2018 ¡NO PINTA NADA BIEN! - El Nopal
3353
post-template-default,single,single-post,postid-3353,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

2018 ¡NO PINTA NADA BIEN!

2018 ¡NO PINTA NADA BIEN!

Para documentar mi pesimismo… y el de los demás

No pinta nada bien, ¿o hay alguien – fuera de los precandidatos – que diga lo contrario? A un año del gasolinazo – cortesía de Meade el flamante candidato del PRI – este año nos encontramos con uno nuevo, si bien no de la misma magnitud del previo que rebaso el 25% de incremento, hoy; con aumentos  van – en forma variada – siempre por arriba del 5%, mientras que la electricidad pero sobre todo el gas para consumo del hogar siguen incrementándose exponencialmente.

Pero alégrense mexicanos despistados por que no todo sube, el peso baja constantemente frente a un dólar cada día más fuerte, y no se ve por donde las cosas puedan cambiar. La recién aprobada reforma fiscal – el primer éxito del gobierno de Donald Trump – donde el impuesto sobre la renta baja – claro para los grandes consorcios y empresas, de un 37 a un 25%, lo que hará al suelo norteamericano  un  paraíso fiscal para las empresas, y muchas de ellas tanto nacionales como transnacionales harán sus maletas para mudarse a aquel país con todo y lo que ello implica en pérdidas de empleos y de inversión en el nuestro.

Y mientras esto sucede, aquí no se hace nada para responder, al menos con una reducción – si bien no igual – que cuando menos que haga interesante a las empresas aquí instaladas – ya no se diga invitar a aquellas que en el extranjero tuvieran algún interés – para permanecer en nuestro país.

Que quede claro que la reforma fiscal diseñada por Trump fue para las personas morales es decir para las empresas sobre todo para las de gran dimensión, no así para las personas físicas que solo encontraron una reducción de un miserable 2% en los impuestos que ya pagan, de un 37 a un 35% Aquí podemos ver las intenciones del gobernante maligno del vecino país del norte.

Como repercutirán las cosas en México por sus acciones, es lo que menos le interesa, o más bien si le interesa porque ha demostrado hasta el cansancio ser un personaje mexicanofobo y a nadie – ni siquiera al islam o a los migrantes de países del oriente medio – le ha hecho más daño con sus acciones que a nuestro país,  seguramente estará feliz por ello.

Mientras que aquí nuestros gobernantes – el Sr. Peña y el Virrey Videgaray incluidos – siguen rindiéndole pleitesía y ofreciendo la poca dignidad que aún conservan en la esperanza que algún día – seguirán esperando sentados – tenga alguna compasión de ellos – y de pasada de nosotros, el resto de los mexicanos.

Hay muchos – yo incluido – que hubiéramos preferido una actuación digna y no de rodillas de frente a los ajustes del tratado de libre comercio, a las amenazas del muro y a los dichos de que nuestros compatriotas migrantes – sin lugar a dudas lo más valioso de nuestra población – fueran  acusados de criminales y de violadores como lo ha hecho este personaje WASP – White anglo saxon protestant –  que odia cualquier pigmentación sobre la piel sobre todo si es cobriza como la nuestra.

En nuestro país las cosas tampoco pintan nada bien,  mientras el gobierno federal se apresta para echar su resto – que son recursos de todos los mexicanos – para tratar de ganar, a como dé lugar, haiga de ser como haiga de ser, las elecciones del 2018 para que las cosas sigan igual -. Bien para ellos, mal para la mayoría de los mexicanos –  y cuentan con la ayuda de las instituciones electorales, el INE – que seguirá haciéndose de la vista gorda – pero principalmente del TRIFE, que abalara todas sus corruptelas como recientemente lo ha hecho al legalizar las tarjetas – monex soriana y otras – con las que el PRI se lanzara con todo a la compra del voto, así o más claro.

Y todo ello seguirá reduciendo las pocas esperanzas de la ciudadanía para ver un cambio posible, porque enfrente está el joven maravilla, Anaya con su Frente con él por México, quien ha demostrado hasta el cansancio que puede atropellar a quien se le ponga enfrente para lograr sus objetivos, lo ha hecho con sus compañeros del PAN, como lo hizo con Margarita, y de llegar al poder – Dios nos agarre confesados – hará lo mismo que sus predecesores panistas Fox y Calderón, es decir nada bueno, pero sin lugar a dudas mantendrá el barco en la misma dirección que Meade lo haría para el bien del establishment y de los intereses de las mafias del poder – que créanme si existen, no son inventos tropicales – y él mismo se beneficiara de ello, supongo no en la medida de las ambiciones de Peña Nieto y sus compinches – más pinches que otra cosa – de Atracomulco, pero él quien no tiene ninguna experiencia en gobernar – nunca ha participado en una elección y solamente tiene en su currículo una subsecretaria  de turismo – si la tiene en eso de enriquecerse a costas del erario y de incrementar exponencialmente su patrimonio inmobiliario – como lo ha hecho antes a costa del Estado de Querétaro – y finalmente se retirara a una mansión en Atlanta y que los mexicanos se jodan que al poco le interesa.

