Skip to main content

MIL OCHO MIL
Nota Espe_culera
By Syres

El Estado de Zacatecas acumuló el pasado lunes un total de mil ochocientos ochenta y cinco casos positivos de personas contagiadas de Covid-19, con un promedio de contagios que supera los 30 diarios y 157 personas que lamentablemente han perdido la vida.

Pero más de alguno se preguntará ¿cómo fue Zacatecas migro del reconocimiento en los noticieros nacionales por haber sido el último Estado en semáforo naranja a entrar al semáforo rojo dos veces en menos de quince días? Bueno la repuesta es fácil, la falta de solidaridad se sumó a la falta de respeto hacia los demás y se agrega la incredulidad. Cuando el Gobernador del Estado anunció que se regresaba a la “nueva normalidad” los zacatecanos aflojamos las medidas de higiene y seguridad. Comenzamos a ver o hasta participar en tumultos en la zona centro; muchos se aglomeraron en restaurantes y bares y otros mas -los peores- andan por la calle sin cubre bocas.

Según un estudio de Infobae México del Dr. Octavio Miramontes Investigador del Departamento de Sistemas Complejos del instituto de Física de la UNAM México tuvo un 60% aproximadamente de disminución en la movilidad, pero una vez que se declaró la casi casi normalidad en el Gobierno Federal el confinamiento disminuyó al 40% por lo que la transmisión depende del número de contactos y si hay contactos se transmite el virus, y si hay menos contactos, es menor, siendo pues una aritmética y razonamiento simple.

Debemos entender que el problema no solo es de las autoridades, -que tienen lo suyo, pero ya dije lo propio en mi nota pasada- ahora responsabilicémonos de la situación y analicemos como hemos abonado al incremento -consciente o inconscientemente- y entendamos que mientras no usemos el cubre boca en la calle, respetemos la sana distancia, dejemos de asistir a lugares donde concurran mas de 10 personas y endurezcamos las medidas de protección e higiene, no habrá predicción, estadística o pronostico que cumpla con la realidad que afrontamos.