EL SECTOR SALUD EN EL ESTADO DE ZACATECAS I parte - El Nopal
2880
post-template-default,single,single-post,postid-2880,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

EL SECTOR SALUD EN EL ESTADO DE ZACATECAS I parte

Dr. José de Jesús Reyes Ruiz
EL SECTOR SALUD EN EL ESTADO DE ZACATECAS
I parte
Para documentar mi pesimismo… y el de los demás

Tal vez muchos lo ignoren, pero en la actualidad hay 3 exsecretarios de salud en nuestro país seriamente indiciados por las autoridades gubernamentales por probados hechos de corrupción,  uno de ellos ya tiene en su contra una orden de aprensión el ex secretario de salud del Estado de Durango.

En los otros estados donde los ex secretarios de salud están siendo investigados por abusos cometidos en contra del erario, son los del Estado de Sinaloa y el del Estado de Veracruz, y claro que estamos hablando de estados en donde hubo alternancia en el poder, en Sinaloa la gubernatura paso del PAN-PRD al PRI, aunque la realidad con MALOVA su gobierno fue siempre claramente priista, en Durango y en Veracruz paso del PRI al PAN-PRD. Por lo que nos queda claro que la alternancia, en nuestro país, es condición sine qua non para la realización de una investigación a fondo en contra de actos de corrupción,  resulta indispensable al menos sin que las cosas cambien diametralmente. Se combate a la impunidad buscando que responsables de alterar – para beneficio propio – las finanzas estatales y los recursos que tendrían que ser destinados a la salud paguen con la cárcel sus corruptelas, con cierto dejo – claro – de venganza.

No podemos olvidar que en el vecino estado de Aguascalientes, cuando la administración panista del Señor Luis Armando Reynoso cambio por la priista del ex gobernador Carlos Lozano, se armó también una investigación que dio como resultado que el ex secretario de Salud Ventura Vilchis del gobierno panista terminara en la prisión. Este personaje fue ampliamente conocido en nuestro estado al que llego como Delegado del IMSS al terminar su puesto en Aguascalientes, pero a unos años de dejar el mandato las investigaciones se profundizaron, y al no haber podido explicar el gasto en un Tomógrafo – que no era micho en cuanto a dineros devengados – tubo que terminar literalmente sus días en prisión, donde por complicaciones de un problema isquémico crónico en el corazón, falleció sin haber podido demostrar su inocencia.

Si esto pasa en otros estados, en el nuestro que GOBIERNA (IN) DIFERENTE muchos de los funcionarios fueron instalados en su cargo no por el Gobernador actual, sino por su predecesor Miguel Alonso, es decir le fueron impuestos a Alejandro Tello, con la idea de proteger las espaldas de quien anteriormente había ocupado el puesto. Este es el caso de la Secretaria de Salud.

En privado el Gobernador actual ha reconocido este hecho, es decir que muchos de sus colaboradores no fueron nombrados por el, y le resultan – así lo ha dicho – incomodos por decir lo menos.

Es claro para muchos que las mayores irregularidades cometidas durante el sexenio de Migue Alonso fueron en dos áreas específicas, Finanzas de Fernando Soto, y Salud de Raúl Estrada como lo ha demostrado, La Auditoria Superior de la Federación, pero también El Observatorio Zacatecano de la Función Publica, cuyo manifiesto ocupo este espacio en las últimas semanas. Ahora; bien vale la pena profundizar un poco en lo que sucedía y en lo que aun sucede dentro de esta secretaría para darnos cuenta de las irregularidades que se cometieron y aun se cometen con esta administración encaminada a tapar hoyos y a seguir por los mismos caminos de la corrupción delineados un sexenio atrás o tal vez – según me cuentan – mucho tiempo antes.

Hace apenas unas semanas,  que salieron notas contradictorias en los medios de comunicación local y en los de nivel nacional, el lunes de la semana ante pasada un periódico local – de esos  paleros a mas  no poder – salía la nota que el Gobierno Local se alinearía en la gran compra de medicamentos realizada a nivel nacional  liderada por el IMSS, mientras que el periódico Reforma  el mismo día declaraba que Zacatecas estaba entre los estados que se había negado a participar, y además añadía que esos estados eran los que mantenían una importante opacidad en el proceso de compra-licitación de medicamentos y que ello era la mayoría de las veces señal de corrupción-opacidad al interior de la administración.

