"Tunas Cardonas" - El Nopal
1207
post-template-default,single,single-post,postid-1207,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

“Tunas Cardonas”

“Tunas Cardonas”
Genaro Borrego Estrada.
He aceptado escribir en El Nopal de Pablo Quezada por dos razones: la primera porque tengo la necesidad de expresar mis opiniones, hacer reflexiones, emitir mis puntos de vista, señalar aquello que observo inconveniente o indebido, así como subrayar e insistir en defender y ponderar lo que considero positivo para la gente y en general para Zacatecas y México.
Siento que no debo ser un ciudadano ajeno a lo que ocurre y desobligado de contribuir a la mejoría de la comunidad.
He adquirido experiencia con el paso de los años y en mis andares en la política activa, el servicio público y en la gestión privada y por tanto creo que tengo una opinión que podría ser de interés para los lectores.
Pienso que Zacatecas requiere de voces que expresen con claridad y sin temores las inquietudes de la gente. En ello puedo ser útil. No tengo ya ninguna aspiración política ni de tener alguna posición de poder. Ya lo tuve. Ahora lo que que me interesa es poner un grano de arena en la conciencia ciudadana y desde la tribuna libre servir a la causa zacatecana.
La segunda razón por la cuál acepté escribir periodicamente en El Nopal es porque estoy convencido que en este medio se ejerce la libertad de opinión sin componendas ni compromisos de ninguna índole.
El Nopal no es un negocio; es una tribuna honesta y libre. En ocasiones incomoda pero sin duda hace pensar y orienta a quien tiene la disposición abierta para escuchar, rectificar y en verdad servir a Zacatecas y su gente.
Junto con Pablo, pensamos que esta pequeña columna debiera tener un título que la identificara y decidimos denominarla “Tunas Cardonas”, que son fruto del nopal y muy característicos de nuestra tierra las cuales son dulces aunque también tienen espinas que punzan y dan comezón, pero que quien sabe quitarlas encontrará algo de provecho.
Iniciamos pues con esta “exposición de motivos” como primera colaboración. Que sea para bien. Hasta la próxima.

Sin comentarios

Publicar un comentario