EL SECTOR SALUD EN EL ESTADO DE ZACATECAS II parte - El Nopal
2932
post-template-default,single,single-post,postid-2932,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

EL SECTOR SALUD EN EL ESTADO DE ZACATECAS II parte

EL SECTOR SALUD EN EL ESTADO DE ZACATECAS

II parte

Para documentar mi pesimismo… y el de los demás

Hace una semana; iniciamos una serie de reflexiones con respecto al Sector Salud durante el sexenio previo y el actual, comentamos con toda la claridad, que si bien en un sistema democrático fallido e incompleto, donde la transición no  finaliza y la democracia  no termina por consolidarse, el logro de la alternancia al menos permite que el gobernador entrante de un partido diferente al que ha dejado la administración, logre que se realicen investigaciones serias – si se quiere un poco por odio y venganza – que dan como resultado el que salgan a la luz actos de peculado y corrupción de la administración previa.

Este fue el caso del Estado vecino de Aguascalientes en donde cuando cambio la administración del exgobernador Reynoso del PAN a Carlos Lozano del PRI, este último se fue con todo no solo en contra de su predecesor – quien sigue siendo investigado y que ha ido a parar en más de una ocasión a la cárcel – sino de sus funcionarios, y uno de ellos era Ventura Vilchis quien termino sus días en prisión donde presento una complicación cardiovascular que le costó la vida.

En el también vecino Estado de Durango, donde el PRI dejo su lugar al PAN en la gubernatura, se iniciaron investigaciones que concluyeron encontrando al ex secretario de salud culpable de peculado siendo acusado y actualmente libra una orden de aprensión, algo similar sucede en Sinaloa donde las siglas cambiaron del PAN-PRD al PRI y el personaje más investigado e inculpado es – acertaron – también el exsecretario de salud.

Otro caso es Veracruz en donde las acusaciones van hasta el de haber administrado agua bidestilada en vez de los costosos medicamentos contra el cáncer por parte del Secretario de Salud de Javier Duarte – quien también anda huyendo –  ahí el cambio fue de un gobierno PRI ista a uno panista- perredista (¿?) y aquí hasta el propio matraquero del PRI José Narro Secretario de Salud, nos dice que existen 25 denuncias en curso contra este sector en donde están por comprobar recursos del orden de los 750 millones de pesos, obvio el encargado de la salud durante Duarte anda huyendo, a salto de mata.

Pero no solo donde se da la alternancia es donde se descubre ante la opinión publica las irregularidades, en el Estado de México el Propio José Narro ha denunciado que existen recursos por el orden de los mil millones de pesos sin comprobar, y en el Estado de Hidalgo – en ambos no hubo alternancia – el administrador de la Secretaria de Salud se encuentra actualmente preso por irregularidades financieras.

Y la pregunta que se hace la ciudadanía en estas tierras coloradas donde ya no sabemos qué hacer con tanta lluvia, aquí ¿son las cosas diferentes? NO CLARO QUE NO dentro de los estados investigados por el propio Narro se encuentra Zacatecas y, conjuntamente con la Auditoria Superior de la Federación se han detectado y sacado a la luz irregularidades en el gasto por el orden de 450 millones de pesos, solo que aquí las cosas son distintas, aquí sí que existe un gobierno comprometido con la administración pasada que siente en su corazoncito que fue ella y el propio Miguel Alonso quien les puso en la silla que ahora ocupan, y claro que tienen la razón. En este sentido – el de la impunidad – se encargan a todo lo que da de proteger las espaldas de la administración previa. Pero pueden estar seguros; que no solo Narro sino la ciudadanía toda, tarde que temprano mostrara a la opinión publica las irregularidades estableciendo DENUNCIAS PUBLICAS y exhibiendo a quienes cometieron actos de corrupción para que paguen por ello ante una sociedad ya no tan inerme como en el pasado, de esto pueden estar seguros.

Nos queda claro que el propio Secretario de Salud José Narro, y Mike Arreola al frente del IMSS han denunciado con todas sus letras que los estados que se negaron a participar en la licitación y compra amplia de medicamentos, lo hacen para permanecer en la opacidad y para seguir lucrando con medicamentos que adquieren sin el descuento que se logró en el plano federal de hasta un 75%  pagando sobrecostos de hasta un 35% es decir una diferencia  por arriba del 100% y ello significa que aquí el Estado de Zacatecas está pagando en muchas ocasiones el doble por un medicamento de lo que podría haber pagado su hubiera participado en la licitación federal.

Esto no lo decimos los contreras cuestionadores de las acciones gubernamentales, lo dicen José Narro y Mke Arreola, ¿a quien le daremos crédito, a la mancuerna Breña- Tello o a los funcionarios federales? la verdad y lo cierto es que los caminos que eligieron les da la posibilidad de derivar en acciones de corrupción con fines de lucro para unos cuantos – ¿para quienes?

