LA MAREJADA MORENA EN EL PLANO LOCAL Y NACIONAL II y última parte - El Nopal
4063
post-template-default,single,single-post,postid-4063,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

LA MAREJADA MORENA EN EL PLANO LOCAL Y NACIONAL II y última parte

Dr. José de Jesús Reyes Ruiz

LA MAREJADA MORENA EN EL PLANO LOCAL Y NACIONAL
II y última parte

Para documentar mi pesimismo… y el de los demás

Hace una semana, escribía sobre los efectos de la marejada morena (MM)  que hacían que hasta las últimas encuestas – de la semana previa – dieran a López Obrador con un promedio de 20% de ventaja de su más cercano perseguidor; no obstante los gritos y discursos de sus contrincantes que aun dicen que están dentro de la competencia y que pueden ganarla, como Meade quien se atreve a decir que a nadie cause sorpresa si le dan el triunfo el día 1 de julio.

“Que ladren Sancho, significa que seguimos caminando”

De cualquier forma los mas asépticos y pesimistas – como un servidor – sabemos bien que no podemos cantar victoria en la víspera y tenemos que esperar la noche del 1 de julio, o como ya lo anuncio el INE la mañana del día 2 a las 8 en que se darán a conocer los resultados del PREP dando así la posibilidad de que por la noche arreglen los resultados como  lo han hecho antes.

Dios nos agarre – y al país – confesados porque cualquier decisión que no esté contemplada en las encuestas realizadas a solo a una semana de la elección, causaría una enorme sospecha en la ciudadanía y nadie puede asegurar como respondería harta como esta  del PRI al  que quiere ver muerto y enterrado, de otra forma habrán soltado el tigre con consecuencias aún difíciles de predecir.

Pero de lo que teníamos que reflexionar en la presente colaboración, es de los efectos de la marejada morena (MM) en el entorno local.

Para nadie es un secreto que los candidatos a nivel local fueron seleccionados por un lado por su fuerza local – que no por su decencia o sus antecedentes y su honradez, ni mucho menos por su preparación – como es el caso de José Narro, o por el hecho de que antes habían triunfado en una elección que les fue arrebatada por unos tribunales siempre afines al partido tricolor – como es el caso de Soledad – o bien por recomendación – o imposición – de Ricardo Monreal como es el caso de los candidatos a las alcaldías de Guadalupe Zacatecas y Fresnillo.

El efecto de la marejada morena lo vemos fundamentalmente en Soledad quien no se ha interesado en realizar una campaña  por tener el pase prácticamente asegurado – según ella – ni siquiera se dignó en acudir al debate dejando solo a su compañero de fórmula José Narro ante la embestida de las otras fuerzas principalmente en voz de Rafa Flores.

Mientras que tenemos que aceptar que los candidatos de MORENA a las tres alcaldías más importantes del estado si han realizado campaña, y sin duda han gastado recursos – no sabemos de qué origen – para competirle  al PRI que al inicio los veía de  arriba hacia abajo, pero conforme fue creciendo la marejada a la que hacemos referencia, las cosas fueron cambiando y hoy por hoy se encuentran aparentemente arriba – según sus propias encuestas – de los candidatos del PRI  quienes sin recato han gastado 10 veces más – siendo conservadores – que sus oponentes de MORENA, y 100 o 1000 veces lo que los austeros representantes de un MC sin prerrogativas, un PAN que le aposto a la capital y un PRD que en vías de extinción prefiere proteger los pocos recursos que aún tienen y gastarlos en cosas personales o embolsárselos para los tiempos de vacas flacas que ya están a la vuelta de la esquina.

Del resto de los partidos – la chiquillada- mejor ni hablamos, el VERDE con todas sus canicas también en el ayuntamiento de la capital, PANAL haciendo su luchita y repartiendo algo de recursos,  y los demás: Como el chinito “solo milando”.

Esta inequidad es de por si insultante no solo a los partidos menores sino para toda la ciudadanía. La sociedad civil que claramente se da cuenta que el 90% de los spots en radio y televisión son a favor del PRI lo mismo espectaculares y lo que se pueda usted imaginar.

Pero resulta que MORENA y su MAREJADA con menos – pero no pocos – recursos no solo les ha podido competir en un México y un Zacatecas donde quien tiene más dinero traga más saliva y gana más espacios en este tipo de contiendas electorales,  sino que les lleva una delantera que si bien no es la de AMLO si les da posibilidades de triunfo.

Pero el PRI no está muerto – esperamos que lo esté en el corto plazo – porque seguramente viendo perdida la contienda nacional, está poniendo toda su carne en el asador en las contiendas estatales donde aún puede ganar la gubernatura – Yucatán solamente – o en donde gobierna – como aquí en Zacatecas – en la idea de que de lo perdido lo que aparezca y con la filosofía de conservar en la republica algunos bastiones fuera del Estado de México donde se puedan atrincherar y soportar la embestida de un México, de un Pueblo enojado por su actuar de siempre.

