Skip to main content

PROCESO ELECTORAL 2021
Por: Isadora Santivañez Ríos

Todos los procesos electorales cuentan con una particularidad que los hace únicos e irrepetibles, es por eso que las contiendas políticas son tan intensas y se viven con gran fervor, sin embargo, no podemos negar que el proceso electoral 2021 ha sido uno de los que más ha marcado la historia política de nuestro Estado, ha representado un parteaguas para la participación de la mujer en la vida pública y social, debido a la inclusión de la cuota de género, sin la necesidad de que esta haya sido elevada a rango constitucional, además se presenta un proceso en el que se compite un número de cargos tan amplio, como nunca antes en Zacatecas.
La juventud también ha marcado camino y se ha ido posicionando en cada uno de los municipios de nuestro Estado, lo cual resulta prometedor, ya que serán las nuevas generaciones a las que les corresponda reivindicar la imagen de la política para catapultarla dentro del servicio social y público, o bien para enterrarla dentro del sistema de partidos en decadencia.
Este proceso vive una particularidad única, debido a las personalidades de la política que de manera activa decidieron participar en el mismo y que le dieron un toque innovador y dinámico.
Primero que nada, es importante destacar que se vio reflejada una gran participación social dentro de las contiendas electorales al ser impulsados por parte de diversos partidos políticos de reciente creación a varios candidatos y candidatas con perfiles ciudadanos, lo que permitió gozar de un mayor número de propuestas y velar por un amplio número de causas sociales.
Además, por primera vez se contó con la participación de una candidata tránsgenero que buscó representar a la comunidad LGTB+ de manera decidida, así como con la participación de dos mujeres que representaron honrosamente al sector de personas con discapacidad.
Cabe mencionar que en algunos partidos políticos no vimos ni sorpresas, ni novedades, debido a que se posicionó a las mismas figuras políticas de antaño y que representan décadas de atraso y estancamiento político ya que, después de tantos procesos electorales en los que han participado se encuentran con una imagen sumamente desgastada y es poco lo que pueden aportar como candidatos , sin embargo, respetando las decisiones internas de las instituciones políticas, podemos resaltar que lo mismo de siempre también fue algo que resultó al final de cuentas la novedad mediática de este proceso.
Lo que nos permitió a los ciudadanos ver el que sí y que ya no queremos para nuestro Estado, así mismo, motivó a la sociedad a analizar los perfiles de los candidatos más que la marca a la que representan, ya que está sumamente probado que la decadente imagen de los partidos políticos ha ido menguando la anterior fortaleza del voto duro y dando paso al llamado voto útil o voto inteligente.
Las redes sociales también jugaron un papel fundamental al vivir una contienda electoral en época de pandemia, en la que el ciudadano común no estaba dispuesto a arriesgar su salud para participar en un mitin político y en el que, a su vez, a las estructuras de los diversos partidos políticos, no les quedó de otra, más que participar en dichos eventos pese al riesgo que corrían con la pandemia.
Vimos a candidatos en plena pandemia abrazando, besando y hasta bailando con la ciudadanía, persiguiendo más que el bienestar social el interés personal de llegar a algún cargo, así como también vimos un sin número de actos lacerantes y denigrantes para la mujer y todas las causas por las que ha luchado en los últimos años, esta fue, sin duda alguna una contienda única, innovadora e irrepetible que será juzgada por la ciudadanía, la cual en las urnas tendrá la última palabra, la tercera es la vencida o ya huele a gobernadora??? Juzgue usted y decida por su bienestar y el de su familia…

Acerca El Nopal