Skip to main content

LA JUSTICIA Y LA TECNOLOGÍA.

Por: Arturo Nahle G.

Cuando se presenta una denuncia o querella y en la investigación se obtienen datos de prueba que establecen que sí se cometió un delito y que el imputado probablemente lo cometió, el Ministerio Público puede solicitar al Juez de Control: que cite al imputado para la audiencia inicial; Orden de Comparecencia con la fuerza pública si el imputado fue citado y no compareció; o de plano Orden de Aprehensión si el imputado evadió la orden de comparecencia, el delito merece pena privativa de libertad o se advierta la necesidad de cautela.

El artículo 142 del Código Nacional de Procedimientos Penales establece que la solicitud la puede formular el Ministerio Público al Juez de Control en audiencia privada o por cualquier medio informático que garantice autenticidad y secrecía. El Juez, en la misma forma, debe resolver en un plazo máximo de veinticuatro horas.

Y lo mismo sucede con los Cateos, la Constitución y el Código Nacional establecen que cuando en una investigación el Ministerio Público estime necesaria la práctica de un Cateo, o sea inspeccionar una propiedad privada, solicitará por cualquier medio la autorización judicial para practicarlo. En la solicitud el MP deberá expresar el lugar a inspeccionar, la persona o personas que han de aprehenderse y los objetos que se buscan, señalando los motivos o indicios que sustentan la necesidad del Cateo y los servidores públicos que intervendrán.

La solicitud debe ser resuelta por el Juez en un plazo que no exceda de seis horas por cualquier medio que garantice su autenticidad, o en audiencia privada con la sola comparecencia del Ministerio Público. La Orden de Cateo deberá contener el día y hora en que deba practicarse.

Pues durante la cuarentena la Fiscalía ha solicitado diversas Órdenes de Aprehensión y Órdenes de Cateo no por escrito ni en audiencia, sino por teléfono. Así es, en los Distritos de Zacatecas, Fresnillo, Calera y Ojocaliente “los fines de semana o por las noches” ya podemos atender y resolver este tipo de pedimentos ministeriales a través de una línea especial entre el Poder Judicial y la Fiscalía.

Y es que en el Poder Judicial de Zacatecas y en la Fiscalía General de Justicia del Estado la pandemia nos ha obligado a hacer uso de los medios tecnológicos que la ley permite pero que no habíamos utilizado porque regularmente nos gana la costumbre.

Pues yo creo que la nueva normalidad nos obligará, cada vez en mayor medida, al uso por ejemplo de las videoconferencias, a realizar audiencias con el Juez en Fresnillo, el imputado y sus defensores en el Cereso de Zacatecas y el Ministerio Público y la víctima en cualquier otro lugar.

Nos obligará a realizar emplazamientos y notificaciones por correo electrónico, incluso presentar demandas y cualquier otra promoción también por medios electrónicos. Con el internet hoy los litigantes desde sus despachos pueden acceder rápidamente a los acuerdos y resoluciones que emitimos, etcétera.

En la procuración y administración de justicia a eso debemos apostarle, a los “juicios en línea”, tanto penales como civiles, mercantiles, familiares y próximamente en materia laboral. Los viejos, voluminosos y empolvados archivos pueden ser sustituidos por discos compactos y USBs.

Pero eso llevará tiempo, costará dinero y en el Tribunal no tenemos ingresos propios porque la impartición de justicia es gratuita. Por eso y muchas otras razones al Poder Judicial no se le deben recortar ni regatear recursos, al contrario, hay que invertirle para modernizarlo, para ponerlo al día aprovechando las bondades de la tecnología.