Ahora bien, si en los ayuntamientos más importantes existe una competencia real y una verdadera incertidumbre sobre quien se llevara los resultados, la duda queda en cuanto a las legislaturas tanto locales como federales, porque vemos que mientras con los dineros de todos Norma Castorena – por poner solo un ejemplo –  realiza una campaña con recursos ilimitados – valla usted a saber de qué procedencia  – sus  opositores permanecen en el más absoluto de los silencios sin aparecer, sin hacer campaña y por lo mismo prácticamente son unos desconocidos para los votantes, porque al menos los de MORENA se sienten merecedores de un triunfo que no sembraron ni cultivaron sino que sienten que subidos en la marejada López Obradorista lograran el triunfo sin meter las manos, sin mancharse el uniforme ni empolvarse los zapatos.

Porque usted ha visto hacer campaña a gente como Femat, o como Sam Sam – quien creo que busca una diputación federal – los otros candidatos ni si quiera los conozco ni se sus nombres y eso no obstante que reviso más o menos concienzudamente 4 periódicos locales.

Cierto que otros como Luevano tampoco hacen mucha campaña que digamos, y El ex verde Víctor Armas arribista y convenenciero con sus formas arrogantes hace presencia aquí y allá pero sin mucha campaña de por medio.

Algunos candidatos, como Salvador Llamas, del VERDE, tiran y desperdician sus dineros – de origen difícil de entender – sabedores que no llegaran a ningún lado, y o les sobra el dinero o lo andan lavando valla usted a saber.

Así las cosas no nos equivocamos al pensar que la lucha en nuestra entidad es entre la MAREJADA MORENA y los exorbitantes recursos y triquiñuelas del PRI, que por cierto suponemos ellos saben que es la última vez que podrán hacerlas, ya que volviéndose oposición y si logran sobrevivir al golpe, tendrán que contender en el futuro o con buenos candidatos – no puedo dejar de soltar la carcajada – o siguiendo las reglas del juego y compitiendo de tú a tú si es que exista alguien que se quede en ese partido o tengan que cerrar la puerta desde afuera al quedar el otrora partidazo vacío de oportunistas, arribistas y tramposos aun y suponiendo que existe por ahí alguna excepción que yo al menos desconozco.

El problema está en que estos políticos que únicamente están interesados en sí mismos, y que ya ni siquiera pensaran en grupos sino en la sobrevivencia personal más pronto que tarde buscaran un espacio en el nuevo partido en el poder, aquel que no podemos llamar el nuevo PRI por razones obvias, pero que sin lugar a dudas ocupara su lugar y se llenara – si no es que ya está lleno – de todos los indeseables que o ya dieron el brinco o lo darán tarde que temprano para seguir los usos y costumbres de la política mexicana.

En nuestro estado vemos un dialogo – a golpes bajo la mesa – entre la dirigencia del partido, un grupo mediocre que no ha podido o no ha sabido llevar el liderazgo como tendría que haberlo hecho o al menos defendido, en contra de una de las personas a las que más escucha – que no son muchas – Andrés Manuel, nos referimos por supuesto al chamuco mayor Ricardo Monreal a quien difícilmente podrán – aun y cuando lo pretendan – quitar el liderazgo del nuevo y poderoso partido por estos lares – sus territorios – e incluso sobre prácticamente todo el norte de la república.

Es cierto que AMLO lo mira con recelo,  muchos afirman que la realidad es que no quiere a ninguna personalidad que le haga sombra – en cuanto a imagen –  o bien –  pudiera darse el caso – de que realmente sepa de quien se trata y por ello lo haya hecho a un lado en la contienda por la jefatura de gobierno del Distrito Federal en donde colocó – aun con la posibilidad  de perder votos, que se calculan entre 1 y 2 millones – a Claudia Sheimbaun quien es un personaje de izquierda muy cercana a el mismo y a su perfil de honestidad  con una personalidad más progresista pero con poco carisma y menos oficio politico.

En una semana sabremos los resultados y veremos si como todo apunta se respeta el triunfo del tabasqueño en un porcentaje que no será – seguramente – como el que nos anuncian las encuestas ya que la distancia se acortara entre AMLO y MEADE – según mi predicción – y será de alrededor del 10% y no del 20  que esperaríamos todos, lo cual significa que el PRI y el Establishment – la mafia del poder – podrán realizar un fraude de alrededor de entre 5 y 10 millones de votos que de cualquier forma no les alcanzará pero que posiblemente le quite al PEJE el sueño de controlar la legislatura – cosa buena en la idea de quitarle el poder absoluto, porque este corrompe a cualquiera –

Sin comentarios

Publicar un comentario