Inicio Juan Carlos Girón Enríquez Los cambios de la 4T.

Los cambios de la 4T.

6
0

Los cambios de la 4T.
Por: Juan Carlos Girón Enriquez
Los seres humanos tendemos a cambiar, evolucionamos dicen. En ese sentido no debe sorprendernos los cambios en el gabinete del Presidente, sin embargo, ante tanta convicción y defensa a ultranza de los ideales de la 4T, si nos llama la atención la causa de las renuncias de varios de los funcionarios que a la fecha han dejado de formar parte del gobierno de AMLO.
Rumores de la irracionalidad con la que se toman las decisiones en esta administración, aunada a las declaraciones poco claras sobre ciertos personajes con privilegios, así como la falta de un hilo conductor que guíe las políticas públicas emprendidas por esta administración, aunado a los rumores de alterar la furia de gobiernos extranjeros son algunas de las causas que rodean las renuncias de varios funcionarios.
Pero no podemos simplemente dejarnos llevar por la corriente de rumores y dar todo por cierto, sino que se debe hacer una lectura integral de lo que ahora conmociona a nuestro país.
En primer lugar son dos los secretarios que han dejado su puesto, uno de ellos responsable del gasto público, lo que no es una responsabilidad menor, por el contrario, su renuncia puede impactar de grave manera la economía nacional. Y otro, mas bien otra, vinculada con un tema que está en el ojo del huracán por una de las mega obras de la presente administración como lo es el Tren Maya.
Entre los funcionarios que han renunciado, no podemos dejar de observar la vinculación que existe entre algunos de ellos y los temas controversiales de la 4T, tales como el subsecretario de turismo, cuyas funciones también están relacionadas con las mega obras, tanto el tren maya como el aeropuerto.
Por otro lado encontramos funcionarios relacionados con el tema de energía, dos de la CRE, uno de la CNH y uno subsecretario de energías renovables, temas por demás trascendentes en la presente administración, por la crisis de hidrocarburos, el desabasto de combustibles y las compras sin licitación de pipas al principio del sexenio.
Además encontramos algunos funcionarios relacionados con temas de seguridad, e investigaciones, que llaman la atención por la desatinada política pública en materia de seguridad que se ha implementado en la presente administración.
No menos importante resulta la renuncia del Comisionado del Instituto Nacional de Migración que dimite en un momento coyuntural de negociaciones frente a Estados Unidos, convencido de sus funciones y la defensa de los Derechos Humanos de los Migrantes, su postura parece contraria a la postura del presidente.
Otra de las renuncias significativas es la del Director General del IMSS, quien congruente con su compromiso con la salud, renuncia a su puesto por no poder desempeñar sus funciones de manera adecuada, es uno de los muchos que denuncia la intromisión de intereses no muy públicos en temas que no se deberían de politizar como la salud y los medicamentos para los mexicanos.
Para nadie ha sido un secreto la denuncia callada de los que renuncian de que sigue habiendo una clase privilegiada, un sector político que es quien toma las decisiones y que éstas decisiones no siempre son las más acertadas.
Será momento para que reflexionemos que no se van porque no pueden con el cargo, sino porque no los dejan hacer su trabajo. Síntoma de centralismo, autoritarismo o incapacidad. Esta por verse.