A principios de esta semana, un grupo de profesionales; maestros Universitarios, Médicos, Empresarios y miembros de la sociedad civil – 50 en total – anunciaron la consolidación de lo que formalmente se llama Observatorio Ciudadano de Zacatecas para la Función Publica – antes Contraloría Social – Señalamos que las dos dependencias que habían tenido más irregularidades en el sexenio previo eran Finanzas – claro – y Salud, se comentaron – por ejemplo – las irregularidades de la primera licitación de Laboratorio que gano una empresa fantasma frente a dos empresas serias, la duplicación de los costos de equipos como el de la Bomba de Cobalto para radioterapia y la Resonancia Magnética, las alteraciones y cambio de especificaciones de 80 de las 120 ambulancias adquiridas por el gobierno anterior – que por cierto nadie sabe bien a bien donde se encuentran – La inutilidad de los famosos robots cuyo costo para el estado fue del orden de 100 millones de pesos, y donde el costo por robot se duplico de un día para otro por razones que ya se podrán imaginar, equipos que pudieran haber sido substituidas por una Tablet de mil pesos y un buen servicio de internet, o por ejemplo la compra de videocámaras a 3 veces su precio al público, por poner solo algunos ejemplos

De todo ello tenemos documentario y – no se les olvide – nuestra obligación única es seguir investigando y hacer la denuncia pública, y forzar a las autoridades – Oficina de la Función Pública, que sirven para maldita la cosa – para que realicen la función para la que están siendo pagados – y si no que el pueblo se los demande.

Las cosas no terminan ahí – obvio – la continuidad en dicha secretaria salta a la vista, y una de las formas – que yo personalmente viví – era la de ejercer presión sobre los directivos para que se firmaran contratos de un mantenimiento que nunca se dio, con esto querían tapar – y lo siguen haciendo – los hoyos financieros dejados en el pasado, lo peor es que ex directivos honestos – cuyos casos tenemos documentados y en algún momento presentaremos ante la sociedad – en esta administración fueron presionados amenazándolos que en el caso de no firmar serian corridos de la institución, ellos se negaron y los corrieron, y prepárense por las demandas gigantes que haremos en contra de la Secretaria por estos actos autoritarios e ilegales ahora si hasta que paguen por sus actos delictivos.

Es claro y lo saben todos dentro del sector salud, que existe una lista negra  donde se encuentran aquellos trabajadores que simpatizan con partidos de la oposición o que abiertamente participaron con ella en la última contienda electoral, ellos fueron despedidos automática y autoritariamente por el Dr. Raúl Estrada sin mediar explicación alguna, muchos se enteraron al llegar a su trabajo que sus cosas estaban tiradas en el pasillo, que no tenían ya una oficina, y que le hicieran como quisieran, a algunos otros se les cambio – sin avisarles – de horario y se les rescindió el contrato un mes después por inasistencia, otros fueron cambiados de asignación siendo enviados a algún lugar lejano al que no podían cambiarse, otros fueron acusados ante el jurídico de maltrato por parte de algún paciente – inexistente por supuesto – para castigar su osadía de apoyar otras causas que no fueran las de Alonso-Tello.

Tenemos hasta el momento 10 casos documentados de este tipo de trato, pero no podemos olvidar, la sociedad no debe olvidar que Raúl Estrada estuvo en los dos procesos electorales implicado en delitos electorales que le fueron exonerados por las autoridades siempre serviles del gobierno en turno, y claro no nos queda duda que lo que han hecho en el pasado lo volverán a hacer en el 2018 las típicas pirámides que en su momento dirigió la Dra. Ruth Llamas entonces a cargo de la Dirección de Atención Medica quien se decía gran amiga – casi hermana – de Miguel y de Lucia Alonso y que distribuía las dichosas pirámides entre los directivos de distintos niveles a los que exigía un número siempre superior a 20 de votantes a favor del PRI de lo contrario ya se esperarían represalias.

En un país como el nuestro se tiene uno que andar con cuidado al hacer denuncias de estas características, no me olvido que alguna vez me visito el administrador de los Servicios de Salud de Querétaro, con el asunto de la compra de camas para hospital que fueron cotizadas en 3 veces su valor, y que fueron vendidas por una compañía que estaba a nombre de la esposa del Secretario de Salud, cuando me pregunto si valía la pena armar la denuncia penal mi comentario fue a que esperara al cambio de gobierno, porque en ese estado se vislumbraba – como se dio – la alternancia del PRI al PAN,  pero él no resistió la tentación y con los elementos en la mano denuncio, y el único que termino en la cárcel fue el que había hecho la denuncia y el secretario de salud,  y su esposa tan campantes.

Este es el país Kafkiano en el que vivimos, pero no nos abstendremos de dar los pasos que tengamos que dar para que las cosas mejoren en el futuro.

Sin comentarios

Publicar un comentario