PALABRAS MUERTAS Y 10 MIL VOCES AGRAVIADAS - El Nopal
3065
post-template-default,single,single-post,postid-3065,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

PALABRAS MUERTAS Y 10 MIL VOCES AGRAVIADAS

PALABRAS MUERTAS Y 10 MIL VOCES AGRAVIADAS
Saúl Monreal Ávila

Los zacatecanos fuimos testigos este lunes de una de las manifestaciones más grandes que se recuerden en Zacatecas, más de 10 mil jóvenes universitarios, en un cálculo conservador,  marcharon por las calles de la ciudad para exigir justicia por la muerte de la joven estudiante de prepa en la UAZ Cinthia Nayeli Vázquez, jóvenes y docentes que hablaron en un mitin en plaza de armas… Y nadie del gobierno se dignó salir a hablar con ellos.
Esta indignación social, detonada por el hallazgo el viernes de la semana pasada de Cinthia Nayeli ultrajada, asesinada y arrojada al arrollo orquídeas, cercano a Villas de Guadalupe, en Guadalupe Zac, ha desbordado el vaso de la indignación de los Zacatecanos, ante la indiferencia, la ineptitud e indolencia de las autoridades por la enorme cantidad y crueldad de hechos violentos contra la sociedad que se han sucedido este último año en el estado, el sello distintivo de la administración del contador Tello.
Aun recordamos la comparecencia del procurador de justicia, en el marco de la simulación de rendición de cuentas que pretende ser una glosa, cuando reconoció que de enero a septiembre se han registrado 541 homicidios dolosos y 53 secuestros, incluso, admitieron que este último delito ha colocado a la entidad en los primeros lugares a nivel nacional, de acuerdo a estadística avalada por la Coordinación Nacional Antisecuestro, y que más que un ejercicio republicano de rendición de cuentas, solo resulto ser algo así como la lectura de la bitácora de actividades de las instituciones encargadas de la seguridad, sin hablar prácticamente nada de los resultados, que arrojan un saldo desastroso de dolor y muerte a miles de familias por la indolencia de autoridades.
Es claro que la inseguridad, de lo que no hemos querido hacer apología, es el principal y más sentido reclamo de los zacatecanos, y no podemos hacer caso omiso de las muchas veces que el titular del ejecutivo ha minimizado la situación, agravándose año con año desde la corrupta administración de Miguel Alonso, cuando Zacatecas “marchaba bien” en seguridad, según decía el corrupto MAR,  Tello, en su investidura como senador afirmaba que “No se sentía inseguro en Zacatecas”, o cuando calificaba de “percepciones” la cuestión de inseguridad.
Hoy, es un hecho tangible que este es muy probablemente el año más violento desde la toma de zacatecas según los datos duros; En lo que va del año hubo más muertos (Reconocidos oficialmente) que en los dos terremotos que devastaron el sur del país y el valle de México en septiembre, y que apenas hace dos meses, -con más de un año de retraso- presento su plan de seguridad, es decir, la irresponsabilidad y la indolencia total ante el más serio problema del estado.
Por ello, nos preguntamos: ¿para que han servido los 768 millones 440 mil 725 pesos que se destinaron en el presupuesto de egresos a la Secretaría de Seguridad Pública en este año? Cantidad muy superior al presupuesto anual total de Fresnillo, el municipio más grande del estado. Es injustificable que con un presupuesto así, vayan a la alza de manera sostenida los delitos considerados de alto impacto, como homicidios, robos, secuestros y extorsión, colocando a nuestro estado como uno de los más inseguros del país.
Y desde su escritorio, sin dar la cara a los jóvenes que reclamaron justicia en la plaza de Armas, solo ante una pequeña comisión de los manifestantes estudiantes y maestros… solo promesas: Que se hará justicia, que se encontraran a los culpables, que echara a andar un programa de prevención junto con el Programa de Estudios e Intervención para el Desarrollo Alternativo (Peida), tambien, que instalarían este martes una mesa de trabajo con el Rector de la UAZ para realizar protocolos de prevención, así como filtros de seguridad en los Campus, promover denuncias por narcomenudeo, generar talleres de no violencia, una operación carrusel para transportar a los estudiantes, blindar espacios donde hay mucho tráfico de estudiantes, como el puente de la Unidad Académica de Derecho, o el de la Plaza Bicentenario y otros, además, a las organizaciones feministas, les dijo que está abierto a la declaratoria de alerta de género, y en fin, prometió y prometió…
El problema es que antes ya prometió, y no ha cumplido, y además se comprometió, (Con simulación de contrato) que si no cumplía se iría, y nada de eso ha sucedido, a pesar de que a un año del inicio de su administración los indicadores económico sociales, de seguridad, de desarrollo van en franca caída, y ante ello, ¿Podemos creer en las nuevas promesas de alguien que ya se acostumbró a no cumplir, a los miles de estudiantes que exigían justicia en plaza de armas? Vemos muy difícil eso frente la realidad de la incompetencia y la indolencia mostradas, las palabras así son muertas ante las 10 mil voces agraviadas exigiendo justicia.
Así como con los estudiantes, el resto de los sectores de la sociedad estan en las mismas condiciones, los comerciantes de diferentes sectores de Zacatecas-Guadalupe, agobiados por el cobro de piso, los pequeños y medianos comerciantes, empresarios, mujeres y hombres que acuden o regresan de sus trabajos por la madrugada, todos somos posibles blancos de la delincuencia organizada, de la violencia sin límite, y ante eso, que es una cruda realidad, no podemos aceptar simples promesas de quien no está acostumbrado a cumplirlas, por eso hemos sostenido que solo un nuevo régimen, progresista y sensible a las necesidades sociales puede resolver estos rezagos que siguen agudizándose con estos malos gobiernos, ¿seguiremos aguantando la indolencia, la mentira y la corrupción?

saulmonrealavila@hotmail.com

Sin comentarios

Publicar un comentario