“Descubriendo” - El Nopal
2737
post-template-default,single,single-post,postid-2737,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

“Descubriendo”

“Descubriendo”

Por LA MADA (Magdalena Edith Carrillo Mendívil)
www.lamaddalenaedi.blogspot.com

La Mada se fue por la tangente, se fue por otro lado, por un lado muy lejos de la segunda parte del articulín anterior “Cuéntame tu historia… y no tendré ni idea de cómo eres”. Pido de disculpas, abro un paréntesis, me llegaron ecos del pasado, de un pasado de cuyo nombre no quiero acordarme pero, si quiero recordar con respeto esa inspiración gris que me produjeron esos años más grises que el propio negro. He aquí algo del fruto de esas horas en vela, cuando con los ojos anegados por el llanto me preguntaba: ¿Por qué seré tan pendeja?
En los últimos meses me he dado cuenta de muchas cosas…
He descubierto que en mi empeño por no ser la protagonista
de tus peores pesadillas,
he pasado a ser el asesino de mis mejores sueños.

He descubierto que mata más el silencio de tus palabras
que el sonido de mi llanto.
Me he descubierto en medio de la noche oscura
repitiendo en voz baja como Lorca:
“¿Dónde está mi Luna?”…

Comienzo a escribir en una hoja en blanco,
quiero creer que me puede escuchar y
en algún momento, con algo de suerte
esa hoja en blanco tenga el valor de responderme.

Ahora comienzo a pensar que mi voz ha perdido volumen,
a pensar que la palabra “fútil” de aquella Magdalena,
que una vez enamoró a López Velarde,
se ha fundido con mi sombra silenciosa.

He descubierto que ahora que quiero llorar
mis lágrimas se han ido. Una vez las corrí,
les ordené dejarme en paz para siempre.
Se fueron y con ellas se llevaron mi capacidad de creer.

He descubierto que los sentidos me han engañado siempre
y una y otra vez he querido aferrarme a los colores que quiero ver,
a esos olores, a esa voz que una vez escuché y en la que creí

He descubierto lo que nunca quise descubrir.
He descubierto que lo que más real parece ser
puede ser la mayor mentira,
he descubierto que creeré en las mentiras,
en mis mentiras, pero ya jamás en mis verdades.
Final del paréntesis, disculpe usted.

Sin comentarios

Publicar un comentario