Inicio José de Jesús Reyes Ruíz RECONCILIACION II parte

RECONCILIACION II parte

29
0

 

Dr. José de Jesús Reyes Ruiz

RECONCILIACION II parte

Los Caminos de López

Para documentar mi pesimismo… y el de los demás

RECONCILIAR

“Volver a las amistades, o atraer y acordar los ánimos desunidos”. RALE

Hace una semana, reflexionamos y compartimos estas reflexiones con quien estas líneas se anime a leer con respecto a la andanada de críticas que se llevó el presidente de la república por su PROPUESTA – QUE NO EXIGENCIA insisto – con el único fin de armar una ruta conjunta para la conmemoración del 2021 en donde el Gobierno- Reino de España expresara públicamente y en forma oficial el reconocimiento de los agravios causados a los pueblos originarios.

Este fue su pecado, nunca exigió ni mucho menos, PROPUSO solamente y arriba anexamos la carta para probar nuestro dicho, por lo que la respuesta es – desde mi punto de vista – total y absolutamente inadecuada y fuera de lugar.

“Expresamos con toda firmeza” fue la contestación, que no lo harían ES DECIR QUE NO REALIZARIAN UN GESTO SIMPLE QUE A TODAS LUCES LES ENOBLECERIA, pero no; como pedir disculpas, a quien se le ocurre si son blancos, europeos y a todas luces superiores que nuestros indígenas o que nosotros mestizos.

No me sorprende por parte de ellos, he dicho una y otra vez que los norteamericanos – por poner solo un ejemplo – es un pueblo compuesto mayoritariamente por una sociedad arrogante e ignorante, estas son palabras de Noam Chomsky un norteamericano, un intelectual reconocido en todo el mundo, pues bien estas mismas palabras podrían ser fácilmente adaptadas a una gran parte de la población española que opino reprobatoriamente ante la propuesta de López Obrador, y podrían también extenderse a quienes guardaron silencio. Pero debo insistir que no me sorprende esa respuesta por parte de España y la mayoría de los españoles – que no todos que quede claro – Los catalanes y los vascos reaccionaron positivamente a esta solicitud, entre algunos otros.

Lo que tendría realmente que sorprendernos es la respuesta de una gran mayoría de mexicanos, casi todos mestizos que reprobaron esa solicitud en forma por demás enérgica, y que calificaron el motivo para la propuesta como una actitud que esperaba una ganancia política y no una propuesta justa, que como lo mencionamos hace una semana tendría también que hacer AMLO mismo a los pueblos indígenas por los pecados de acción – desalojo, marginación etc. – pero también por los de omisión – y tendría que iniciar como lo dijimos con la aprobación de los acuerdos de San Andrés.

Pero aun no logro entender la rigidez y lo duro de la respuesta del Rey Felipe VI – en una fe de erratas me disculpo porque en mi escrito anterior lo mencione como Felipe VII – cuando hace solo dos años España pidió una disculpa a los judíos expulsados en 1492 – hace también 500 años – e incluso les restituyo la nacionalidad española, Juan Pablo II pidió perdón por las acciones de la Inquisición, Bill Clinton y después Barak Obama por la esclavitud Ángela Meckel por el Holocausto, Justin Trudeau por la matanza a los indígenas en el Canadá, y así podríamos llenar estas páginas con ejemplos de casos similares, pero no España y su Rey no lo consideran un gesto mínimo de cordialidad para reconciliar a indios y mestizos con el pueblo Español y recomenzar una nueva era de cordialidad con el pueblo de España.

Y en este momento tengo que insistir las palabras de Pérez Reverte en contra del presidente de todos los Mexicanos al llamarle IMBECIL y SIMBERGUENZA son un ejemplo de algo que no puede ser tolerado, y prácticamente nadie de los editorialistas e intelectuales de izquierda y derecha ha dicho esta boca es mía. Es que desconocen la historia, es que han olvidado que antes del “descubrimiento” y la INVASION de Hernando de Cortez, habitaban por estas tierras alrededor de 35 millones de seres humanos, con una cultura que competía y en muchos rubros superaba a aquella de los europeos.

