El peor enemigo de un zacatecano…. otro zacatecano - El Nopal
3781
post-template-default,single,single-post,postid-3781,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

El peor enemigo de un zacatecano…. otro zacatecano

La Casa de los Perros

CLAUDIA G. VALDÉS DÍAZ

El peor enemigo de un zacatecano…. otro zacatecano

De madrugada, como acostumbran los integrantes del Senado de la República, llevaron a su fin el proceso de selección de las dos vacantes que tenía el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y sí, resultó que al final el PRI y Morena se aliaron para elegir a Carlos Alberto Bonnin y Blanca Lilia Ibarra Cadena.

La designación, tras un acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), sacará ronchas luego de que ambos personajes fueron siempre identificados con el senador priista Emilio Gamboa, quien con un guiño ordenó a sus súbditos votar y sacar adelante su capricho, a pesar de la férrea oposición que dieron las bancadas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del PAN. Si ya contaban con el apoyo de Morena, qué más le podía preocupar al mandón en el Senado.

La elección estaba tan arreglada que la cédula que se distribuyó entre los senadores sólo incluía dos nombres: Carlos Alberto Bonnin y Blanca Lilia Ibarra Cadena, de ese tamaño la podredumbre que hoy, como lo dijo en su cuenta de Twitter la senadora Angélica de la Peña, da en la torre al Sistema Nacional Anticorrupción y, por supuesto, a la supuesta autonomía del INAI.

Lo interesante del asunto es que una zacatecana terminó entre los cinco finalistas, luego de que los expertos del Comité de Acompañamiento, integrado por la red de rendición de cuentas, la calificara como una de las mejores aspirantes. Hablamos de Julieta del Río Venegas, comisionada del IZAI, quien recibió el apoyo de su paisano, el senador José Olvera, que hasta el final empujó y empujó, pero cuando la política se pone por encima de las capacidades de los aspirantes, no hay nada qué hacer.

Del Río Venegas fue acompañada también por el perredista Camerino Márquez Madrid, igualmente por el candidato al Senado, Rafael Flores, y el también candidato, pero a una diputación federal plurinominal, José Isabel Chabelo Trejo. A su lado estuvo Pepe Pasteles y Noemí Luna Ayala, la líder de Acción Nacional en Zacatecas. Ni la madrugada les impidió estar codo a codo con la comisionada del IZAI.

Pero lo raro del asunto es que mientras la zacatecana contó con el apoyo, por ejemplo, del coordinador de los senadores de Acción Nacional, el aguascalentense Fernando Herrera, quien durante la sesión se pronunció en contra del dictamen de la Jucopo, recibió certeras zancadillas de Francisco Javier Acuña Llamas, actual presidente del INAI, quien hace realidad eso de que no hay peor enemigo de un zacatecano que otro zacatecano.

Y es que fue justamente este zacatecano quien dijo que en el INAI no podía haber dos zacatecanos, que ahí sólo cabía él y punto. Lo malo del asunto, para Javier Acuña, es que sus palabras quedaron grabadas y circulan ya en un audio que, todos lo saben, saldrá a la luz más temprano que tarde.

Ahora, Javier Acuña podrá sentirse feliz de saber que no sólo bloqueó a su paisana, sino que contribuyó a ensuciar el proceso. Hoy estará feliz de presidir un organismo integrado por comisionados carnales que dejan ver lo podrido que está el Sistema Nacional de Transparencia.

Declive

Una enorme descomposición será la que encontrará en Zacatecas, el coordinador de la campaña de los senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Miguel Ángel Osorio Chong, nombrado para dicho encargo por José Antonio Meade, el candidato del tercer lugar en la carrera presidencial.

El ex secretario de Gobernación será, obviamente, acompañado por Claudia Anaya Mota, quien en estos momentos busca un escaño en el Senado de la República ya con mucha desesperación, luego de que las últimas mediciones ubican a la diputada federal con licencia, en empate técnico con la periodista Mary Chávez, de la coalición Por México al frente. Soledad Luévano y José Narro, de Morena, siguen amarrados en el primer lugar, aunque cualquier cosa puede suceder.

Y así, Osorio Chong y Anaya Mota se reunirán en el Hotel Quinta Real, con los candidatos federales a diputados, léase Carlos Peña Badillo, Norma Castorena, Roberto Luévano y Lyndiana Bugarín, así como con los dirigentes estatales, por el tricolor, Felipe Ramírez Chávez, y por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Susana Rodríguez Márquez, hermana de Raúl, el candidato a senador al que nadie ha visto en campaña. Ah, claro, también estará Mariano Lara, de quien dicen es el dirigente de Nueva Alianza.

El otrora suspirante a ser candidato priista a la Presidencia de la República, durante su paseo por Zacatecas, estará en la sede del Revolucionario Institucional, y ya sin los lujos del Quinta Real, sostendrá una reunión con los integrantes del Comité Estatal, los representantes de los sectores y las organizaciones, así como con los ex presidentes del Comité Directivo Estatal, estos últimos, los mismos que se atrincheraron en La Casa de los Perros para exigirle al inquilino en turno que destituyera a la secretaria general de Gobierno, Fabiola Torres Rodríguez, por apoyar a su hijo Tomás Torres Torres y, con ello, a la planilla completita del Verde Ecologista a la presidencia municipal de Zacatecas.

Para hacerse promoción gratuita, Miguel Ángel Osorio ofrecerá una conferencia de prensa, para después juntarse con los candidatos a diputados locales y presidentes municipales del PRI, claro está que todos aquellos que están en las filas del Verde Ecologista no fueron invitados, nadie los quiere ahí, porque dicen, huelen a Carlos Puente Salas y eso no le agrada a los del tricolor.

Con esto queda más que claro que la raya entre los priistas y verdes sigue bien marcada y no se ve poder humano que la pueda borrar o siquiera difuminar. Por ello, en el pecado llevarán la penitencia.

Y es que la situación que se vive, por ejemplo en la capital del estado, es bien complicada para los del tricolor, en una encuesta realizada a una semana de iniciar las campañas, Ulises Mejía Haro, de Morena, aparece con 28 por ciento de la preferencia electoral, seguido de Arturo López de Lara de la coalición Zacatecas al frente y Cuauhtémoc Calderón Galván, del PVEM, en un empate técnico y apenas siete puntos abajo del puntero.

Julio César Nava, de quien dicen tendrá un arranque de campaña muy entusiasta en la conflictiva colonia Lázaro Cárdenas, se encuentra en tercer lugar, 10 puntos abajo del moreno y cuatro puntos detrás de los que ocupan el segundo lugar.

Ulises Mejía tiene a su favor la marca Morena que, dicen expertos, arrastrará todo lo que en su camino se encuentre; mientras que Arturo López de Lara comienza a tener un crecimiento importante gracias a Ricardo Anaya y todo lo que el joven maravilla trae consigo; sobre Cuauhtémoc Calderón, navegando contracorriente, solo y con la pobre estructura del Verde, sigue firme como un contrincante de cuidado que puede dar la sorpresa. No queda duda a nadie de que la marca de Cuauhtémoc Calderón es, justamente, Cuauhtémoc Calderón.

Hoy, Osorio Chong seguramente llamará la atención de los priistas locales y transmitirá esa preocupación de terminar en la cola en estas elecciones, incluso en estados como Zacatecas, el más peñista de los peñistas del mundo mundial.

Twitter: @lasnoticiasya @claudiag_valdes
lasnoticiasya@gmail.com

Sin comentarios

Publicar un comentario