Inicio Luis Noé Maldonado Sánchez NO SE QUIERE O NO SE PUEDE

NO SE QUIERE O NO SE PUEDE

18
0

NO SE QUIERE O NO SE PUEDE

Para la Real Academia Española, simular, del latín simulare, significa representar algo fingiendo o imitando lo que no es. El Instituto Mexicano para la Competitividad publicó recientemente el Índice de Competitividad Estatal 2018 donde la Ciudad de México se posiciona como la número 1 como de altacompetitividad. Coahuila se ubica en el lugar número 5 como un Estado con media alta competitividad.Zacatecas se ubica en el lugar número 26 de 32 Estadoscon media baja y a tan solo dos lugares del grupo de Estados que registran una baja competitividad, y solo a seis lugares de Chiapas que se posiciona como el Estado con muy baja competitividad.Que las administraciones públicas pretendan continuar simulando el combate a la corrupción en los Estados ya no funciona más, los ciudadanos están molestos, inconformes, hastiados de ver en el discurso, una autoridad que pretende mostrar condiciones económica y sociales que no reflejan la realidad que viven la mayor parte de los hogares en la Entidad. Se simula y se anuncian estrategias sobre mejora regulatoria pero se continua realizando la función pública con un exceso de trámites que son el escenario perfecto para la corrupción de ventanilla; se simula también que los recursos destinados a los programas sociales se distribuyen entre la población objetivo con base en una política pública que atiende una problemática social determinada, sin embargo la desigualdad del ingreso entre las habitantes sigue siendo la misma; se simula que se hace llegar agua potable a todas y cada una de las colonias urbanas, pero aún y cuando el agua se entrega por tandeo durante poco tiempo y solo algunos días a la semana, los hogares reciben agua solo un día a la semana y muchas veces con poca presión por lo que no se alcanzan a llenar los tinacos; se simula que se persigue y combate la inseguridad, principal factor en el aumento de la violencia, pero persiste la falta de coordinación entre los órdenes de gobierno y la precaria profesionalización de las policías estatales y municipales, a quienes se les respeta más por miedo que por el reconocimiento a su esfuerzo; se simula que los recursos que llegan a los Estados vía Convenios del Ramo 23 se aplican de manera transparente y apegados al principio de legalidad, sin embargo estos recursos federales se siguen gastando de manera discrecional, sin reglas claras sobre el destino que se les debe dar; iba comentar que se simula también la inversión en energías renovables, pero creo que no se hace ni eso, ya que en los presupuestos de egresos no hay partidas de gasto en inversión directa para la generación de energía limpia y para el ahorro energético; se simula que la ruta correcta en la educación superior es la que se sigue actualmente, pero cada ciclo escolar, egresan más jóvenes con licenciaturas que no encuentran trabajo o bien, en el que consiguen emplearse no tiene nada que ver con lo que estudiaron y además ganan menos de $7,253.00 pesos al mes que es el salario promedio de un trabajador de tiempo completo en la capital del país, y sin embargo, la más beneficiada en la educación superior es la burocracia académica con sus exorbitantes salarios y no los hogares en donde los padres entregan su vida para darle a los hijos la mejor educación posible; también se simula que se satisface la demanda de servicios de salud con altos estándares de calidad, sin embargo, los centros de salud siguen sin medicamento y el personal médico y administrativo se preocupa más por cumplir con su horario laboral porque también prestan servicios de manera privada en donde les conviene más prestar un servicio de calidad; y que decir en materia de riesgos de corrupción en donde se simula la puesta en marcha de nuevas herramientas electrónicas en los Gobiernos para transparentar y hacer más eficiente las interacciones con los ciudadanos, sin embargo, no hay lineamientos y políticas de gobierno para reducir el uso del papel que facilite al ciudadano los trámites de gobierno y también ¿por qué no? el trabajo de las auditorías, urge pues la digitalización de archivos. Ahí está, esperemos que para el próximo año Zacatecas escale lugares en materia de competitividad. El repudio a la corrupción fue devastador en el periodo electoral 2018, pongamos a trabajar ya a las instituciones, permitamos que la sociedad civil participe, no más secuestro de puestos, secuestro de presupuestos, no más secuestro de instituciones y mucho menos de la justicia.

 

Luis Noé Maldonado Sánchez, Maestro en Finanzas.