Prédicas en el desierto - El Nopal
3520
post-template-default,single,single-post,postid-3520,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Prédicas en el desierto

Divagaciones de la Manzana
Prédicas en el desierto
Martha Chapa

Incomprensible. Ese es el término que mejor define al modelo para regular el proceso electoral de este 2018, con una etapa para “precampañas” y otra para las campañas propiamente dichas. Así lo consideramos los ciudadanos, que al término del primer periodo nos quedamos, como se dice, en las mismas.
Ya sabemos, pues nos lo han reiterado hasta la saciedad, que hay tres candidatos, correspondientes a tres coaliciones: Por México al Frente (PAN-PRD-Movimiento Ciudadano), Juntos Haremos Historia (PT-Morena-Encuentro Social), Todos por México (PRI-PVEM-Nueva Alianza).
También tenemos clarísimo no hubo precandidaturas reales, competitivas, como debió ocurrir, con verdaderas contiendas de ideas y propuestas dentro de los propios organismos políticos.
Para ser claros: nadie pone en duda que la etapa de precampaña fue una simulación, pues la decisión en los tres casos ya estaba tomada desde el principio, al más acabado estilo de la partidocracia y el dedazo.
Y si hablamos de contenidos o propuestas, lo cierto es que todo este periodo se redujo a un bombardeo de descalificaciones, en mayor o menor grado, entre unos y otros.
Así, no exagero al afirmar que en forma y fondo sirvieron de muy poco las famosas precampañas. A falta de competidores dentro de los propios partidos nos quedó la impresión de que los candidatos se dirigieron a sí mismos, predicando en el desierto. Y eso, sin contar la propaganda de ínfimo nivel que fluyó a través de los medios de comunicación y que más pareció corresponder a un concurso de humor barato, equiparable al patético pastelazo en un ritual de la más baja comicidad.
Viene ahora una tregua absurda, de más de un mes –el llamado periodo intercampañas, del 12 de febrero al 29 de marzo– cuando, mal que bien, ya habían arrancado de alguna manera los contendientes. Resulta incongruente, como si se suspendiera una carrera antes de llegar a la mitad del recorrido.
Las encuestas, por su parte, son reiterativas y marcan las mismas posiciones desde el inicio de las precampañas. Los candidatos mantienen sus lugares en las preferencias de los votantes, lo cual confirma que todas esas semanas sirvieron de muy poco y no ha habido aún variaciones sustanciales.
En todo caso, ojalá este periodo sirva para que los candidatos se den un tiempo para reflexionar y tomen conciencia de que la ciudadanía está mucho más allá de ellos y espera un nivel más elevado de ideas, propuestas y proyectos, que queremos conocer pronto, sobre todo en los debates que se avecinan.
Por ahora, permanecen las percepciones de que en el seno de Morena hay cada vez más descontento por la falta de congruencia de su candidato y líder, que no ha tenido empacho en incorporar a sus filas a una serie de políticos corruptos y hasta innombrables. En tanto, en el PAN las divisiones continúan con una buena dosis de fuego amigo. El PRI, a su vez, avanza poco y a contracorriente, no tanto por las deficiencias de su candidato sino por el lastre que arrastra ese partido marcado por la corrupción, impunidad e ineficiencia.
La ciudadanía, en cambio, ha mostrado civilidad y una cautela que denota madurez. Se mantiene a la expectativa, tratando de analizar lo poco sustancioso que se ha podido recoger de actos proselitistas y spots de las diversas precampañas.
Así que digamos adiós con gusto a esa etapa insulsa, estéril, que acaba de concluir, y mantengamos la esperanza de que las campañas finalmente logren alcanzar el nivel serio y propositivo que merece hoy la sociedad mexicana. Y que haya algo más que los magros resultados que nos dejaron las precampañas, predecibles, redundantes y, a final de cuentas, inútiles.

Página web:
http://www.marthachapa.mx

Sala-Museo Martha Chapa:
http://www.dgb.uanl.mx/bibliotecas/burrf/salamuseomarthachapa/

Facebook: Martha Chapa Benavides
Twitter: @martha_chapa

Sin comentarios

Publicar un comentario