El menos pior – como diría el paisano –  sería AMLO con lo que pudiéramos enfrentarnos a un derechista de closet que saliera de su escondrijo al llegar a Palacio Nacional,  con el podríamos esperar mínimamente dos cosas, UN GOBIERNO REALMENTE AUSTERO cosa que sin  lugar a dudas sucedería, y posiblemente uno HONESTO en donde la corrupción no se acabaría pero esperamos disminuiría considerablemente, y en el mejor de los casos UN CAMBIO DE TIMON que nos llevara por otros derroteros, aunque de esto nadie puede estar totalmente seguro.

En el plano local las cosas tampoco pintan nada bien, fuera de que iniciamos el año con visitas de dos de los 3 precandidatos, primero el Joven Maravilla, y luego de Meade, de poco sirve el que hayan elegido a Zacatecas – el de la Z, la última letra del abecedario – para iniciar el 2018 por que fuera de mentiras es poco lo que prometan y menos lo que cumplan de llegar al poder, nuestro año termino con un gobernador que se dice diferente, regresando de unas vacaciones chinas a donde se llevó hasta el perico – el gerente del periódico Imagen – y que según él, tubo 20 reuniones que resultaron solamente en 3 – de 6 supuestas – cartas de intención en donde como podrán estar seguros difícilmente 1 llegara a feliz término en un plazo de 6 meses, poca cosa, demasiado poca cosa.

Pero eso si al bajar del avión rápidamente comento que conocía – ¿seraaaaa? – a la perfección la nueva ley de Seguridad Interna, y que la aprobaba en todos sus términos, es decir que aprobaba que nuestro país sigua en guerra, porque para simplificar un poco las cosas, esta nueva ley aprobada por ambas cámaras, por el voto del PRI y sus achichincles el VERDE y el PANAL, con la complacencia de muchos panistas, solo legitima la presencia del ejército en las calles y la continuidad del conflicto armado que en nada ha servido para reducir, sino por el contrario que ha incrementado la violencia y la sensación de inseguridad, y que al legalizar a un ejército (que si bien es visto en forma favorable por la ciudadanía – principalmente por la ayuda que a ella presta ante los desastres naturales – no podemos olvidar que ha pasado por encima de los derechos humanos de muchos – lo que ahora sería legal e imposible de investigar,  porque no podemos olvidar que existe suficiente evidencia que indica que por poner solo un ejemplo, los cuerpos de los 43 de Ayotzinapa hubieran sido incinerados en las instalaciones del Ejercito Mexicano en Iguala y por ello no se permitió a los extranjeros que investigaban el caso a acceder a dichas instalaciones) solo se da continuidad a un la guerra iniciada por Calderón – por indicaciones gringas – y continuada sin mayor cambio por Peña Nieto.

Además no podemos ignorar los nexos tradicionales que el ejército ha mantenido con las fuerzas del narco, o ya nos olvidamos del Zar antidrogas, el General Gutiérrez Rebollo ligado al tráfico de drogas por lo que fue encarcelado, o los nexos de Arévalo Gardoqui con algunos miembros del Gabinete de Cervantes Corona para mantener los sembradíos de marihuana en territorio zacatecano.

Así es que den gracias a la desmemoria de los mexicanos.

Y como si fuera mono de ventrílocuo o como si Tello fuera su Jefe, el Sr. Obispo sale siempre a respaldar lo dicho por el gobernador y a echar porras a la ley de seguridad interior – lo cual no es su tarea, o ¿pregunto? Su labor es estar con los de arriba, o con los de abajo, con la sociedad, con los creyentes con los marginados – Fue lo mismo que sucedió con el flamante nuevo Arzobispo de la Ciudad de México, quien recién fue nombrado por el Papa Francisco – ¿estará enterado de su ideología y sus prioridades? –El Sr Luis Aguiar, responsable entre otras cosas de convencer a 18 legislaturas estatales para re penalizar el aborto, y que ahora sale aplaudiendo la Nueva Ley que continua la guerra en esta devastada nación, cuando días después la organización de obispos – la Conferencia Episcopal Mexicana – sale para opinar lo contrario y reprobar esa nueva ley por el daño potencial a los Derechos Humanos de cientos de miles de mexicanos.

Y ahora nuevamente sale nuestro Obispo ahora a respaldar el arreglo del Centro de la Ciudad de Zacatecas, una obra que no ha sido consensada – como es ya costumbre – con los directamente involucrados y afectados – que se han manifestado en contra, pero en un gobierno – en eso nada diferente al previo – donde si no hay obras no hay sobras – poco le interesa la opinión de sus gobernados y menos si tiene el apoyo incondicional del Sr. Obispo.

Sin comentarios

Publicar un comentario