“Gesta Civilizatoria” mis tompiates – perdonando la expresión – que mal nos hubiera hecho hablar Náhuatl y no Español o tener religiones politeístas y no monoteístas.

De los 35 millones de seres humanos 100 años después quedaban solamente un millón y medio, y no fue solo la viruela sino el cruento asesinato de millones por parte de españoles y aliados, nosotros aquí en Zacatecas tememos clara la historia de cómo sus aliados Tlaxcaltecas fueron traídos a estas tierras a que murieran trabajando en las minas como esclavos.

Este fue el pago, y aun así según las encuestas más de la mitad de los mexicanos opinaron en contra de la propuesta de su presidente.
Mucho se ha escrito de la MALINCHE tratando de reivindicar su imagen, pero al final de cuentas fue alguien que sirvió a aquellos que tenían el poder en contra de los de su propia raza, no soy yo quien tenga que juzgarla lo hará la historia y los expertos que se dedican a ella pero si a los malinchistas mexicanos que se fueron con todo en contra del presidente de todos los mexicanos por una propuesta de reconciliación y de acercamiento y se pusieron del lado del Rey y de escritores como Pérez Reverte cuestionando al extremo lo que tendría a todas luces que ser visto de una forma total y absolutamente diferente.

Que si México no existía aun, que tampoco España, permítanme dar una opinión humilde al respecto, España con la reconquista de la península existía por vez primera bajo el reinado de los Reyes Católicos, los mismos que apoyaron a Colon en su viaje en búsqueda de las indias, ellos reconquistaron la península y construyeron lo que hasta nuestro tiempo constituye el reino de España.

Mientras que en Mesoamérica había también un imperio, sanguinario y todo lo que se quiera, el imperio Azteca o Meshica – las raíces de lo que ahora es México, y había una hegemonía que abarcaba desde las tierras de la llamada frontera norte – tierra chichimeca – hasta la península de Yucatán y unos Mayas que habían dejado de existir como tal y que en su historia fueron contagiados por el pensamiento de los aztecas que a través de la conquista crearon un gran imperio cuya influencia podemos ver por ejemplo en Cichen Itzá.

Es por eso que quiéranlo o no nos sentimos más cercanos a las culturas originarias que a los conquistadores españoles, aun aquellos que tienen más elementos genéticos europeos que locales, esto ¿está bien o está mal? no lo sé, pero es una realidad que no podemos ocultar.

Como tampoco se puede ocultar el hecho de ser mirados con arrogancia por aquellos de la raza blanca que nos miran desde los Estados Unidos, pero también desde España.

Quisiera terminar estas reflexiones copiando a la letra un texto de FRAY BARTOLOME DE LAS CASAS sobre las formas de actuar de los españoles en contra de los indígenas que habitaban estas tierras.

“Entraban los españoles en los poblados y no dejaban niños ni viejos ni mujeres preñadas que no desbarrigaran e hicieran pedazos. Hacían apuestas sobre quien de una cuchillada abría a un indio por medio o le cortaba la cabeza de un tajo.
Arrancaban a las criaturitas del pecho de sus madres y las lanzaban contra las piedras. A los hombres les cortaban las manos. A otros los amarraban con paja seca y los quemaban vivos. Y les clavaban una estaca en la boca para que no se oyeran sus gritos.
Para mantener a los perros amaestrados en matar, traían muchos indios en cadenas y los mordían y los destrozaban y tenían carnicería pública de carne humana… Yo soy testigo de todo esto y de otras maneras de crueldad nunca vistas ni oídas”.

(Brevísima relación de la destrucción de las indias)

Si hechos como estos no ameritan una disculpa no sé qué lo amerite.