aquellos que en las cúpulas se sienten de antemano prejuiciados será  difícil – pero no imposible – de vencer con el apoyo de la mayoría de los mexicanos, y mientras personajes siniestros como Claudio X González dice en voz alta que “NOS VA A IR MAL, MUY MAL” debiera hablar solo en nombre propio y de aquellos que en la cúpula se verán afectados – y no lo suficiente – por el cambio de la política y el fin de los tiempos neoliberales. Porque el llanto en los ojos de millones de mexicanos que fueron a arropar el nuevo presidente les tendría que mostrar de lado de quien está la verdad y sobre todo el apoyo.

Y mientras en el resto del mundo los mandatarios se esconden dentro de 3 o 4 suburbans negras donde nadie sabe bien a bien donde viaja el presidente, precedido de automóviles militarizados y con una gran protección policiaca, aquí el jetta blanco del caminante circula rodeado de motocicletas, bicicletas, personas a pie, caminantes que con él que corren para cruzar alguna palabra y él con el vidrio abajo saluda a todos aquellos que se acercan.

¡EL PUEBLO ME PROTEJE! no necesito más y algo que nos costaba trabajo creer y sobre todo entender es una realidad cuando uno ve el curso de su automóvil desde San Lázaro a Palacio Nacional.

Esta historia continuara…

Banner abajo articulos