Inicio José de Jesús Reyes Ruíz LOS PASOS DE LOPEZ

LOS PASOS DE LOPEZ

11
0

José de Jes´su Reyes Ruiz

LOS PASOS DE LOPEZ
II TOMO
I capitulo

Para documentar mi pesimismo… y el de los demás

CON LA MIGRACION, MEXICO PAGA – TAMBIEN – LOS PLATOS ROTOS

Para los Estados Unidos, nosotros somos – tenemos que ser – los paganos de cuanto se les ocurre al norte de la frontera, no es por lo tanto extraño que TRUMP anuncie el muro y diga que nosotros pagaremos por él, porque siempre lo hemos hecho, es parte de nuestra historia, ¿porque tendría que extrañarnos?

Me explico: Permítanme poner solo un ejemplo; recordemos  cuando por ocurrencia de los Estados Unidos, se les ocurrió que se librara una GUERRA en contra del NARCOTRAFICO. Calderón con el objeto de obtener algo de legitimidad que las urnas no le habían dado, vio de buena manera lo que se le estaba imponiendo por parte del gobierno norteamericano con el PACTO DE MERIDA, en donde se decidió,  o más bien lo decidieron ellos – nuestros vecinos del norte – que México por unos cuantos centavos que nos daban de ayuda en el pacto, declarara una guerra abierta en contra de los carteles del narcotráfico, y claro esa guerra – que claro solo se daría en el territorio nacional – seria pagada por todos los mexicanos y no solo con exorbitantes cantidades de recursos sino con una violencia que nunca se había visto en nuestro país desde los tiempos de la gesta revolucionaria.

México inicio una guerra – aunque después le hayan llamado de otra forma – sin el conocimiento claro de lo que enfrentaba y solo con la promesa – y la orden – de que el gobierno norteamericano nos asistiría con funciones de inteligencia, y accedimos – accedió Calderón – a permitir que los agentes de las instituciones norteamericanas no solo invadieran suelo nacional sino que además se les permitiera estar armados y cuando a sus intereses conviniera, nos pasarían pistas de los capos que habría que apresar y custodiar a otros que eran – y son – aliados de las altas estructuras que desde los Estados Unidos manejan este lucrativo negocio que deja miles de millones de dólares a ambos lados de la frontera. En los Estados Unidos a personajes que no son conocidos pero que deben ocupar altos puestos dentro de la estructura gubernamental y en nuestro caso mordidas multimillonarias que como se está dando a conocer en el juicio delo Chapo desde presidentes de la república – Calderón y Peña Nieto – hasta altos mandos del glorioso e “incorruptible” Ejercito Mexicano, y  Procuradores de Justicia a nivel federal y estatal y a gobernadores que gustosos se hacen de la vista gorda ante el paso de drogas y que solo combaten a quienes literalmente se salen del huacal de los altos intereses norteamericanos. (Que raro – es ironía – que Medina Mora el flamante magistrado salga involucrado en la recepción de 65 millones de dólares por parte del Cartel de Sinaloa, y este es solo un ejemplo)

300 mil dólares mensuales por controlar el tráfico en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, otro tanto a las autoridades capitalinas y me pregunto ¿Existe alguien dentro de las altas cúpulas gubernamentales que no recibiera su parte?

Y claro, como siempre es la sociedad la que paga los platos rotos. El crimen organizado hubo que diversificarse para pagarles a tantos políticos inútiles a los que no solo les daban – y les dan – enormes cantidades de recursos sino que además  por un porcentaje se los lavan y depositan en los paraísos fiscales sin que nadie vigile ni diga absolutamente nada, un negocio redondo para unos y para otros.

Pero insisto alguien tenía que pagar y es la sociedad mexicana la que paga y con creces este tipo de consorcios criminales – narcos y políticos – con el visto bueno y la venia de las cúpulas políticas y empresariales dentro y desde los Estados Unidos Y mientras nuestro país se hunde en una violencia sin precedentes que deja anualmente 25 mil muertos y cientos de miles de fosas clandestinas donde los entierran a lo largo y ancho del territorio nacional. Mientras que para pagar los altos costos de estos moches el crimen tiene que diversificar su campo de acción a la trata de personas, al traslado de migrantes a la frontera norte – y si se tiene recursos más allá – al secuestro y extorsión entre otros más.

Ya se pasaron los tiempos en que se permitía – y se protegía – el tráfico de drogas por el territorio nacional haciéndose de la vista gorda – claro por porcentajes no tan altos como los que vemos hoy en día – y donde se vivía cierta paz y tranquilidad mientras los miembros del glorioso ejército mexicano custodiaban los sembradíos de marihuana y amapola para que no fueran molestados por nadie ni por nada, tiempos del General Rebolledo, de Marcelino García Barragán, y tantos otros asalariados del tráfico que por otro lado no provocaba violencia entre la sociedad.

Que maravillosos tiempos pasados, tiempos idos,  cuando hoy por hoy la realidad es totalmente diferente y ni como modificarla, quien podrá defendernos – ya el chapulín colorado paso a mejor vida – la violencia seguirá incrementándose y gran parte del gasto que tendría que ser para obras social ira a parar a esta guerra sin sentido que inicio Felipe Calderón y continuo con Peña Nieto – y todo apunta a que poco se modificara con el Sr. López por más que camine sin protección el territorio de norte a sur y de este a oeste.

