POR MEXICO (¿ANAYA?) AL FRENTE - El Nopal
3292
post-template-default,single,single-post,postid-3292,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

POR MEXICO (¿ANAYA?) AL FRENTE

Dr José de Jesús reyes Ruiz

POR MEXICO (¿ANAYA?) AL FRENTE

Para documentar mi pesimismo… y el de los demás

Contra lo que muchos pensábamos, el Frente – nada – Ciudadano  por México, se concretó en la realidad al inscribirse como una Coalición Electoral, con miras a competir en los procesos electorales del 2018.

No debemos olvidar la historia de esta – valga la redundancia – parte ya de la historia reciente de este nuestro México México y Surrealista. Y es que hace 6 meses un joven de familia acomodada – pirruris – como lo llamaría recientemente López Obrador, procedente de Querétaro y quien a contracorriente se hizo del Partido Acción Nacional acto en donde demostró – sin lugar a dudas – mucha habilidad y oficio político, porque actuó en contracorriente a las fuerzas internas de ese su partido, soñó, e insisto en la posibilidad de ser Presidente de México.

Y es claro que no se trata de un personaje honesto a carta cabal.  No, claro que no, pero de que es un buen político, eso no nos queda ninguna duda, primero porque se hizo del partido de oposición más longevo frente al PRI en nuestro país, y segundo porque logro lo que muchos asegurábamos con muy pocas posibilidades de formarse, un frente que uniera en principio al PAN y al PRD y que posteriormente también logro unir las fuerzas de MC, Movimiento Ciudadano.

El ultimo rompimiento que ha vivido la historia del PAN fue con la entrada de la clase empresarial, los neo panistas que postularon a Clouhtier en 1988, quienes no tenían ni la más remota idea de los principios doctrinarios del PAN y que solo veían en ese partido la plataforma para – uno – hacer política, y –  dos – poder arrebatarle al PRI la presidencia de la república así como  otros puestos de poder. Estos personajes eran – no cabe duda – pragmáticos y se negaban a que el PAN fuera solo un partido testimonial ante los usos y abusos del PRI en el poder, e insisto no debemos olvidar que muchos panistas de cepa vieron con una enorme desconfianza estos sucesos pero no lograron imponer las mayorías necesarias para frenarlos.

Poco tiempo después vino el otro gran rompimiento, se dio el FRAUDE que le dio la presidencia a Carlos Salinas de Gortari en forma ilegal, quien al sentirse ilegitimo en este puesto sintió que la única forma de adquirir la legitimidad que requería era negociando con el PAN.

Fue ahí donde aparece en escena un panista de corazón priista – como los hay muchos, Fox y Meade entre otros – nos referimos al Jefe Diego, quien rápidamente entro en negociaciones con el entonces secretario de Gobernación – otro maestro en el manejo de la política – Gutiérrez Barrios que termino en la clandestina reunión de diciembre del 88 donde en Palacio Nacional, Salinas, Diego Fernández de Ceballos y Gutiérrez Barrios, dejando en un salón adjunto a Bernardo Batís, González Ishmal Luis Álvarez y algunos otros que escapan en  este momento a mi memoria, y que acordaron apoyar incondicionalmente al innombrable a cambio de algunos puestos de poder,  aceptando la quema de las urnas donde el ganador había sido Cuauhtémoc Cárdenas por un margen superior a los 7 puntos porcentuales.

A la salida, en la suburban que les llevo de regreso a la sede del PAN, se dio el rompimiento cuando la mitad de los ahí presentes se inconformaron con ese acuerdo y anunciaron su salida, que dio lugar a la formación del FRENTE DEMOCRATICO Y DOCTRINARIO con los panistas de cepa que formaron una organización que Salinas de Gortari – por obvias razones – no permitió que se consolidara como un partido político por lo que tiempo después muchos de ellos engrosaron las filas de la izquierda y del nuevo PRD, partido en el que se consolido el Frente Amplio Progresista que había postulado a Cárdenas en esa contienda fallida aunque triunfadora.

Pero claro el PAN que quedo, el negociador comenzó a recibir triunfos legítimos como el de Baja California, y otros no tanto como el de Guanajuato – en donde el PRI sacrifico al ex regente de la Ciudad de México – o el de la presidencia municipal de Mérida.

Y de ahí pal real…

Pues Bien Anaya se hizo cargo del PAN gracias a su gran habilidad y oficio político, y aun y cuando muchos protestaron, él supo ingeniárselas para mantenerse en su lugar y de ahí enfilar sus ambiciones personales y no las de México.

