TELLO-MEADE ¡PARALELISMOS! - El Nopal
3241
post-template-default,single,single-post,postid-3241,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

TELLO-MEADE ¡PARALELISMOS!

TELLO-MEADE ¡PARALELISMOS!

Dr José de Jesús reyes Ruiz
Para documentar mi pesimismo y el de los demás…

Me da la impresión de que muy pocos habían pensado sobre las semejanzas o  paralelismos en la designación de Alejandro Tello como candidato a la gubernatura del Estado de Zacatecas, y la de Meade como precandidato del PRI a la Presidencia de la República.

Ambos carecen de un perfil netamente político, el primero es un contador y nada más – tal vez podamos decir que hasta es un buen contador – mientras que el segundo es un tecnócrata – no hay mejor forma de definirlo – es decir una persona que sabe hacer el trabajo que le encomiendan, que tiene una preparación adecuada para realizarlo – el trabajo tecnocrático no el político –

Ambos provienen de una familia de  clase alta – nunca nos creamos que proceden de la clase media o media alta para nada – los dos fueron formados dentro de la religión católica y son aparentemente buenos padres de familia.

Pero de todo ello lo más importante es que los dos carecen – y en esto hay que insistir – de un perfil como políticos, es decir de aquellos que tienen verdadera vocación para administrar la cosa pública – pocas veces para bien, la mayoría de las veces para mal; y por triste que esto parezca, la mayoría de las veces para beneficio personal y muy pocas para el beneficio público.

En el caso de Alejandro Tello – por si lo hemos olvidado – gano por un escaso margen y gracias a las corruptelas que sabe hacer mejor que nadie el PRI y claro sus estructuras institucionales alabadas y sobreestimadas por Meade como algo de lo mucho que este partido de estado ha hecho por México, argumento sumamente cuestionable que abordaremos en algunas otras reflexiones.

Hace apenas algunos días, platicando con el jefe de las fuerzas castrenses en la entidad sobre asuntos relacionados a la inseguridad y a la violencia, comente que la elección del gobernador y sus resultados eran altamente cuestionables, el me respondió que el hecho de que yo no hubiera votado por él no le hacía menos legítimo y sin entrar mucho en el asunto respondí que era testigo de muchas cosas como la coerción del voto dentro de las instituciones, las famosas pirámides de presión para que los empleados públicos y sus familiares y amigos votaran a favor del PRI, de la compra de votos y otras muchas linduras con las que habían logrado que este partido volviera a ganar con un estrecho  margen en el Estado de Zacatecas sobre MORENA, que muchos consideran que realmente gano la contienda reciente del 2016.

Pero cuando el PRI pierde, arrebata y eso fue lo que paso en nuestra entidad, y volvió a pasar solo que con más descaro y desaseo en el Estado de Coahuila, y las cosas llegaron a la máxima expresión de ilegalidad en la contienda del Estado de México.

Por todo esto el panorama es bastante sombrío por lo que podrá suceder en la madre de todas las elecciones la del 2018 para la presidencia de la república, y muchos, sobre todo pesimistas como un servidor nada bueno auguramos, porque si las cosas se hicieron como todo el mundo sabe en el Estado de México, las fuerzas malignas del priismo harán lo mismo – “o más pior” – para que no haya forma de que la candidatura de Meade se encuentre en riesgo de ser derrotada.

MORENA tendría que superar con más de 5 puntos porcentuales, y tener – cosa que se ve difícil – un entramado de ciudadanos vigilando hasta el más remoto rincón de la república para que no se den los resultados de cuantiosas votaciones en los lugares aislados, donde el PRI logre – como sucedió en el Estado de México – casillas zapato por el simple hecho de no estar vigiladas por la oposición, estamos seguros que se repetirán las campañas de las secretarias promoviendo el voto a favor de la continuidad, como olvidarnos del matraquero Narro lanzando vítores a favor del primazo en la campaña reciente.

Y si ello no fuera suficiente ya mostraron – y lo han hecho hasta el cansancio – el controlar a sus instituciones como sucedió en la elección de Coahuila en donde le prometieron a Anaya y al PAN que cancelarían las elecciones si en contraparte el PAN reconocía las del Estado de México, ese fue el acuerdo, pero después fácilmente se retractaron – como suelen hacerlo con sus compromisos – y entendieron que dejar Coahuila dificultaría las cosas de vista al 2018 por lo que utilizaron los tribunales a modo que tienen en el Poder Judicial – también a modo – para controlar la pobre resistencia que tuvieron por padre del INE.

Ahora bien, “lo haigan hecho como lo haigan hecho aquí en zacatecas, o lo haigan de hacer como lo haigan de hacer en el 2018” los resultados estan – aquí al menos – ya a la vista de todos, y aun y cuando no sabemos si logren hacerse de la suya en su intento de mantener la presidencia, podemos de alguna forma pensar en los paralelismos de lo que aquí sucede a lo que sucederá en el país de llegar Meade a los Pinos.