Un día más tarde el Gobierno Estatal a través de la Secretaria de Salud hubo de aceptar que se habían quedado al margen de la  mega licitación nacional que implicaría ahorros en el costo de los medicamentos hasta de hasta un 70%  y el cubre espaldas y actual Secretario salió a decir que eso beneficiaba las finanzas de su dependencia, con elementos poco creíbles y que solo estaban encaminados a intentar manipular la realidad para justificar que el proceso local seguiría haciéndose a través de una empresa que inicio esta compraventa en el sexenio anterior con mil y una irregularidades, que claro se mantendrán tal y como estaban bajo el gobierno de Miguel Alonso y las mochadas hacia su hermano Juan con la mirada complaciente y cómplice del entonces encargado de la dependencia Raúl Estrada, que algo ganaría con estas transacciones, y actualmente valla usted a saber quién sea quien resulte beneficiado con esta decisión que sin lugar a dudas le costara y mucho a la sociedad zacatecana.

Tampoco es un secreto para nadie que la Auditoria Superior de la Federación, en su dictamen más reciente señalada claramente las múltiples irregularidades dentro de esta dependencia La Secretaria de Salud Local; y lo que hizo, el Gobierno – in – Diferente de Alejandro Tello fue, ordenar una investigación por parte de la inútil Secretaria de la Función Pública, a cargo de Paula Rey que como ya es de sobra conocido, solamente servirá para inmunizar – léase vacunar – a los funcionarios – en este caso Raúl Estrada y achichincles, porque al realizar una investigación que todos sabemos que terminara en nada – en un futuro saldrán a declarar que no se encontraron irregularidades –  servirá para exonerar a los que han sido inhabilitados (con los millones ganados de mala manera, ya para que quieren trabajar) para cargos públicos, y lograr que el asunto sea cosa juzgada y que no exista autoridad que les pueda investigar de nueva cuenta por el mismo delito.

No nos olvidemos –  solo para reírnos un poco – que hace apenas una semana Alejandro Tello ordeno a Paula Rey que iniciara una investigación a COBAEZ y a SEDATU para buscar irregularidades – juar juar –  como si no supiéramos como se las gasta su Secretaria de la Función Pública – caiga quien caiga, hasta sus últimas consecuencias  serían sus palabras. Por el amor de Dios.

Ya conocemos como se las gastan nuestras gloriosas instituciones, llámense Secretarias locales o federales de la función publica o las Procuradurías como la federal a cargo del amigo Cervantes que en lo único que piensa es en su cargo como Fiscal General, supuestamente independiente, y claro que si independiente de la ciudadanía pero cercano y dependiente del Sr de los Pinos a quien se encargara – como corresponde – a cuidarle las espaldas cuando termine su mandato.

Regresando al tema que nos ocupa, tampoco olvidemos que en los dos procesos electorales que se le atravesaron al Dr. Raúl Estrada durante su administración, se le reconoció como uno de los más preclaros delincuentes electorales, en los dos procesos fue señalado y claro exonerado por nuestros tribunales electorales siempre al servicio de quien está en el poder. Podemos recordar – no sin que nos produzca una nausea profunda – como se manejaban dentro de esa institución las famosas pirámides donde se le exigía a los trabajadores entregar el nombre, copia de la credencial de elector y el teléfono de las personas a quienes tenían que convencer para votar por el PRI, y el número de votantes era mayor si su puesto era de más importancia, y sabían que si fallaban no necesariamente se les correría, pero si se les cambiaria de horario o de adscripción perjudicándoles enormemente por no conseguir votos para el PRI.

Yo personalmente escuche de viva voz a este personaje, que era nuestra obligación votar por el candidato designado por Miguel Alonso y su partido, porque a él debíamos el puesto y nuestro salario…

También fui testigo, y así lo hice saber en su momento – a través de mis comentarios escritos como el que ahora expongo a la consideración ciudadana – de las represalias a quien se atrevía a apoyar a un candidato que no fuera del PRI, o al simple hecho de pertenecer ideológicamente a la izquierda como fue mi caso, solo que en mi caso las cosas fueron más complejas, al exhibir múltiples actos de corrupción y buscar caminos diferentes para que mejorara la atención del Hospital General que entonces dirigía, hiso mi puesto imposible de mantener, por lo que en un acto de colaboración entre autoridades y sindicato, se dieron a la tarea de armar una escenografía donde se me acusaba de maltrato hacia alguno de los especialistas en mi área de la neurocirugía y de falta de respeto – cosa que nunca se sustentó objetivamente – y llevando a empleados manipulados de otros hospitales – no del General – bloquearon la dirección y me sacaron de la jugada con toda premeditación alevosía y ventaja.

Comentare algunos otros casos que a quien interese podrá solicitarnos nombres – que se omiten por razones obvias – y otros detalles, ya que contamos con toda la documentación que lo acredita, y estos casos (5) perfectamente documentados serán debidamente presentados en nuestra próxima colaboración por lo que esta historia aquí no termina.

Sin comentarios

Publicar un comentario