Inicio Elizabeth Mauricio Gonzalez NO HAY MUCHO QUE CELEBRAR.

NO HAY MUCHO QUE CELEBRAR.

21
0

NO HAY MUCHO QUE CELEBRAR.
El pasado 2 de junio de 2019 el PAN perdió dos grandes bastiones; Puebla y Baja California y aunque fue el partido más votado sumando la votación de Durango, Baja California, Aguascalientes, Tamaulipas, Quintana Rro y Puebla no alcanzó para sostener a dos gobernadores, poco aprendieron en Puebla de Moreno Valle y se dieron por derrotados desde el momento de poner candidato, dieron como prioridad destrozarse entre ellos para obtener el control de lo que quedó del PAN, sin entender que el PAN nunca gobernó, que era una persona, brillante por cierto quien controlaba todo, absolutamente todo y tenía la habilidad de evitar conflictos en sus huestes.
Marko Cortes a pesar de que se ensalzó y se declaró triunfador, la verdad es que no hay mucho que celebrar, aun no se ha consolidado como el líder que el PAN necesita, de hecho no veo quien pueda sacar adelante al partido, Tan tibio es que mínimo debió hacerse más el indignado ante la muerte de su gobernadora y su senador aunque fuera nada más para guardar apariencias.
Ojalá que en el PAN entiendan de una vez por todas que se están haciendo cosas mal pero están muy a tiempo de reconocer y restructurar, innovar y terminar con los pluris eternos y las dinastías.
Pero si el PAN está mal, ni hablar del PRI y el PRD que pareciera que hacen diario todo por desaparecer, lejos de reivindicarse siguen en sus prácticas de esas de las que la ciudadanía está asqueada y harta.
Morena aunque ganó las gubernaturas, no fue el partido más votado, y las alianzas le salvaron el pellejo al partido del presidente, pero se demostró que no son intocables y que a la ciudadanía no le gusta que le den atole con el dedo ni le vendan espejitos.
Nuestra sociedad está desesperada, solo quiere mejores condiciones de vida y que sea justa la jornada laboral y el salario, estabilidad económica que les permita una mejor calidad de vida para sus familias, y los políticos les pagan con patadas en el trasero, y si una vida mejor y llena de opulencias pero solo para ellos.

Elizabeth Mauricio González.