¿Servirá de algo el sacrifico de alfil? - El Nopal
3100
post-template-default,single,single-post,postid-3100,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

¿Servirá de algo el sacrifico de alfil?

Ivonne Ortega
¿Servirá de algo el sacrifico de alfil?

Al darse a conocer la renuncia del último Procurador General de la República, el abogado Raúl Cervantes Andrade, recordamos el lío que se armó para la elección de quien será el primer Fiscal General y vino a la mente el vacío que queda en el gabinete del Presidente Enrique Peña Nieto.

La salida del abogado Raúl Cervantes, quien anduvo con pasos cautelosos pero firmes por el áspero camino de los asuntos heredados (Ayotzinapa y Odebrecht son de los más notorios), marca un cambio total de la partida política, pues no se puede olvidar que fue este tema el que detonó la conformación del Frente PAN-PRD-MC.

El paso de Cervantes por la PGR fue, sin duda, prudente, quizá con la idea de poder integrarse a una transición institucional, transición de la que, todo parece indicar, ya no será protagonista.

Es de reconocer que la salida del ahora ex Procurador General de la República viene a atemperar la tempestad política que podría representar el nombramiento del primer Fiscal General y que todas las fuerzas políticas representadas en el Legislativo Federal tienen el camino libre y el compromiso de presentar sus propuestas.

Lo que sigue es observar el comportamiento de esas fuerzas en las dos Cámaras, y si los candidatos que propongan se destacan por su autonomía, su rectitud y su acuciosidad en el cumplimiento del precepto de que nadie esté por encima de la ley.

Porque es momento de que los legisladores hagan a un lado los intereses de partido, de grupo o facciosos, que son la expresión más egoísta de la política, y aprovechen este momento, en el que se ha esfumado el motivo de su desencuentro, y se pongan a trabajar para elegir a una persona libre de influencias y compromisos partidarios.

También está por verse la acción del Ejecutivo Nacional, lo que hace, para que este sacrificio de alfil traiga consigo los frutos que todos esperamos y que la sociedad demanda urgentemente, que abra las perspectivas a un mejor momento nacional.

De la acción del Presidente depende en buena medida que las fuerzas representadas en las dos Cámaras se dediquen a lo que deben, es decir, cumplan con su razón de ser, y lo hagan para el bien de todos los mexicanos, no pensando en el provecho propio.
Pronto se sabrá si lo de Cervantes Andrade y su aspiración a la Fiscalía fue un asunto de fondo o de forma. Si se trató solamente del pretexto para una ruptura política. Si  el gobierno puede ser asertivo y proponer a candidatos idóneos.

Estamos por conocer la verdad acerca de si los opositores tienen o no voluntad para hacer lo que es mejor para la República, o si optan por lo que más conviene a sus proyectos políticos personales y de grupo.

Entonces responderemos a la pregunta que da título a esta reflexión y será el momento de decir si valió la pena el sacrificio del último procurador o no.

Lic. Ivonne Ortega Pacheco
Ex Gobernadora de Yucatán
Twitter: @ivonneOP    Facebook: Ivonne Aracelly Ortega Pacheco

Sin comentarios

Publicar un comentario