LOS PASOS DE LOPEZ II - El Nopal
4251
post-template-default,single,single-post,postid-4251,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

LOS PASOS DE LOPEZ II

LOS PASOS DE LOPEZ II

Jose de Jesús Reyes Ruiz

Para documentar mi pesimismo… y el de los demás

En la quinta parte de este análisis sobre el largo proceso de la transición a la democracia que nuestro país vivió durante medio siglo, comentamos algo sobre los desastrosos ejercicios al frente del ejecutivo donde participaron dos personajes disímbolos y distantes el uno del otro, pero ambos provenientes del  PAN. El primero un gerente – porque ni a empresario llegaba – de la Coca Cola, donde – como después supimos – ni siquiera como gerente de esta compañía en el entorno regional, entregaría buenos resultados; decepcionando a la ciudadanía que había pensado que con su llegada al poder el proceso de la transición a la democracia habría terminado. Esta ciudadanía tubo que votar de nueva cuenta, pero los contendientes eran por un lado aquel que había sido etiquetado como un “peligro para México” un personaje atilesco que había tomado violentamente los pozos petroleros en el sureste de nuestro ´país, alguien que había sido  Jefe de Gobierno de la Ciudad de México donde según muchos había promovido gobiernos de corte populista y donde también según el decir de algunos había mostrado su perfil dictatorial. Mientras por otro lado estaba quien lideraba la continuidad del señor de las botas, la lengua larga y corto de ideas, alguien que se les había colado sin el permiso del jefe, el desde entonces llamado hijo desobediente quien postulado por un ex gobernador del estado de Jalisco seria bien visto por una comunidad que pretendía seguir siendo conservadora.

La realidad es que el tal Felipe tenía fama de ser realmente panista de los de cepa, de los de antes, doctrinario, hijo de los fundadores de ese partido, aparentemente una persona bien preparada que podía conducir los destinos de nuestro  tan alicaído país de contrastes y de inequidades, su esposa Margarita era todo lo que no representaba Martha Según, de bajo perfil, panista también de cepa que no era mal vista después de los destrozos, corruptelas y nepotismos organizados por la entonces primera dama.

Pero además con un candidato pésimo por parte del PRI, el Establishment opto por cerrarle el paso a como diera lugar al candidato del PRD AMLO quien amenazaba con imponer un sistema socialista que no convenía a los intereses de los de arriba.

Uno de los liderazgos que podía haber inclinado la balanza a favor de AMLO quiso negociar pero él,  que entonces no era nada pragmático, negó esa relación por lo que la maestra decidió apoyar con todo a Calderón volcando sus influencias dentro del magisterio pero sobre todo a los gobernadores priistas que tenía bajo su control, para que el candidato panista pudiera acercarse en el último trecho al que tenía toda la intención del voto y por lo mismo se veía ya como seguro triunfador de la contienda.

La guerra sucia no tubo precedentes, en mucho impulsada por los empresarios a quienes más afectaba la posibilidad de un cambio real de gobierno – como olvidar que se difundiera la idea que de llegar AMLO al poder todos aquellos que tuvieran más de una propiedad serian expropiados – y así mentira tras mentira se creó todo un temor a la posible llegada del tabasqueño, como olvidar los mensajes de Calderón en televisión donde aseguraba que el no endeudaría México y que AMLO si lo haría porque era la única forma de cumplir sus promesas – y Calderón duplico la deuda,  aunque había prometido lo contrario.

Las tendencias se acercaron y con ello el fraude pudo realizarse con Hildebrando a la cabeza, así el familiar de Margarita metió la mano y los números se alteraron de tal forma que mientras todos nos fuimos a dormir con una cómoda ventaja a favor de AMLO al día siguiente los números mostraba un empate que 72 has después resulto según los conteos en una ventaja a favor de Calderón del 0.56%

Lo que pasó después todos lo sabemos, PERO TAMBIEN SABEMOS LA TERQUEDAD DE AMLO que no iba a dejar las cosas así como así, contendería una segunda ocasión y una tercera de ser necesario, pero para asegurar el triunfo tenía que construir toda una infraestructura que le permitiera defender el voto en cada esquina del territorio nacional y así lo hiso, para el 2012 se enfrentaría a un nuevo candidato de un nuevo PRI reloaded – masterizado y según ellos reestructurado – que había programado su retorno desde las tierras de Atlacomulco en el Estado de México.