En principio tendremos que recordar lo que es un secreto a voces, y es el hecho de que Tello no quería ser gobernador, no se sentía adecuado para un puesto que requería de un perfil político – y él sabe bien que carecía de ello – lo mismo sucede seguramente con Meade, y no es que no quiera ser presidente de la república, que mexicano no anhela ese puesto, pero seguramente sabe que no tiene  el perfil político que un puesto como este requiere, tanto Tello como Meade son gente de escritorio que suponemos hacen bien el trabajo que se les encomienda, que saben guardar lealtades, que seguramente nunca se atreverán a cuestionar las formas, los usos y costumbres – o digámoslo más claro  las corruptelas – de quienes les pusieron en el lugar que ocupan, pero al final de cuentas saben cumplir con sus obligaciones y seguir las indicaciones de aquellos que los propusieron – Miguel Alonso en el entorno local, Videgaray o… ¿Salinas? en el entorno nacional – ya que no creemos que el Sr. Peña tenga ninguna intención – ni capacidad – de seguir gobernando a través de interpósita persona: Resulta claro que solo  quiere asegurarse de quien quede le proteja adecuadamente las espaldas para no vivir la realidad de centro o Sudamérica donde por ejemplo se encuentra culpable a expresidentes de Perú, El Salvador, Honduras o Guatemala – y se tiene la capacidad – que nuestro país bananero carece – de meterlos a la cárcel.

Pensemos que en el ámbito local, fue la ambición de la Sra. Tello la que lo empujo a esta aventura en donde claramente él se siente extraño – por decir lo menos – e incomodo, lo cual es una de las causas más importantes del fracaso de “gobernar diferente” En el caso de Meade nada nos asegura que pasara – de llegar a la silla – algo parecido, porque ya con una semana en su posición como precandidato ha mostrado su carencia total de oficio político como en su discurso ante la CNOP de “háganme suyo” y otras linduras por el estilo.

Alejandro Tello ha mostrado claramente su intención de no cuestionar ni con el pétalo de una rosa a sus predecesores, su principal objetivo en esta vida – lo cual no es bien gobernar o gobernar diferente – es el de proteger las espaldas y los hechos de peculado realizados por quien le antecedió en el puesto y el responsable de que sea él quien ahora lo ocupe. Y tendría además que reconocer que en su momento fue él mismo secretario de finanzas de Miguel Alonso y por lo tanto responsable en gran medida de las irregularidades que desde esa secretaria se hayan realizado, en resumen él fue también parte de estos actos ilegales y tendría que rendir cuentas al respecto.

Meade se encuentra en una circunstancia similar, ha sido Secretario de Hacienda – que en el nivel federal es el símil del secretario de finanzas en el nivel local – y seguramente fue testigo de muchas de las irregularidades cometidas por el NUEVO PRI de personajes como los Duarte – el de Veracruz y el de Chihuahua – las de Borge de Quintana Roo y  claro las de aquí mismo en Zacatecas y claro las del propio PEÑA NIETO. Pero claro es leal, no hablara al respecto, como si nunca hubieran sucedido, y el Sr. Peña se sentirá protegido por qué es lo que siempre busco, IMPUNIDAD después de que deje el trono – para ello había pensado en un Fiscal Carnal en la persona de su amigo Lic. Cervantes ex procurador de justicia,  pero esto se le cebo – y ahora con este precandidato que entre otras sabe guardar los secretos – porque también a él mismo seguramente le afectan y que además haz demostrado ser un experto en el acto de fingir demencia con las trácalas de quien le antecedió en la silla.

Pongamos tan solo un ejemplo, Meade llego a la Secretaria de Desarrollo cuando salió su antecesora – en ese sitio – Rosario Robles, persona de muy mala memoria – por sus nexos con el argentino y sus corruptelas por las que Bejarano pago en la cárcel – pero que como se ha demostrado, es una de las responsables del llamado FRAUDE MAESTRO en donde se les otorgaba a universidades públicas – la UAZ incluida – recursos multimillonarios – 219 millones en el caso de la UAZ –  para proyectos fantasmas, proyectos que a su vez no realizaban las universidades sino que entregaban a particulares – muchas de las veces empresas patito, fantasmas o inexistentes – y así el recurso desaparecía de la misma forma que los proyectos quedaban en la nada, y eso seguramente fue del conocimiento del propio Meade cuando llego a la oficina de SEDESOL, pero por lo que se ve prefirió guardar silencio porque así convenía a los intereses del partido que hoy lo postula y de sus líderes como Carlos Salinas – íntimo de Rosario Robles –

Esto es solo la punta del isberg
Así o más claro…

Sin comentarios

Publicar un comentario