EL FIN DE LAS IDEOLOGIAS - El Nopal
3554
post-template-default,single,single-post,postid-3554,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

EL FIN DE LAS IDEOLOGIAS

Dr José de Jesús Reyes Ruiz
Para documentar mi pesimismo… y el de los demás

EL FIN DE LAS IDEOLOGIAS

En nuestro país, bien podríamos estar hablando del Fin de la Historia como lo propuso hace ya más de tres décadas un politólogo de la Universidad de Harvard Samuel Huntington con la caída del muro de Berlín y el fin de la bipolaridad  capitalismo y comunismo – que no socialismo –  con el supuesto – solo supuesto – triunfo del primero ante el fracaso económico del segundo.

Lo que es real, al menos en nuestro país (con las mezcolanzas  entre partidos y candidatos y la conformación de 3 polos que dentro de si combinaron una ideología con la otra) es que las cosas se volvieron de por si más complejas, y quien las analiza desde fuera tiene por fuerza que caer en la conclusión que el votante ya no tiene frente de si un espectro político y mucho menos una ideología por la cual definir una determinada preferencia y con ella su voto.

En el pasado, existían  en nuestro país 3 partidos políticos, uno de centro que lo mismo podía inclinarse de uno o de otro lado según sus conveniencias, y que si bien nació de la gesta revolucionaria, aquella donde Calles y antes Carranza y Obregón crearon el nuevo México de frente a la verdadera revolución la de Villa y Zapata, derrotada en las planicies del bajío mexicano.

Este partido el partidazo como se le llamaba, el partido en el poder, el único llego a extremos de la antidemocracia que llevo en la década de los setentas, la oposición legal decidiera no legitimar la farsa  y no lanza candidato, por lo que López Portillo fue el candidato único y personajes como Jorge Ibargüengoitia en sus columnas editoriales se preguntaba con un dejo de tristeza pero no sin el humorismo que le caracterizada ¿Quién ganara las elecciones?

El México contemporáneo,  tuvo que modificar  sus usos y costumbres para aparentar al menos una democracia que le era ausente – nuevas reglas del juego – y, personajes pensantes dentro del sistema como Jesus Reyes Heroles padre inicio el proceso de apertura para la participación marginal de partidos de la oposición que se sumaran al siempre opositor Acción Nacional, pero claro lo pensó solo para que la escenografía fuera calificada de democrática,  donde esa oposición pudiera recibir algún premio de consolación que de ninguna manera opacara el liderazgo del Revolucionario Institucional que podría seguir haciendo y desasiendo de acuerdo al monarca en turno al Tlatoani de los pinos

Vino después el 94 y con la esperada llegada de nuestra tierra al primer mundo y la apertura del hoy tan vilipendiado Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la realidad fue mostrada urbi et orvi por el levantamiento zapatista donde el 10% de la población de nuestro México la de aquellos que estaban aquí ya antes de la llegada de los españoles, se permitieron gritar NO MAS UN  MEXICO SIN NOSOTROS y ese grito desesperado que despertó del letargo a millones de mexicanos desencadeno cambios más importantes que se aterrizaron como ley en 1997 y que abrieron la posibilidad de la alternancia que primero se dio en la Ciudad de México, luego a nivel nacional en el 2000 donde un ranchero de botas, gerente más que empresario, con claros datos de deficiencia mental – que la sociedad no supo ver en el incidente del HOY, HOY, HOY – llego al poder para continuar los mismos usos y costumbres del sistema que le había precedido, aquellos del partido único que por primera vez se volvía oposición.

Pero; los genes priistas que supuestamente todos traemos, rápidamente afloraron dentro de este personaje que se negó a terminar de una vez por todas con las malas costumbres del partido único de estado, y durante su sexenio los dejo ser, los dejo sobrevivir, los dejo conformar cacicazgos regionales donde entonces los gobernadores priistas ya sin un monarca que les indicara como hacer las cosas, se vieron liberados y comenzaron actuar como verdaderos tiranos regionales en cotos de poder territorial donde nadie podía decirles absolutamente nada.

Vino Después el GRAN FRAUDE, al señor de la lengua larga y las botas vaqueras se le ocurrió hacer hasta lo imposible para dejar alguien de su partido, y ese alguien que se le había insubordinado y a quien llamaban el hijo desobediente, y que auguraba mejores cosas  (un panista de cepa de esos que se hacen llamar así mismos como doctrinarios y herederos de las glorias de quienes a ese partido fundaron como González Morín) apoyado por el establishment – que ya sabemos quién los define como la mafia del poder –  y de un cuñado  conocedor de las magias de la informática, acabaron por realizar el fraude hoy recordado como el del 0.56% y así  se hiso del poder y se legitimó iniciando una guerra contra las fuerzas obscuras del narcotráfico, una guerra a la que le dio continuidad el actual gobierno del Sr. Peña – Pena  nos debería dar tenerlo como presidente – y que ya dura más  de lo que duro la guerra de la independencia, la de la Reforma y la Revolución Mexicana.

Sea como fuere México llego al status que iniciamos a describir hace apenas unos párrafos, con el PRI ocupando el centro político flanqueado por un Centro Derecha ocupado por el PAN conservador y mocho, y a la izquierda el PRD el amarillo del sol azteca, supuestamente progresista – en apariencia – El PAN parte de la democracia cristiana y el PRD  que se encuadran dentro de la Social Democracia,  y así cada quien  sabia más o menos a qué atenerse  a la hora de entregar su voto.