Todo comenzó cuando Arturo Montiel – una de las ratas más corruptas de las que nuestro país tenga memoria – pensó dejar su silla a un sobrino galán que había sido su achichincle en las corruptelas en aquel estado, decidió impulsarlo costara lo que costara para que se quedara al frente del Estado de México y más adelante lo que resultara, y cuando vio que las puertas de una candidatura presidencial se le cerraron – por muy distintas razones – pensó que su sobrino era la persona indicada para triunfar en el 2012, y como el lema de campaña era el de “lo que cueste dinero es barato” se dedicaron a gastar todos los recursos del mundo para hacerlo presidente.

Lograron como es de todos conocido la alianza con TELEVISA que quiso experimentar el gran privilegio de mandar en el sentido de que si antes habían apoyado a los candidatos del PRI como soldados de este partido ahora podían ocupar el centro armando al más puro estilo telenovelesco la construcción de una estrella a la que le consiguieron la pareja adecuada – vaya usted a saber si participaron en la eliminación de la esposa formal de este personaje – pero al final de cuentas lograron que alguien ambicioso, galán carismático – aunque sin cerebro – pudiera postulares como el candidato del nuevo PRI para gobernar sobre todos los mexicanos.

Las cantidades de recursos para impulsar esta candidatura fueron  multimillonarias, como olvidarnos con tan solo dos ejemplos que nos recuerdan esos usos y costumbres, uno cuando encontraron a personas del PRI en el aeropuerto de Toluca con 30 millones de pesos en efectivo claramente contribución de Veracruz a la campaña de Peña Nieto, o lo que ahora es de conocimiento amplio los 5 millones de dólares que Oderbrecht envió a la campaña a través de Lozoya – el encargado del financiamiento de la campaña de Peña Nieto – y seguramente muchas otras irregularidades de las que las antes descritas solo representa la punta del Iceberg.

Después vendrían la compra masiva de votos, las tarjetas MONEX Y SORIANA de muy triste memoria – ¿alguno sabe si alguien pago con la cárcel todas estas irregularidades? ¡Claro que no!  – Con todo y esto las cúpulas políticas y empresariales vieron con terror como el Tabasqueño se acercaba en la recta final en forma peligrosa por lo que decidieron inyectar más recursos y lograron al fin una separación de entre 5 y 7% que les dio la victoria – a ellos – y la derrota – a México –

Una ciudadanía indignada por lo que había visto sin el menor recato por parte del PRI y las cúpulas empresariales, se resistió como pudo al resultado y trato de impedir la toma de posesión del nuevo presidente que tuvo que recibir la banda medio a escondidas y sin el protocolo correspondiente.

Como Calderón llego al poder sin legitimidad, y como este – que inicio una guerra perdida desde su inicio – tuvo que buscar legitimidad en otros lugares, con el consejo del entonces su padrino guadalupano, el innombrable Carlos Salinas – que en su tiempo encontró la legitimidad con el encarcelamiento de la Quina, este la logro en parte con el encarcelamiento de la Maestra Elba Esther – quien se les había salido del huacal, y claro continuar sin cambio la guerra iniciada por su predecesor después de “LA DOCENA TRAGICA PANISTA “ pero sobre todo logrando su jugada maestra – también pensada por Salinas de Gortari – de negociar – es decir maicear – a los líderes de los principales partidos de la oposición, PAN y PRD – este último dominado por los chuchos para armar el último tramo hasta entonces fallido de las mal llamadas reformas estructurales propuestas desde 1994 dentro del contexto del Tratado de Libre Comercio y exigidas por el mundo neoliberal que para el 2012 veía exhalar sus últimos suspiros, armando el PACTO POR MEXICO con el que Peña Nieto no solo ganaría legitimidad al interior sino hasta notoriedad en el exterior.

Y así el señor galán de televisa que en su vida había leído algún libro de provecho y que llego gracias a enormes cantidades de recursos, de repente se volvió un referente a nivel internacional ocupando la imagen frontal del Times Magazine y con ello tuvo su momento de gloria que pronto, muy pronto se extinguiría ante la enorme corrupción de un nuevo PRI, de gobernadores que él había puesto como ejemplo de jóvenes ambiciosos que si sabían gobernar instalados en Chihuahua (Cesar Duarte) en Zacatecas (Miguel Alonso) en Veracruz (Javier Duarte) en Nuevo León (Rodrigo Medina) en Quintana Roo (Roberto Borge) y en muchos estados más que más pronto que nada comenzaron a dar una clara idea de cómo robar – más que como gobernar – y así lo hicieron no solo los gobernadores sino los miembros del gabinete como Ruiz Sacristán al frente de Comunicaciones y Trasportes y muchos mas

Sin comentarios

Publicar un comentario