Inicio Juan Carlos Girón Enríquez “Renovación” del PRI

“Renovación” del PRI

52
0

“Renovación” del PRI

Por: Juan Carlos Girón Enriquez
El Partido Revolucionario Institucional ha iniciado su proceso de renovación de la
dirigencia nacional, y por mas alentadora que resulta la palabra renovación, nos damos
cuenta que el proceso que da inicio no es otra cosa que una farsa orquestada para que
nada cambie, y todo siga igual al interior del partido, como si no se hubiera pagado ya
un precio bastante caro por esta actitud.
Apoyos van y apoyos vienen, solicitudes llegan y requisitos se cumplen,
acuerdos cupulares que desconoces las bases sociales, alejamiento de la población y
de los principios del partido y todo para que, para conservar el status quo.
Para nadie es un secreto que el actual presidente de México era militante
PRIista, tampoco es extraño para nadie que muchos PRIistas abandonaron las filas de
ese partido para seguir a AMLO en su afán por lograr la presidencia, por lo que no
resultaría para nada extraño lo que asegura el Dr. José Narro sobre la participación del
actual presidente de la república en las elecciones internas del PRI.
Lo que tampoco implica descubrir el hilo negro es que la dirigencia del PRI se ha
enquistado, junto con malos hábitos, y se ha olvidado de que la vinculación con la
sociedad es primordial para lograr un triunfo electoral el próximo 2024.
Si bien es cierto el cansancio de la sociedad ante los procesos electorales en
México ya es evidente, se demuestra con el abstencionismo en cada elección, no es un
problema causado exclusivamente por el PRI, pero también es cierto que el alejamiento
de partidos como el Revolucionario Institucional a sus bases sociales agrava el
problema.
Si las organizaciones sociales que integran el PRI se acercaran a sus bases
sociales, si los delegados nacionales y estatales de verdad consultaran a la población,
militancia y simpatizantes priistas sobre a quien dar el apoyo, la firma, el respaldo para
los procesos internos, probablemente el conflicto al interior del partido no sería lo que
es ahora, un constante y prolongado deterioro del partido ahora de oposición.
Lamentablemente, el desgaste y desanimo que hay en las elecciones es el
mismo que se ve reflejado al interior de los partidos, o pudiera decirse que es al revés,
el desgaste interno de las instituciones políticas se reproduce al exterior y los procesos
1 Docente Investigador de la Unidad Académica de Derecho de la Universidad Autónoma de Zacatecas. E-mail:
giron705@hotmail.com

electorales dejan mucho que desear en cuanto a participación política y candidatos se
refiere.
Ya no hay candidatos que se identifiquen con la gente, ahora hay figuras de
poder que reproducen patrones de dominación, alejados de la población y recluidos en
sus cajas de cristal que los alejan de la triste realidad que vive el país.
No es culpa de la sociedad, no tenemos en gobierno ni los partidos que
merecemos, simple y sencillamente hemos dejado que ellos arreglen sus asuntos en
sus cúpulas, en lo oscurito, en donde nadie los vea como si ese secretismo no nos
afectara, pensamos como ciudadanía que ese es problema de ellos, sin hacer
consciencia de que a la larga todo lo que la clase política determina, en lo oscuro o bajo
el escrutinio de los medios de comunicación, no nos afecta, cuando en realidad
reproduce patrones de hartazgo, cansancio y apatía.
A ellos, a la clase política le conviene, pero no a México, no a la ciudadanía, no a
la población que si esta verdaderamente preocupada por lo que sucede en nuestro
alrededor. No estoy diciendo con ello que la alternativa sea rescatar o regresar al PRI al
poder, el partido que llegue, nuevo o viejo, renovado o no, debe tener claro que es por
México y los intereses de la nación, no por sus acuerdos cupulares y su preservación
de poder mezquino.