PODIUM - El Nopal
2986
post-template-default,single,single-post,postid-2986,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

PODIUM

PODIUM
JAIME ENRÍQUEZ FÉLIX

I. Este 19 de septiembre nos mueve sentimientos añejos por 1985 cuando vivimos una tragedia mayor para nuestra generación, en virtud de que el otro sismo magno, el de la caída del Ángel, no nos tocó experimentarlo. Recordar con intensidad aquella vivencia, nos hace reflexionar acerca de lo endeble que son el hombre y sus obras cuando se oponen a la naturaleza.
II. El Valle de México en la época prehispánica era un bello lugar, poblado, con respeto a la tierra y a los cielos. Había construcciones sobre el lago, pero orientadas de tal manera que era posible que Tenochtitlan cohabitara con el agua. Había canales que se usaban para transportar personas y mercancías. Los ríos estaban a flor de tierra, pero la cultura española impuso por la fuerza la concepción de los forajidos conquistadores de nuestras tierras. El capitán era Hernán Cortés. Ya conquistados, la avaricia del oro y la plata destruyó nuestra civilización e impuso la extracción brutal en socavones mortales. La población indígena tuvo un decremento criminal.
III. Este 19 de septiembre nos recordó que nuestras casas son de papel ante la fuerza de la Tierra, sin embargo, rescató el espíritu de la solidaridad entre los mexicanos que se unieron para sacar de los escombros almas muertas o vivas, con una necedad férrea no de ser héroes sino de ser hermanos ante la adversidad. Los perros también fueron fraternos. Todo el país se volcó sobre la Ciudad de México y las otras entidades afectadas. Imágenes como las de aquellos tiempos del gran general Lázaro Cárdenas en los días de la expropiación petrolera, se observan los tumultos de los ciudadanos, aportando lo que no tienen con tal de apoyar a su nación. Imágenes hermosas de minusválidos o ancianos entregando bocados o ropa vieja que se convierte en nueva para los que ahora no tienen nada. Perdieron su casa, a su familia, sus muebles, sus recuerdos: más que volver a vivir es volver a nacer.
IV. Los aplausos, los himnos nacionales, fueron el sello al encontrar con vida a un humano, cuando miles estaban organizados para rescatarlo. Algunos gobiernos se vieron rebasados y hubo enojo de la población, sin embargo, la mayoría de ellos estuvieron presentes en los momentos cruciales. La emoción y el esfuerzo empezarán a desvanecerse al pasar los días y no existir certidumbre de que la vida humana aún puede florecer. Entrará la maquinaria para rescatar de otra forma lo perdido. Pero la necedad de un pueblo patriota no quiere abandonar las trincheras porque la esperanza muere al último.
V. Viene la otra etapa, de una manera planeada y con la directriz del Ejército y la Marina que impondrán la entrada de maquinaria pesada y nosotros tendremos que velar a nuestros muertos y ayudar a nuestros vivos. Esta es otra tarea que no podremos abandonar, a pesar de que las emociones se vayan diluyendo con los días.
VI. Los héroes anónimos crearon un concepto de la niña Frida Sofía a la que era preciso rescatar, Pero había muchas niñas con ese o sin ese nombre. La sociedad herida también tiene derecho a crear sus mitos como La Llorona, Juana Gallo, el Niño Perdido o el Indio Triste. Surgen las leyendas en las desgracias y el símbolo de esa niña dio más fuerzas para el rescate. ¿De dónde surgió? De las voces populares o de los rumores lógicos. Una televisora o la radio no tienen la fuerza de impregnar mitos en las tragedias. Pero al margen de esta contaminación, el pueblo luchó en todas las esquinas, en todos los rincones para salvar a sus hermanos. Esto es lo que tiene valor en este hecho lamentable.
VII. La población se levantó de manera no organizada pero consistente contra los partidos políticos, exigiendo que las prerrogativas que estos utilizan para comprar el voto entre los más miserables debieran restringirse para que el gasto se vierta en la reconstrucción de esta patria nuestra. Hubo resistencia y demagogia. El PRI señala que aportará el 20 por ciento de su prerrogativa. La Santísima Trinidad configurada por el PRD, el PAN y el Movimiento Ciudadano, dicen que con mucho gusto, pero voces en su interior señalan que la ley debe transformarse, que están de acuerdo pero que no se puede. EL Verde Ecologista, palero del PRI dice que está listo para donar. López Obrador señala que sí meten la lana pero que él la reparte, porque en el país no hay nadie confiable más que él mismo. Conclusión esta es una bola de humo. Tenemos todos, colectivamente que presionar para que la aristocracia partidista que gana millones en las cámaras y en los puestos públicos cedan a esta demanda.
VIII. Hay un diputado zacatecano opositor que tiene salario en la cámara como legislador, como coordinador y como representante en el INE, por lo que sus percepciones deben andar en unos 800 mil pesos mensuales, además de ser propietario de uno de los diarios más prestigiados en el centro de la República.
IX. Todo México llorando y Zacatecas bailando: el luto nacional de tres días no fue acatado por la insensibilidad del gobierno zacatecano que tenía que seguir la fiesta de las tamboras y las borracheras que tanta muerte han causado entre los jóvenes del estado. Las festividades religiosas han sido prostituidas. La imagen de gobierno se reconstruye gracias a los Ángeles Azules, a Paquita la del Barrio y demás entretenedores públicos. Ese recurso también debió haber sido donado para los miles de damnificados. Días difíciles para la nación entera. No hay estados de excepción. Ni Zacatecas. La razón de la suspensión es contundente, pero en nuestro estado hasta los forajidos como Julión fueron bienvenidos y con las cuentas incautadas, la lógica nos señala que se le tuvo que pagar en efectivo.
X. Viene la rebelión de los jóvenes. La furia de las masas contra gobiernos como el de Graco Ramírez o el de Oaxaca y Chiapas. El sismo debe ser un elemento para una reflexión colectiva y un reemplazo generacional necesario que los adultos no hemos permitido por presumir que los jóvenes no tienen experiencia. ¿Cómo la pueden tener si no hay para ellos oportunidades previas? México está más fuerte que nunca: los ciudadanos mostraron el músculo sin pedir nada a cambio. Esfuerzos colectivos con riesgos de derrumbes porque los sismos han continuados, pero allí están exigiendo ser testigos para encontrar a los vivos y a los muertos. Se molestan ante el Ejército y la Naval y quieren impedir su lucha a favor de la tierra y no en contra de ella. Pero también tenemos que entender que en esta tragedia hay etapas y la de brazo con brazo debe ya concluir para iniciar la reconstrucción nacional de las casas de los sin casa donde todos deberemos participar, con o sin gobierno, con o sin partidos.

Sin comentarios

Publicar un comentario