Inicio José de Jesús Reyes Ruíz DE VIVIR DE PRESTADO… A VIVIR DE MILAGRO

DE VIVIR DE PRESTADO… A VIVIR DE MILAGRO

12
0

Dr. José de Jesús Reyes Ruiz

DE VIVIR DE PRESTADO… A VIVIR DE MILAGRO

Para documentar mi pesimismo… y el de los demás

Muchos de aquellos que ven un panorama negro para nuestro país y culpan de ello a López Obrador, pienso que no están bien informados del todo, porque si esperaban que México cambiara de un día para otro con el tabasqueño al frente es claro que estaban equivocados, pero no por que AMLO no sepa hacer las cosas sino porque no podría hacerlas de otra forma que resultaran en un panorama mejor para nuestro país.

Recién escuche en una entrevista con Sergio Sarmiento a la atractiva Susana Zavaleta decir que se había equivocado rotundamente con Andrés Manuel y que lo admitía y se arrepentía por ello, pero no iba más allá, no nos decía el por qué llegaba a esa conclusión, pero como ella seguramente muchos dicen o piensan lo mismo por lo que yo que el presidente le pensaría dos veces con aquello de la Revocación de mandato porque estoy prácticamente seguro que perdería y entonces sí, sin reglas claras quien sabe cómo se las arreglaría el país para nombrar a un presidente substituto.

Porque no se nos olvide que gano con un 53% de los votos de la ciudadanía, más de 30 millones, y claro son muchos, pero es bien sabido por todos que el poder desgasta, más en las condiciones que se viven hoy por hoy en nuestro país, y las decisiones no necesariamente acertadas de quien ocupa el Palacio Nacional han molestado a más de uno.

Actualmente solo el PAN es oposición real, pero seguramente se le unirán muchos tanto de supuesta izquierda como el PRD partido que prácticamente se ha vuelto un apéndice del PAN, y que para desgracia de muchos no perderá el registro porque siempre habrá en este país un 3% de despistados o mal intencionados de izquierda que voten por él. Otro de los partidos para los que AMLO nunca ha sido de su contentillo es MC que tiene liderazgos de izquierda como de centro y se la jugaran en la oposición, y si a ellos les suman la oposición no partidista conformada por quienes tienen el micrófono en los medios de comunicación, en la prensa escrita etc. Los intelectuales y seudointelectuales que añoran otros tiempos cuando los dineros corrían a manos llenas y en gran medida llenaban sus bolsillos, evidentemente querrán que esos tiempos regresen.

Si las elecciones fueran ahora mismo, yo no estaría tan seguro que López Obrador pudiera contar con la mitad más uno del voto de los sufragantes, no obstante que aún tiene un nivel de aceptación entre los 60 y los 70%, una cosa es aceptación y otra cosa es votar por x el candidato. Además aunque aún no entiendan lo que no entienden; todos aquellos personajes que guardan un odio visceral hacia el peje tendrían que pensarlo mejor con eso de la revocación del mandato, porque si el tabasqueño sale en la boleta, pueden estar seguros que uniría a muchos pero en su contra, y esto solo se irá incrementando conforme transcurra el sexenio con el hundimiento de la economía, con el pleito frente al magnate del norte en plena campaña, con los recortes – ¿o es que piensan que cualquiera que haya perdido su empleo votara por él? – o creen que aquellos que dejaron de percibir los beneficios de por ejemplo las guarderías, los hogares para niños, los refugios para las mujeres violentadas, las organizaciones civiles que han perdido sus privilegios y tantos y tantos más ¿Realmente creen que votaran de nuevo por López Obrador?

El cambio radical en cuanto a la vida diaria dentro de nuestro país de los tiempos de Peña Nieto y los actuales, no es difícil de explicar, entonces no faltaba el dinero, ¿Por qué? Sencillo, ¡Por que vivíamos de prestado! no debemos olvidarnos que la deuda se duplico en el sexenio del señor del copete, el líder del nuevo PRI de 5 a 10 billones de pesos – poca cosa – Los expertos aseguran que el 80% de estos recursos iban al saco de la corrupción y a los bolsillos de los políticos corruptos y la cúpula económica que ordenaba lo que se hacía y lo que se dejaba de hacer, pero al final de cuentas había circulante, el 20% restante de lo que se adquiría vía deuda iba por ejemplo a engordar el aparato burocrático con elementos de los que se esperaba que de esa forma se volvieran incondicionales del PRI, las guarderías- como muchas otras organizaciones – recibían puntualmente sus recursos aunque el 70% de los niños que reportaban no existieran en la realidad, las organizaciones civiles como el AMANC servían para hacer ricos o debemos decir millonarios a sus dirigentes, los dineros fluían a manos llenas a organizaciones como Antorcha Campesina que claro permitía que la mayor parte se quedara en los bolsillos de la dirigencia y el resto se repartiera como limosna, pero era al final de cuentas unos dineros que fluían con agilidad aunque nadie se pusiera a pensar que esos recursos eran prestados por las organizaciones internacionales que entonces se sentían felices porque vivirían largos lustros solo con los intereses de los recursos que habían facilitado a nuestros corruptos gobernantes, y claro la calificación de estas compañías a nuestro país era de excelencia porque saben que si algo sabemos hacer es pagar, aun y cuando nos estemos muriendo de hambre.

