UNA MAFIA DEL PODER DIVIDIDA - El Nopal
3788
post-template-default,single,single-post,postid-3788,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

UNA MAFIA DEL PODER DIVIDIDA

José de Jesús Reyes Ruiz

UNA MAFIA DEL PODER DIVIDIDA

Para documentar mi pesimismo… y el de los demás

En el escenario post debate; hay algunas cosas de las que podemos estar seguros, y son: Que a diferencia de lo que piensan quienes estudian el proceso electoral (en el sentido que el candidato oficial José Antonio Meade es  un caso perdido, no solo por su colocación en el tercer lugar en las encuestas – y bajando – sin encontrar un solo momento – desde que fue designado candidato – que realmente haya ganado algún punto en las mediciones) aún hay quien lo ve como potencial triunfador dela contienda.

Muchos pensaban  que era tiempo de cambiar de jinete, o de buscar una alianza con el joven maravilla – quien se encuentra en segundo  lugar – para buscar realmente competir con el puntero nada bien visto por el establishment – mafia del poder – de quienes tienen el control de nuestro país desde los ámbitos empresariales o políticos.

La realidad nos indica que siguen muy activos,  tres ejemplos  nos permiten verificar que así es: el primero – del conocimiento público – es cuando con todo el cinismo  intervinieron a través del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la federación, para – rompiendo el marco legal – que se le permitiera al Bronco aparecer en las boletas electorales.

El INE antes – seguramente también por indicaciones superiores – había tolerado las irregularidades del orden del 40% en la recolección de firmas realizadas en forma ilegal – de acuerdo al marco legal – por Margarita Zavala, con el único y principal objetivo  de restarle votos al entonces blanco de sus ataques Ricardo Anaya. Son ellos – sin lugar a dudas – los de la llamada Mafia del Poder, quienes colocaron a 3 candidatos independientes y les facilitaron la recolección de votos (como ya ha sido plenamente demostrado en el caso del Bronco apoyado por la estructura del  PRI en este proceso) pero el análisis inicial les indico que El Bronco y Ríos Piter podrían más bien quitarle votos a Meade por lo que los hicieron a un lado y dejaron solo a Margarita gracias a la alianza tasita de Peña Nieto con Felipe Calderón.

Pero cuando vieron el tétrico panorama donde después de otra de sus políticas – la de atacar con todo al segundo lugar con el objetivo de ocupar su sitio y  lograron que las simpatías a  favor de Anaya decrecieran, pero esos puntos que le restaron lejos de ir a parar en la alforja tricolor, fueron a los números ya de por si favorables de  López Obrador.

Fue entonces que idearon y realizaron la trapacería de dar a través de los tribunales a modo, luz verde al Bronco quien desde que fue ratificado dijo con toda claridad que iría tras AMLO – demostrando como son realmente las cosas – y sin importarles la credibilidad del TRIFE que con esto permitía que todo México, incluso aquellos anti AMLO – que tienen el control de los medios predominantemente electrónicos de comunicación – dieran rienda suelta a su indignación por las formas que ellos mismos han atestiguado como se hacen las cosas en este México nuestro, pisoteando una y otra vez leyes e instituciones.

López Obrador solo las mando al diablo, el gobierno federal las pisotea todos los días.

Pero cuando vieron que ni si quiera esto les permitía ganar algunas simpatías del respetable – sino todo lo contrario – fue entonces que se dieron a la tarea de realizar otras dos acciones que muestran claramente de lo que están hechos y de lo que son capases.

Y no es que la ciudadanía no supiera que personajes como Ríos Piter y Silvano Aureoles Gobernador de Michoacán, han sido siempre personajes priistas que operan desde una supuesta oposición, así lo hicieron saber los expertos, los que sí saben desde que el Jaguar declino – porque así se lo ordenaron desde arriba – su candidatura a la Gubernatura de Guerrero – que tenía prácticamente en la bolsa-  para seguir servil y atento a los deseos de Los Pinos, de la misma forma que cuando el entonces candidato a la Gubernatura de Michoacán recibió en su momento el apoyo del PRI y de las estructuras del gobierno federal quienes ya habían negociado retirar todo viso de oposición para que el triunfo fuera suyo, y ahora son tiempos de pagar la cuenta y los favores hechos en el pasado.

La adhesión de estos supuestos perredistas a José Antonio Meade, tanto de Ríos Piter que se suma a la campaña de Pepe Toño como la del gobernador de Michoacán que desde un estado hundido en la violencia declara su apoyo al candidato oficial, son acciones que nos permiten cuando menos asegurar que aún no han tirado la toalla y siguen pensando en el triunfo.

