Skip to main content

La última de elecciones.
Por: Juan Carlos Girón Enriquez

Disculpen la insistencia, pero no debemos cansarnos de repetir que es momento de votar con la cabeza, no con el hígado.
El proceso electoral de hace 3 años fue, precisamente, un proceso visceral, en que el rencor, la desesperación, el odio se impusieron en el discurso y se trasladó a la boleta electoral. Pero los mexicanos hemos pagado caro ese rencor, porque a tres años de distancia nos podemos dar cuenta de que nada que nos prometieron ha pasado, pero si ha crecido el odio, la división, la pobreza en México.
Este es momento de pesos y contrapesos, es la oportunidad de que apoyemos a los candidatos a legisladores de la oposición, para que el Congreso de la Unión y los Congresos Locales sean verdaderos contrapesos del Ejecutivo Federal, porque solo así se sustentan las democracias fuertes, con equilibrios de poder.
Es momento de votar con la cabeza, con un compromiso real por nuestro país no por personas, no por mesías ni aspirantes de dictador, sino por un proyecto de nación mexicana que permita a los mexicanos vivir en un país que nos ofrezca las oportunidades que merecemos todos, no que nos mantenga callados, divididos, separados y olvidados.
México es un gran país, en donde la riqueza natural se desaprovecha, un lugar en donde la creatividad es parte de nuestro código genético, un espacio de oportunidades, el problema es que todo eso se pierde por darle de comer al pueblo, en lugar de darle oportunidades para que solos generen su propio alimento.
Estas elecciones, pensemos en el México en el que queremos que vivan nuestros hijos, nuestros nietos, no en uno dividido, no en uno en el que no se puedan expresar, no en uno en el que para recibir apoyos del gobierno tengan que dejar de estudiar o trabajar o tengan que esperar a hacerse viejos, no en país en el que no hay medicamento y se aprovechan las pandemias para favorecer a un partido político.
No López, no todo estaba mal en México, había un sistema de salud en el que los niños con cáncer recibían sus quimioterapias, en donde se becaba a los jóvenes de buenos promedios, en el que se apoyaba a los investigadores y científicos objetivos, en el que los medios de comunicación podían expresarse libremente sin que los llamaran chayoteros y vendidos. Porque vivíamos en un país con muchos defectos si, pero también con muchas virtudes que ahora solo tu que estas en el poder estas aprovechando y todos los demás hemos perdido.
Porque México era de los mexicanos y ahora parece ser solo de unos cuantos que están de acuerdo contigo, porque antes los mexicanos podíamos ser empresarios o empleados, pero no nos odiábamos y ahora ganar mucho parece un delito y ser pobre parece ser lo mejor para estar bien contigo. No López, ese no es el México en el que queremos ver a nuestros hijos y nietos crecer.
Por eso reflexionemos nuestro voto, pensemos en el futuro, no nos dejemos llevar por afirmaciones sin fundamento y promesas incumplibles. México puede llegar hasta donde los mexicanos queramos, siempre y cuando siga existiendo equilibrio de poderes y esa decisión está ahora en nuestras manos.
El 6 de junio se define el futuro de Zacatecas y de México, por eso la ciudadanía debemos dar muestra de compromiso social asistiendo a votar, porque solo así podemos exigir a nuestros representantes que hagan lo que el pueblo les mandate hacer.

Docente Investigador de la Unidad Académica de Derecho de la Universidad Autónoma de Zacatecas. E-mail: giron705@hotmail.com

Acerca El Nopal