Los gobernantes de todos los niveles y de todos los rincones basificaban sin recato porque era esa la mejor forma de lograr triunfos electorales, y claro los comunicadores e intelectuales hablaban casi casi del milagro mexicano hasta que por fin se dieron cuenta que la corrupción había superado todo lo que una sociedad callada y agachona podía tolerar, asuntos como el de la CASA BLANCA que nunca se regresó y que evidentemente fue un regalo de las empresas españolas grandemente beneficiadas por la obra que el gobierno del NUEVO PRI les entregaba, regalaron a la esposa del presidente, escándalo que fue expuesto por Carmen Aristegui a quien este asunto le costó el despido de la empresa donde rendía sus servicios para el descontento de una sociedad que comenzaba a entender una realidad que hoy por hoy ha sido modificada sin que ello – por des fortuna – redunde en la satisfacción de las inmensas mayorías sobre todo aquellas que ocupan las cúpulas de nuestra estructura social.

Aquellos muchos que pedían a gritos el adelgazamiento del obeso aparato burocrático, hoy en día se rasgan las vestiduras por la cantidad de despidos que tienen el objetivo que ellos pidieron tiempo atrás, y es que nuestro país no puede sobrevivir con un gobierno obeso por lo que uno de los objetivos del nuevo gobierno, uno que claramente no es muy popular que digamos, es el de adaptar la burocracia a las necesidades reales y si en este actuar caen muchos empleados honestos y productivos es algo que no se puede fácilmente evitar cuando estás haciendo un recorte obligado claramente por las circunstancias si es que quieres sobrevivir como país.

Que se incrementara el desempleo, tendrán que buscarse otras formas de solucionar buscando inversión productiva que permita emplear en mejores condiciones a aquellos que han sido recortados por la burocracia gubernamental, pero esto claro en una situación económica tan difícil como en la que vivimos no es cosa fácil.

Una de las promesas más importantes de campaña fue la de no endeudar más al país, es decir no vivir de prestado nunca más, cosa que es difícil en extremo, sabemos que habrá créditos como el que recientemente se solicitó para PEMEX pero serán excepciones a la regla – al menos eso esperamos – tendremos que adaptarnos y acostumbrarnos a vivir con lo que el país produce con lo que la hacienda pública recolecta de los ciudadanos, y claro habrá que ver que en la realidad aquellos que nunca pagaron impuestos, nos referimos a las grandes compañías como televisa, televisión azteca, grupo México de German Larrea, Carlos Slim Tecnológico de Monterrey, el Club América etc. Etc. Paguen lo que nunca pagaron por el simple hecho de ser los cuates del establishment, su eso se recupera como se ha informado recientemente otro gallo nos cantara, y como lo ha dicho AMLO en 3 años no habrá una reforma fiscal que se realizara hasta el momento en que la ciudadanía recupera la confianza en como son utilizados esos impuestos y reconozca honestidad en quienes ocupan el gobierno federal y es por ello que se ha dado un plazo de 3 años para hacerlo.

Que López Obrador ha tenido desaciertos, sin lugar a dudas, hemos escrito páginas enteras en esta misma plataforma sobre las pifias del presidente, pero que es una persona honesta que está haciendo su mejor esfuerzo, tampoco nos puede quedar dudas, que ha dicho – estupidez y media – como que no perseguirá a los corruptos es algo con lo que prácticamente nadie podemos estar de acuerdo porque la mejor forma de combatir la corrupción es combatiendo la impunidad, que se ha rodeado de gente poco confiable, claro que lo ha hecho, que no ha cuidado bien los nombramientos del gabinete y del gabinete ampliado o de los funcionarios de mayor nivel, también lo es, que traiciono la imagen de Benito Juárez quien tubo y supo elegir el mejor gabinete con los mejores mexicanos, también.

Pero de todo ello seguiremos hablando en nuestra próxima colaboración