De lo que  podemos estar seguros, y que es algo de lo que no muchos hablan, es que la mafia del poder, establishment o como quieran  llamarle, está actualmente dividido en dos bandos y esto nos debería dar a los mexicanos algo de tranquilidad, porque divididos es poco probable que resulten triunfadores, eso sí, si en el futuro se juntan con un solo candidato entonces las cosas se podrían  poner complicadas.

Por un lado tenemos el bando de Anaya con POR MEXICO AL FRENTE que está respaldado sin lugar a dudas por  Carlos Salinas de Gortari por intermedio de Diego Fernández de Ceballos, y que seguramente manipula a los grandes empresarios como Carlos Slim entre otros. Con ellos también se encuentra   parte de la clase empresarial, y evidentemente lo que queda del PAN, los Chuchos y un PRD dividido y en vías de extinción – con maiceo a Bautista y otros – y claro Dante, sin que Alfaro este totalmente de acuerdo.

Frente a ellos esta  Peña Nieto y el genio tras bambalinas – bueno ni tanto – el Virrey Videgaray y su candidato Meade con todo el equipo de ITAMITAS y tecnócratas, y claro toda la fuerza del gobierno federal y las instituciones – sus instituciones – que no son poca cosa como ya hemos podido constatar.

Como si no explicar las enormes cantidades de recursos que Anaya ha gastado en su campaña, que según datos oficiales a las 2 semanas de 90 días ya había superado el 25% del gasto permitido, y que en algún momento indicaba un gasto de alrededor de 100 millones de frente a solo 25 de Meade – según cifras oficiales tampoco muy creíbles que digamos –  mientras AMLO solo había gastado el 2% en una cantidad que en ese momento no superaba el millón de pesos.

Ahora bien si alguien  escucha con detenimiento a aquellos que encabezan el llamado círculo rojo de los medios electrónicos de comunicación, se darán cuenta que Meade no es su candidato sino con mucho lo es Anaya, y que en el último mes se han dedicado a organizar mesas de debate inclinadas a señalar como al mejor candidato al joven maravilla sin cuestionar – demasiado  sino solo un poquito y solo cuando no es más que necesario – las trampas como este joven se hiso de la candidatura, pisoteando personas e instituciones, destruyendo al partido que alguna vez dirigió, con muy buen oficio político – tenemos que reconocerlo – y mucho menos sus acciones de lavado de dinero realizadas en su natal Querétaro.

Esta campaña realizada desde los medios electrónicos con personajes otrora al servicio del sistema y actualmente anti priistas, anti Peña Nieto y anti Meade, ha sido liderada por personajes pseudointelectuales y pseudocomunicadores como Leo Zuckerman y sus alfiles Aguilar Camín, Jorge Castañeda – flamante coordinador de la campaña anayista – Krause y claro Carlos Marín, Dennise Merker López Doriga, Carlos Loret de Mola, Ciro Gómez Leyva y otros – Ruiz Hiley – cuyos nombres prefiero no recordar, antilopezobradorista de larga cepa.

Lo curioso es que esa campaña que lleva ya mínimamente un mes al aire es claro que no les ha dado resultados porque en las encuestas que tienen que difundir, claramente se ve un incremento sin precedentes de AMLO en las tendencias cuando ellos hace 3 meses aseguraron que AMLO estaba en el techo, que no podía subir más que tendría que darse una tendencia a la baja desde diciembre y – sopas  – que desde entonces ha tenido un incremento  de un 5% sobre ese techo que artificialmente le habían asignado.

Ahora se dedican a difundir a Anaya como el claro triunfador del debate asegurando que esto le hará ganar puntos y solo tibiamente se atreven a decir que posiblemente AMLO no modifique sus preferencias pero seguramente se estancara permitiendo que Anaya se le acerque y compita.

En el corto plazo pudiera darse una manipulación tendenciosa de las encuestas con una caída de AMLO y un incremento de Anaya realizado con toda predisposición alevosía y ventaja.

Es evidente que quienes otrora fueron aliados de Peña Nieto en su campaña diseñada y dirigida por TLEVISA, hoy por hoy están trabajando para otro frente, todo esto orquestado por el innombrable sin lugar a dudas que no ha podido – o no ha querido – convencer al señor de los Pinos y secuaces a que tiren la toalla y se sumen a la causa que es la causa de los de arriba.

Lo realmente interesante es corroborar como todos estos esfuerzos no redundan en cambios reales en las preferencias de la ciudadanía lo que se explica  por qué la gente ya no ve televisión o simplemente no cree en ella y el poder y la magia de hace 6 años se ha perdido totalmente.

Como diría LOPEZ VELARDE “QUE SEA PARA BIEN”

Sin comentarios

Publicar un comentario