Inicio José de Jesús Reyes Ruíz LOS PASOS DE LOPEZ II TOMO capitulo II

LOS PASOS DE LOPEZ II TOMO capitulo II

134
0

José de Jes´su Reyes Ruiz
LOS PASOS DE LOPEZ
II TOMO capitulo II
Para documentar mi pesimismo… y el de los demás

PERO ¿QUE NECESIDAD? ¿porque la necedad? DIRIA JUANGA EN LA VISPERA DE LA TOMA DE POSICION

Pareciera que esta por comenzar una nueva aventura bélica, ¡SE ABREN MUCHOS FRENTES! le comento uno de sus colaboradores a nuestro caminante en su humilde casa de campaña de la Colonia Roma, “y mas que se abrirán cuando comencemos a gobernar diferente” fue la respuesta y más… nada, nadie se atreve a opinar ni mucho menos a recomendar políticas o actitudes diferentes de frente a la ciudadanía por que conocen la terquedad como uno de sus principales vicios-virtudes. Es prácticamente imposible que nadie le convenza de cambiar aquello que ya se anido como una decisión en lo profundo de su mente.

Ante estos tantos frentes AMLO no encontró mas alternativa que la de realizar una de sus más inesperadas actividades como presidente electo y no como uno en funciones. Será – todos lo sabemos – a partir del sábado comandante supremo de las fuerzas armadas, ¡PERO AUN NO LO ES! por lo que hablar frente a más de 30 mil elementos del Ejército y la Armada en el Campo Marte – de nombre más que adecuado – y tener la convocatoria deseada; es un evento que causa asombro de propios y extraños, podía haberlo hecho y sería totalmente normal y natural una semana después, pero él, que acostumbra a tomar posesión meses antes del momento legal, y que ha decidido tantas y tantas cosas aun no siendo presidente constitucional – sino solo presidente electo – que le costaba demostrar musculo aun antes de tiempo.

Suponemos – así lo consignan algunos editorialistas – que comento este asunto con el Presidente Peña Nieto cuando lo invito a comer a su humilde casa, seguramente lo hiso aunque también seguramente no fue una solicitud de permiso, cumplió con informarle y ahí terminan las cosas y que siga la mata dando en estos pasos de un Sr. López que ni suda ni se acongoja no obstante tener tal cantidad de enemigos – sobre todo enemigos de peso que tanto le cuestionan, aunque de frente agachen la cabeza y le tiendan la mano viendo a ver que sacan – cuál es su costumbre –

La dupla de pirurris – no les llamaría fifís – de Televisa, Carlos Loret de Mola y Leo Zuckerman le envían misiles cargados un día sí y un día no, en el programa tercer grado, al comentario de López Obrador de que algunos seudointelectuales aparentaban ser liberales cuando en realidad eran conservadores y por lo tanto hipócritas al ponerse una piel que no les correspondía, Leo le increpo diciendo claramente que no aceptaba que el presidente electo le llamara hipócrita – cuando en realidad no lo hizo – pero con este comentario mostro en vivo y a todo color; que se puso el saco y le quedo de maravilla, mientras que Loret no es el de un típico pirruris como sería el caso de Leo, – proviene de la clase media alta y su caso se debe analizar aparte – otros como Silva Herzog Marquez comentarista de televisión y editorialista del periódico Reforma (cuya línea editorial es más liberal que conservadora a diferencia de lo que piensa AMLO que lo tilda de periódico fifí) junto con Jorge Castañeda, y Héctor Aguilar Camín, resultan – para mí al menos – los ejemplos más demostrativos de una forma de hacer periodismo tanto escrito como electrónico contrario al caminante del que no pueden ocultar tener hacia su persona un odio que no pueden ocultar aunque digan todo lo contrario, es cosa de ver la expresión de Loret de Mola y Leo Zuckerman en ese programa de televisa tercer grado – donde participo el presidente electo – hay cosas que no se pueden ocultar y una de ellas es esa expresión de animadversión al caminante, en algo así como las miradas que matan ante la tranquilidad inexpresiva y cálida del Sr López.

Yo les escucho con cierta frecuencia aunque muchas veces me indigeste con sus comentarios y actitudes, no olvido cuando analizaron la palabra FIFI como si fuera la grosería mas importante que alguien haya dicho sobre otras personas o sobre algunas empresas de comunicación o algunos grupos empresariales, valla ni si quiera la expresión “puuuuu—-to” de los aficionados del futbol cuando un arquero o un defensa del equipo contrario despeja la pelota, ha sido tan cuestionada como la palabra fifí que por otro lado suena bien hasta como un adorno o adjetivo benévolo que intenta explicar a una persona o a alguna empresa o algún conglomerado social o empresarial, con ideas conservadoras, con apego a los gobiernos pianistas previos que fueron con ellos tan condescendientes.

