Inicio Aquiles González Navarro LOS SALARIOS DE LA BUROCRACIA, LA INEQUIDAD Y EL LLAMADO DE...

LOS SALARIOS DE LA BUROCRACIA, LA INEQUIDAD Y EL LLAMADO DE TELLO.

139
0

LOS SALARIOS DE LA BUROCRACIA, LA INEQUIDAD  Y EL LLAMADO DE TELLO.
Aquiles González Navarro

No actualizado, en diversas colaboraciones había venido afirmando en este diario, que los diputados locales recibían por concepto de dieta, bonos y “herramientas legislativas”, la cantidad de $320, mil pesos mensuales. Sin embargo, la última información proporcionada por quien, parece que se perfila como “el legislador sin legislatura”, Luis Medina Lizalde, “El Oso”, resulta que los diputados reciben, cada uno,  un total de ¡$ 385 mil pesos mensuales!
$385 mil pesos mensuales, significan $12,833 pesos diarios o bien, $4 millones 620 mil pesos anuales.
Un profesor de tiempo completo de la Universidad Autónoma de Zacatecas, nivel profesional percibe entre $26 mil a $ 30 mil por mes. Que son 866 por día a $ Un mil, o bien $ 312mil a 360 mil anuales.
Un agente del ministerio público de la Federación recibe entre $30 mil a $40 mil pesos mensuales, lo que significa: $ de un mil pesos diarios a $ 1,300  o, bien, de 365 mil a $474 mil quinientos pesos anuales.
Un agente del ministerio público local, percibe $ 13 mil pesos mensuales (el equivalente a lo que recibe un diputado por día), lo que significa $ 433 pesos diarios o bien, $156 mil pesos anuales.
Un profesor de educación primaria dependiente de la SEP, recibe entre $4mil a $ 12 mil pesos mensuales, lo que viene a ser de: $ 133 pesos diarios hasta $ 400 pesos. O bien de $48 mil a $ 144 mil  anuales.
En tanto que un juez de primera instancia percibe, libre de impuesto, $ 28 mil pesos mensuales, que equivalen a $ 933 pesos diarios, o bien $340 mil pesos anuales.
Un obrero, en salario mínimo gana $ 2mil 190 pesos mensuales que equivalen a $ 73 pesos diarios, o sea $ 26 mil 280 pesos anuales.
Es por ello, por esta disparidad generada por los oportunistas y por muchos vividores, que se hace necesario instaurar a nivel nacional y local la Ley de Tabulador General de Sueldos en los tres niveles del gobierno y en los tres poderes, incluyendo al judicial.
Esta situación obligó y motivó al Gobernador Alejandro Tello, a salirse del protocolo para pedir a la Legislatura local, la revisión de sus prerrogativas económicas.
Por situaciones como ésta, Ikram Antaki dijo: “Los mexicanos no son pobres. Con una tierra como esta, nadie es pobre. Su particularidad ha sido inventar la injusticia antes que la pobreza; así, esta última fue hija de la primera, no al revés”.
Y, sigue diciendo: “El gran derrotado de este sistema era el espíritu, la inteligencia laboriosa y austera, constructora y rigurosa. El gran vencedor era el campo de la ligereza, la idiotez simpática. Nadie parecía querer protestar contra el cretinismo triunfantemente esparcido, como si temieran  mostrar algún elitismo y prefirieran callar frente a la risa hueca, el discurso vacío, la tontería perentoria y la ignorancia feliz…la anécdota se promovió al rango de logro nacional y la liviandad  se volvió sinónimo de felicidad. ¿Cuál es este misterio que ordena las recesiones?, ¿en que lo mejor sea vencido por lo peor y lo valioso se encorve frente a lo despreciable? ¿Cuál es el enigma de este pueblo que parece llevar entre las costuras de su alma la fatalidad de su decadencia?
Todo esto dice Antaki en, “El pueblo que no quería crecer”.
Y, no faltará algún diputado que defienda más de doscientos mil pesos mensuales (que no invierte en su función) para “herramientas legislativas”, cuando la única herramienta legislativa válida de un legislador debe ser el cerebro y, no más.
Y, no faltará algún diputado que defienda más de cien mil pesos (que se embolsa) para gestión social. Entonces no comprende la esencia de un gestor frente a los órganos del poder público, confundiendo la gestión con la dádiva y esta con la mendicidad selectiva.

Y falta que sean aclarados los desórdenes financieros de la pasada legislatura: el perdón y olvido de sus resarcitorios, el recibo de bonos por voto al interés del gobernador y, desde luego los asuntos que poco a poco van saliendo a la luz, como el vergonzoso caso de la compra-venta de autos al corporativo  automotriz que benefició a  uno de los diputados y a sus socios de manera más que real.