LA INEXORABLE E INEVITABLE MARCHA DE AMLO A LA PRESIDENCIA - El Nopal
3498
post-template-default,single,single-post,postid-3498,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

LA INEXORABLE E INEVITABLE MARCHA DE AMLO A LA PRESIDENCIA

LA INEXORABLE E INEVITABLE MARCHA DE AMLO A LA PRESIDENCIA
Saúl Monreal Ávila

No hay ataque contra Andres Manuel Lopez Obrador que no hayan previsto, escándalo en que no hayan hurgado, noticia que no hayan inventado y que pueda de repente surgir y hacer el milagro a sus adversarios o guerra sucia que no hayan puesto en marcha en medios pagados por  el régimen o redes sociales, y sin embargo… Andres Manuel sigue creciendo en intención de voto alcanzando cada día nuevos techos historicos. Es inexorable la marcha hacia su investidura presidencial.
De entrada y por partidos, Morena no para de crecer. Ha pasado de tener una preferencia tendencial de 16 por ciento en agosto de 2015 a promediar para diciembre pasado, 28 puntos porcentuales. Niveles a los que nunca llego a alcanzar ningún partido de la izquierda mexicana en toda su historia, y más aún, esos niveles de preferencia representan un voto blindado, voto que ha resistido todos tipos de misiles y torpedos contra AMLO, prácticamente garantizado a toda prueba. Desde 2015 Morena tiene un crecimiento sostenido, el PRI no logra disminuir sus mermas y la diáspora a otros partidos como MORENA, mientras el PAN baja, y bajará más, con los votos que le esta quitando Margarita Zavala como candidata independiente, pues su electorado natural es panista.
En los últimos 15 días, algunas de las más conocidas y serias empresas encuestadoras publicaron los siguientes resultados: Mitofsky publica en el diario “El Economista”: “Se disparan las malas opiniones sobre Meade; mejora la percepción sobre AMLO” señalando que a pesar de que sube el conocimiento sobre Meade como candidato Priista, tambien se le suman los negativos al representar al PRI en el proceso electoral, En otros medios da a conocer la misma empresa demoscópica que AMLO sube a 23.6%, Anaya también avanza a 20.4% y Meade cae a 18.2% , y que: “Por México al Frente” es la coalición preferida (23.1); le sigue Morena- PT (22.6%) y PRI-PVEM (21.4%).
En otras casas encuestadoras, la diferencia es abrumadora, de acuerdo con Parametría, la coalición “Juntos Haremos Historia”, integrada por Morena, PES y el PT, encabezada por Andrés Manuel López Obrador cuenta con el 42% de las preferencias. En segundo lugar se ubica la coalición “Por México al Frente”, integrada por el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano, que contarían con el 32% de la intención de voto.
Y en un lejano tercer lugar se encuentra la coalición que integra el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) junto con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza, registrada como “Meade Ciudadano Por México“, con el 26% de las preferencias de la ciudadanía.
En la encuesta nacional de El Universal y Buendía & Laredo, que fue levantada en vivienda del 19 al 25 de enero, pregunta a los ciudadanos por quién votarían si en este momento se realizaran las elecciones presidenciales, obteniendo 32 por ciento de las preferencias, seguido del precandidato de la coalición Morena-PT-PES, seguido del panista Ricardo Anaya Cortés, con 26 por ciento, y nuevamente, sin remontar el tercer lugar, continua sin crecer José Antonio Meade Kuribreña, de la coalición “Todos por México”, con un escaso 16 por ciento.
Estos resultados representan la tendencia generalizada de la opinión pública en estas encuestas durante esta etapa de precampañas, proporcionándonos una referencia, una fotografía de este momento o etapa del proceso a solo en 5 meses más de la jornada electoral, es muy significativo que estén sucediéndose por lo menos tres comportamientos en estas tendencias absolutamente decisivos para los resultados finales de las elecciones que se avecinan el primero de Julio: Primero, las preferencias a favor de AMLO no se han estancado, como muchos a favor del régimen lo han venido anunciando desde hace meses, antes  bien, ha continuado de manera sostenida el crecimiento de la confianza popular, alcanzando cada vez techos más altos, y esta tendencia continúa imparable, a despecho de algunos analistas.
Según el director de la encuestadora Buendía & Laredo, en declaración en el programa “Ciro Gómez Leyva por la Mañana” hace unos días, Andrés Manuel López Obrador seguía creciendo. Tiene 32% de preferencia bruta y 40% de preferencia efectiva, según explico, revelando que 21% de los votantes de Anaya y 25% de los votantes de Meade creen que López Obrador es el puntero y quien tiene más posibilidades de ganar en las elecciones del 1 de julio.
El segundo factor o comportamiento es que las campañas del miedo no estan afectando los resultados de estas encuestas como en procesos anteriores, como en el 2006, con la que todo recordamos de: “Un peligro para Mexico”, y a pesar de las campañas que se han echado a andar como la del intento de ligar a AMLO con el régimen Venezolano de Maduro, o la de ligarlo con los rusos, como está sucediendo en Puebla con llamadas telefónicas, intentando inducir miedo en la gente, esto no se ha visto reflejado en encuestas, antes bien, estan teniendo un efecto contrario fortaleciendo a Lopez Obrador, como se vio con la ya célebre “Andres Manuelovich”. Al parecer, el petate del muerto de los rusos, de los venezolanos o cualquier otro de la miríada de recursos desplegados en su contra estan fortaleciendo a AMLO en lugar de disminuirlo ante la opinión pública.
Finalmente, un tercer comportamiento de la opinión pública: Que López Obrador ya se instaló como el “candidato inevitable”, Hay un cúmulo de ideas, emociones y percepciones estableciéndose en la mente de la población durante los procesos electorales: “En 2006, AMLO era el candidato inevitable pero jugó muy fuerte el factor miedo. En 2012, ya no funcionó la campaña del miedo, pero por una suma de factores Peña Nieto pudo llegar a la posición de candidato inevitable”, según explican analistas. Ahora, estos dos elementos juegan en contra del régimen priista, no está funcionando la campaña de miedo u odio y el momentum ya se instaló en favor de López Obrador.
López Obrador es ahora inalcanzable, con una ventaja que no tuvo ni siquiera en su mejor momento del 2006, cuando quedo a medio punto porcentual del panista dipsómano Felipe Calderón, ya hemos escuchado todo lo que el poder tiene que decir en su contra, las redes sociales han roto el cerco de silencio en torno a AMLO, y muy difícilmente sucedería algo que cambie las percepciones sobre el PRI y el PAN en las semanas que quedan para la elección del 1 de Julio, ellos son los únicos que hace tiempo alcanzaron su techo que no rebasan. López Obrador sigue creciendo y de manera inexorable va a ser Presidente de México.
saulmonrealavila@hotmail.com

Sin comentarios

Publicar un comentario