Es decir personas que jamás han recorrido – al menos a pie – su país sino desde lujosos automóviles o suburbans blancas o negras hospedándose en hoteles de lujo y trasportándose en primera clase donde no lleguen las lastimosas imágenes de la pobreza extrema y alimentaria, de las casas de cartón con techos de lámina, de las calles sin pavimentar y de la gente que pide una limosna o que intenta lavar el parabrisas de sus lujosos automóviles desde donde los ignoran molestos siempre por el retraso que causan al tráfico. Si por ellos fuera no se bajarían de un helicóptero para no verlos de cerca.

Es claro que entre ellos – y yo hay algo personal como diría Serrat – y el caminante existe un frente abierto, Andrés Manuel lo dijo claramente en el programa “tercer grado” en el sentido de que de los cientos de miles de editoriales políticos de la prensa escrita o de la radio y la televisión, el 90% eran cuestionando sus formas de hacer las cosas – o digámoslo claramente – sus formas de gobernar – antes de tiempo – el Sr. López lo sabe y lo asume como algo real, son frentes que lejos de disminuir crecerán con el tiempo – y claro – con sus acciones.

PERO ¿QUE NECESIDAD – O TENDRIAMOS QUE DECIR – QUE NECEDAD? ¿POR QUE TANTA TORPEZA?

Porque muchos de esos frentes podrían evitarse, O ME VAN A DECIR QUE NO LE IMPORTA QUE EN SOLO UN MES SU POPULARIDAD DESCIENDA UN 9%

Parte de estos cuestionamientos son debido a la necedad de realizar esas consultas a modo, consultas patito que no se las cree ni sus propios hijos – menos su esposa – y la pregunta que yo me hago es si no ve que podría hacer las cosas, es decir tomar las decisiones que ha tomado, como la del aeropuerto, la del Tren Maya, la de la Refinería y la del Istmo sin realizar dichas consultas, y no sería mal visto ni cuestionado ni mucho menos sería ilegal o anticonstitucional, lo que si son – en gran medida – las mini consultas.

Siempre me he preguntado si aquellos que ostentan el poder se creen sus propias mentiras, permítanme poner un ejemplo – aunque sé que no es el mejor – Peña Nieto cuando declara triunfalistamente que fue el presidente del empleo ¿realmente se la cree? Realmente se da cuenta – o no – que está mintiendo, que no creo la cantidad de empleos que menciona en su discurso, que el 60% de aquello que afirma solo implica la formalización de empleos preexistentes y el resto son empleos de muy bajo sueldo y muchos de ellos sin las prestaciones de ley, o cuando afirma que cumplió el 95 al 97% de sus promesas de campaña es ahí donde no puedo entender si realmente cree lo que sus asesores le ponen en el discurso o sabe que está mintiendo.

Esa misma pregunta la tendría para Andrés Manuel, de veras cree que sus consultas a modo donde solo votan sus más ferros simpatizantes – vamos ni un servidor que aún cree en él – y que además van disminuyendo por que se dan cuenta que es una verdadera vacilada. La pregunta vuelve a ser: Si él piensa que le sirven a la democracia – CLARO QUE NO – ni siquiera siento que le sirvan a su causa, más bien por el contrario lo demeritan de frente a la población pensante de derecha o de izquierda que no se chupa el dedo.

Pongamos el caso del Aeropuerto – que tanto afecto a los mercados y a su imagen – El caminante no quería ese aeropuerto y esta es la realidad, y lo iba – y lo va – a cancelar aunque no sea una decisión inteligente, primero por lo que ya se ha gastado – cerca de 40 mil millones – después por qué tan problemático o antiecológico – o mucho más – es Santa Lucia y tercero por que podría haber llevado a que los empresarios se hicieran cargo de su construcción sin que el Gobierno y o los mexicanos gastáramos un solo peso más. Pero no; el señor es terco en extremo, ya lo había decidido y lo hizo, pero la pregunta que sale a colación es que si realmente siente que la consulta realizada donde votaron – aparentemente – más de un millón de personas – ni el 2% del padrón – le sirve a su causa o a la causa de la nación que tendría que estar muy por encima de sus formas de pensar muchas veces individualistas y engañosas.

Esta historia continuara…