Inicio Arturo Nhale EL COBAEZ

EL COBAEZ

115
0

EL COBAEZ
Por: Arturo Nahle G.
El artículo 3° Constitucional establece que la educación es obligatoria hasta la preparatoria, sin embargo el grado de escolaridad de los zacatecanos mayores de 15 años es de apenas 8.6 años, o sea segundo de secundaria; en escolaridad estamos por debajo de la media nacional.

De cada 100 zacatecanos mayores de 15 años solo 16.4 terminaron la preparatoria. Es precisamente en este segmento poblacional (de 15 a 19 años de edad) donde tenemos el mayor de los retos: combatir la reprobación y la deserción escolar, las adicciones, los embarazos tempranos y sobre todo la violencia.

Un muchacho o muchacha que a esa edad deja de estudiar y luego no consigue trabajo, es presa fácil de las adicciones y de los grupos delincuenciales. Por eso nuestro mayor esfuerzo debemos canalizarlo a ampliar y mejorar la oferta educativa ahí, en el nivel medio y medio superior.

En nuestro Estado hay prepas de todo tipo: las de la UAZ, las particulares, la del Politécnico, las que sostiene al 100% el Gobierno Federal (CEBETIS, CBETAS y Prepas Abiertas), las que sostiene al 100% el Gobierno del Estado (Telebachilleratos y Prepas en línea) y las que se sostienen con financiamiento tanto Federal como Estatal (CONALEPS, CECYTEZ y COBAEZ).

El primer Colegio de Bachilleres nació en Chihuahua en 1972 (hace 47 años), en Zacatecas el primer COBAEZ lo abrió Genaro Borrego hace 32 años (en 1987), hoy tenemos 44 planteles en 35 municipios con un total de 17 mil alumnos (3 de cada 10 preparatorianos están en un COBAEZ).

En el COBAEZ trabajan 1,500 personas entre maestros y trabajadores administrativos; salvo los empleados de confianza, todos están afiliados a un Sindicato, o la Sección 58 del SNTE (los menos) o el SUPDACOBAEZ (la mayoría). Todos cotizan tanto al Seguro Social como al ISSSTEZAC.

La nómina y el gasto operativo de estos 44 planteles cuesta 480 millones de pesos al año, la mitad la debe poner el Gobierno Federal y la otra mitad el Gobierno del Estado. El problema es que desde que nació el COBAEZ nunca, jamás de los jamases el Gobierno del Estado ha aportado lo que le toca, ello ha provocado que el organismo deje de pagar cuotas al IMSS, al ISSSTEZAC e incluso impuestos a la Secretaría de Hacienda.

El COBAEZ le debe al Seguro Social 155 millones más accesorios desde el año 2009. Al ISSSTEZAC le debe 310 millones más intereses desde el año 2011. A la Secretaría de Hacienda le debe 90 millones del ISR también desde el año 2011. A los jubilados les debe 19 millones del Bono de Retiro y así sucesivamente.

Los laboratorios y salones de cómputo están obsoletos porque no hay dinero para renovar el mobiliario y equipo; en el 2017 se le tuvieron que bajar los sueldos a los directivos y se reglamentaron las prestaciones; los padres de familia se han tenido que cooperar para mejorar el servicio de transporte escolar que también está en muy malas condiciones.

La beca de 800 pesos mensuales que a partir de este año les va a dar López Obrador a la totalidad de los muchachos es algo muy bueno porque casi todos son jóvenes de muy escasos recursos, sí, pero a los que no estudian ni trabajan les va a dar 3,600 (no entiendo).

Por otra parte el año pasado el Gobierno Federal le dio al COBAEZ 260 millones de pesos y éste año el subsidio lo bajará a menos de 200 millones. Esta reducción presupuestal lejos de ayudar a resolver la difícil situación financiera del Colegio de Bachilleres, la va a agravar.

Ojalá que una parte de los recursos que generarán los impuestos ecológicos que recientemente validó la Suprema Corte, se canalicen al rescate financiero del COBAEZ, de la UAZ, del ISSSTEZAC y de otros organismos que están en la misma situación y de los que seguiremos hablando en las próximas semanas.