Es obvio que en sus puestos obtenidos en su natal Querétaro, le habían dado dividendos importantes como para crecer políticamente – porque alguien sin recursos difícilmente lo puede lograr en este México nuestro,  para vivir en Atlanta Georgia en los Estados Unidos en donde habitaba una gran mansión y donde sus hijos asistían a escuelas particulares con todo el costo que ello representa.

Pero sus ambiciones no quedaban ahí, él quería – y quiere – ser presidente de la república, haría todo para lograrlo y entonces le nació la gran idea, una coalición, una alianza – que ya se había dado solo que por encimita – entre el PAN y el PRD, y para ello había que conquistar a la entonces líder del PRD Alejandra Barrales, quien había intentado ser contrincante de su ex pareja sentimental Miguel Ángel Mancera, en la contienda previa por la Ciudad de México pero que se había quedado en la raya ante el apoyo incondicional que Marcelo Ebrad le diera a quien después le traicionaría de todo a todo.

Es claro que podía convencerla que ella – y él por supuesto – podrían convertirse en la pareja, en el dúo dinámico del 2018, ella por la Ciudad de México y el por la Presidencia de la Republica, y claro no fue difícil convencerla y así juntos anunciaron su intención de formar el FRENTE al que equivocadamente le llamaron ciudadano – porque de ciudadano no tiene ni nunca tuvo nada, absolutamente nada –

De ahí para el real fue pura operación política, y nadie en sus cinco sentidos pensó que podría domar a las fuerzas internas del PAN para que se le dejara – así como si nada – ser el el candidato – y nadie más – había ahí dentro muchos intereses, sobre todo los de un personaje – tampoco confiable – proveniente del Estado de Puebla, el Sr. Moreno Valle, quien también iba por todas las canicas, fuera de otros como el  Gobernador de Guanajuato, Ernesto Rufo y algunos más que estaban bien interesados en esta candidatura.

Muchos de ellos expresaron claramente su reticencia a acatar el plan que ya se veía venir, y no entendíamos como lo fuera a lograr, una de las más grandes piedras en el camino de nuestro personaje fue sin lugar a dudas Margarita Zavala impulsada por su esposo ex presidente Felipe Calderón, quien sin más méritos que el de haber sido una esposa discreta y de bajo perfil, y el de haber sido asambleísta en una ocasión y diputada federal en otra – siempre por la vía plurinominal – se sintió con los merecimientos de ser candidata sin recordar el terrible gobierno de su esposo y el hecho que él es el principal responsable de esta guerra sin sentido que nos tiene en los más altos índices de violencia y de inseguridad.

Ella fue quien le dio más pelea pero pronto se dio cuenta que las tenía todas las de perder al interior del PAN donde su control era más bien escaso, y tuvo que renunciar a su militancia y lanzarse por la vía independiente.

Aun con este triunfo sobre Margarita, no creímos que pudiera disciplinar al resto de las fuerzas panistas, pero lo logro y la prueba de ello que 11 de los 12 gobernadores panistas se alinearon en su toma de posición como precandidato, solo falto el poblano que sigue sintiéndose afectado pero que según el rumor popular ya negocio logrando que su esposa sea la próxima candidata a la gubernatura de Puebla.

Y si al interior del PAN las cosas no pintaban sencillas, en el PRD con  las tribus y expresiones siempre confrontadas entre si el escenario parecía menos que imposible, tan solo recomendamos se asista a una convención perredista para entender de lo que hablamos, nadie se pone de acuerdo con nadie, como es que lograron  convencer a Bautista con los Chuchos y otros especímenes no lo sabemos, o más bien si y es porque les ofrecieron algo que nunca encontrarían en otro lado.

Recordemos que el PRD es un partido en vías de extinción que no cuenta con más del 7% de las tendencias electorales – y bajando – y que pudiera incluso estar en riesgo de perder el registro. Pues bien Anaya en su empeño de ser candidato ofreció más de lo que debía, teniendo el PAN el 80% de la intención del voto dentro del frente ofreció el 50% de las candidaturas al PRD y a MC y así como no va a bailar mi hija con el señor

Como es que los panistas – es la pregunta – permitieron ese robo en despoblado, porque Anaya con tal de ser candidato puede ofrecer hasta lo que no, pero es claro que fue un robo en despoblado por parte del PRD Y MC a cambio de que el frente caminara

Esto y algunos otros aspectos del frente seguiremos comentando en nuestra próxima colaboración

Sin comentarios

Publicar un comentario