En cuanto a la migración las cosas no son diferentes y hay muchas cosas que no se dicen pero que son centrales en cuanto a este asunto. Nos sorprende las actuales caravanas de migrantes centroamericanos principalmente hondureños, pero también del Salvador y Guatemala, que en etapas atraviesan nuestro territorio y donde no suman entre todos más de 15 mil seres humanos que buscan una mejor vida al norte de la frontera – el sueño americano –

Pero no nos engañemos, esto solamente es la punta del isberg nos quieren asustar con el petate del muerto cuando todos sabemos que anualmente cruzan nuestro país cerca de 350 mil centroamericanos en su camino al norte y la mitad de ellos son detenidos y deportados – en números que duplican a las deportaciones que realizan las autoridades norteamericanas –  a su país de origen por las autoridades migratorias con el costo multimillonario que ello implica.

La pregunta que muchos tendríamos que hacernos es la de habiendo tantas dificultades para ingresar y legalizarse en territorio americano por que los centroamericanos siguen y siguen caminando hacia el norte cuando bien saben de los enormes peligros, las enormes dificultades y el enorme costo de cruzar el territorio nacional.

LA RESPUESTA ES CLARA;  POR QUE UN PORCENTAJE – desconozco cual – de ellos logra obtener gracias a los tratados internacionales  en un largo proceso burocrático obtener una visa humanitaria y tal vez algún día en la obtención de la ciudadanía.

Los convenios internacionales firmados en el pasado ´por los Estados Unidos  y por muchos países mas – el nuestro incluido – obligan a los gobiernos a aceptar el tramite cuando alguien solicita una visa asumiendo ser perseguido político o víctima de la violencia extrema entre otros motivos, y cuando el trámite se inicia la persona en cuestión puede permanecer – e incluso trabajar – en los Estados Unidos sin ser molestado.

Esto en condiciones normales está bien, es un proceso humanitario en su origen, el problema es que esto puede – literalmente – vaciar a sus países de origen porque todos – salvo contadas excepciones – pueden decir que son perseguidos de la violencia y que no pueden regresar.

Ahora bien, EL PROBLEMA ES QUE ESTOS TRAMITES  LLEVAN TIEMPO, ACTUALMENTE SE ENCUENTRAN SOLO EN LA FRONTERA DE TIJUANA CERCA DE 5 MIL MIGRANTES EN LINEA PARA SOLICITAR EL INICIO DEL TRAMITE, Y LOS EXPERTOS CALCULAN QUE ATENDERLOS A TODOS ELLOS NO LLEVARA MENOS DE 18 MESES, ES DECIR CASI DOS AÑOS, Y MIENTRAS NUESTRO PAIS TENDRA QUE VER POR ELLOS, CUIDARLOS Y ALIMENTARLOS CON TODO LOS COSTOS QUE ESTO IMPLICA Y LOS QUE SE SIGAN ACUMULANDO – que vienen detrás de ellos y que se agolpan también en las otras ciudades del norte que hacen frontera con los Estados Unidos.

Por lo que no es un asunto sencillo ni solamente humanitario o de protección a los derechos humanos  o de tolerancia hacia nuestros hermanos del sur, es con mucho algo más complejo.

Ni duda cabe,  que el tema está siendo utilizado políticamente por DONALD TRUMP en su carrera por las elecciones de noviembre – que recién pasaron – y donde gracias a ello logro conservar el control de la cámara alta – que no es poca cosa – y mostrar que aun tiene un musculo electoral que pocos sentían que conservaría a estas alturas. Y  no se nos olvide que en dos años contendrá por un segundo periodo en la Casa Blanca y que continuara en campaña permanente.

Si los norteamericanos realmente quisieran atacar el problema en la legislatura modificarían los convenios internacionales – que antes firmaron – y cerrarían las puertas a cualquier posibilidad de otorgar visas humanitarias, y cuando esto fuera el caso los migrantes entenderían que con todo y el sufrimiento de atravesar el territorio nacional, sus costos y peligros, el viaje seria en balde, en vano por que las posibilidades de entrar en los Estados Unidos sería cercana a 0

Pero por ahora tienen una esperanza y violando – y violentando –  las leyes nacionales cruzan la frontera sur de nuestro país y caminan algunas veces manifestándose violentamente en contra de las autoridades mexicanas – que claro no son ninguna perita en dulce, pero este es otro tema – y son protegidos  los siempre maravillosos mexicanos que les alimentan y les dan techo a su paso y solamente ven como dejan toneladas de basura y desechos por donde pasan – y los vemos en la televisión quejarse por la mala comida que reciben – y todo esto es costeado por una economía, la nuestra, la mexicana que no tiene de donde cortar para apoyarlos y que recortando aquí y allá la cobija del presupuesto – para cobijarlos – descobija a muchos mexicanos que también requieren y que honestamente tienen más derecho a la ayuda por parte del Estado Mexicano.

Esta historia continuara.

Banner abajo articulos