Pero la realidad que verdaderamente nos explica el revoltijo al que hemos llegado y en el que hemos caído, es que esos partidos eran prácticamente más de lo mismo con diferentes colores, aunque a la hora de tomar decisiones  en forma esporádica y más bien ocasional unos votaban conservadoramente PRI Y PAN mientras que otros algunas veces votaban progresistamente el PRD.

Los partidos pequeños fueron naciendo para reforzar a los grandes, una de las grandes ideas de Carlos Salinas fue concebir al PARTIDO VERDE ECOLOGISTA que esperaba – y así ha sucedido religiosamente – reforzara desde estructuras aparentemente modernas – que resultaron tristemente post modernas en la realidad –  respaldar al PRI ante un mundo que exigía cambios reales, y mientras Carlos armaba el verde, Raúl su hermano iniciaba con algo extraño que a posteriori resulto el PT,  colocándose uno a la derecha sin cumplir nunca su supuesta vocación ecologista, y el otro a la izquierda siguiendo los pasos de un partido similar – al menos en nombre – el de Brasil que finalmente logro hacerse del poder con Lula.

Esta pantomima de nuevos partidos políticos no resulto más que ser lo que fue desde el inicio, un verdadero TIMO hacia la ciudadanía que como siempre termina pagando las cuentas millonarias. Pero debe ser entendido como son verdaderamente las cosas, mientras el VERDE y el PT nacen con la ayuda del monarca en turno, el mismo bloquea la posibilidad de que nazcan verdaderos partidos opositores, y si no pregúntenle al innombrable como es que impidió que el FORO DEMOCRATICO Y DOCTRINARIO una fuerza que se había desprendido del PAN al no aceptar la consertasesion con Salinas, y que cumplió cabalmente todos los requisitos de ley y sin embargo nunca pudo llegar a ser un partido político.

Después; la historia contemporánea conocida prácticamente por todos, el sindicato más grande de Latinoamérica sintió que no le vendría de más incrementar su poder con la conformación de un partido político del magisterio que aglomerara a ese gremio siempre comprometido por un lado SNTE pero cuestionador y contestatario por el otro CNTE  y Elba Esther entonces dueña de esa agrupación se dio a la tarea de crear el PANAL y exigir respeto de quien se encontrara en el poder, y cuando el PRI le voltea las espaldas recurre al PRD y a su candidato AMLO quien le niega la mano por lo que cae rendida en los brazos del haiga sido como haiga sido a quien lleva al poder con sus aliados los gobernadores de varios estados y recibe como pago el ISSSTE la LOTERIA NACIONAL y mucho más, pero estas cuentas serian cobradas por el PRI más temprano que tarde, ya sabemos el fin de la historia.

Lo mismo paso con ENCUENTRO SOCIAL que con los evangelistas que en nuestro país crecen constantemente sabían que disciplinados como son podrían aportar un capital no menor a 2.5 millones de votos que podrían vender al mejor postor, y así lo hicieron primero aliados con el PRI pero ahora sorpresivamente con un frente de supuesta izquierda con el que ideológicamente no tienen nada que ver.

Es así como llegamos a los tiempos actuales, 3 frentes que resultan de la mescolanza más diversa que podamos imaginar. Aquí tenemos que aceptar que la mínima congruencia la conforman el llamado FRENTE POR MEXICO conformado por el PRI – VERDE – PANAL porque al final de cuentas tienen una historia ya de años y tanto el verde como el panal siempre se han conformado como paleros del grande al que le cobran en forma sustantiva su respaldo, los 3 no tienen la mínima ideología su compromiso es con el poder y claro con el dinero y con la corrupción que todo va junto con pegado.

Pero al lado ya no hay quien les cubra los flancos ni a la derecha ni a la izquierda, en la derecha tradicional el PAN, se une pragmáticamente con una izquierda que nunca ha sido tal, EL PRD y con un partido que nace siguiendo a una sola persona que lo dirige y lo maneja DANDE DELGADO RENAURO  que si bien se dice izquierda siempre se ha sabido acomodar donde lo dejen y donde bien paguen. Pero eso si son liderados por un joven mal llamado “el niño maravilla” quien ha demostrado de que están hechos estos tres partidos, debemos aceptar que los representa bien un personaje que no se tienta en corazón con pisotear a quien se encuentre en el camino con tal de alcanzar su meta – una meta que no es la de todos los mexicanos – un personaje que ha mostrado hasta el cansancio que forma parte de esa corrupción que le permite tener un negocio inmobiliario aun a descubrir,  que menosprecia al sistema educativo nacional llevando a su familia para que se eduque en otro país.

Del otro lado – ya no sabemos si a la izquierda o a la derecha – esta MORENA otro partido de una sola persona sin ningún elemento democrático fuera de la confianza en quien lo maneja, un verdadero Mesías post moderno que decide todo – absolutamente todo – que por sus malas experiencias  del 2006 y del 2012 ha entendido que en este mundo si se pretende llegar al poder hay que ser pragmático, que importa aliarse a ENCUENTRO SOCIAL el partido más conservador entre los conservadores, que importa postular a Cuauhtémoc Blanco a la gubernatura de Morelos, que importa recibir a tantos y tantos panistas y priistas que en el pasado lo cuestionaron hasta el cansancio, que importa tener del otro lado al PT de Anaya el dueño más corrupto que podamos imaginar y que siempre ha manipulado su partido del 2 o 3% hacia donde soplen los vientos de la remuneración económica.

Esta historia continuara

Sin comentarios

Publicar un comentario